Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

San Salvador o la Transfiguración de Miralpeix

Desde Capella en dirección a Laguarres, justo pasado el puente sobre el Isábena, sale a la derecha una pista. A los cien metros hay que desviar a la izquierda por otra pista en ascenso y que se inicia en dirección contraria para poco más arriba volver a girar en dirección a la ermita, que se halla entre campos de cultivo. Sus coordenadas UTM son: 31 T 0287724 y 4675583.

Es un edificio de una nave encabezado por un ábside semicircular.

La nave está cubierta con bóveda de cañón muy ligeramente apuntada. La cubierta exterior es de losas, tanto en la nave como en el ábside.

El ábside, cubierto con bóveda de cuarto de esfera, se cierra en doble gradación.

Desde el sudeste

El ábside y la parte de la nave cercana a él están sobreelevados con respecto al resto de la nave.

En el interior se aprecian restos del enlucido que la debió cubrir, pudiéndose ver aún algún fragmento de pinturas formando curvas en el muro sur.

En los muros de la nave hay pequeños nichos cuadrados: seis en el muro sur y dos en el norte. Al lado del ábside hay una hornacina de arco de medio punto vaciada en el muro norte. En el ábside hay dos nichos: uno en el arco presbiterial al lado del evangelio y otro a más baja altura en el lado de la epístola.

A la derecha de la entrada se adivina el lugar que debía ocupar la pila de agua bendita.

Interior

El aparejo es irregular. Los ángulos de la fachada oeste están realizados con grandes piedras, algunas de ellas trabajadas, posiblemente fruto de reformas posteriores.

Hay una ventana aspillera en el ábside, cerrada al exterior por una pequeña piedra tosca en la que se ha vaciado un arquito de medio punto, tal como se ven a veces en estas obras rurales, que recuerdan formas vistas en edificios importantes.

Ventana del ábside

Otra ventana aspillera, con derrame al interior, aparece en el muro sur, cerca de la cabecera.

El acceso está al oeste y está formado por jambas bien trabajadas y grandes dovelas. Posiblemente sea obra del siglo XVI o XVII. Actualmente queda a un nivel superior del campo que la rodea. En el interior aún está la viga de madera donde encajaba la puerta desaparecida. Sobre la puerta hay una ventana monolítica de medio punto de doble derrame.

Portada

El ábside, el muro norte y la cubierta están cubiertos de hiedra, que amenaza con arruinar el edificio, pero que también sirve de momento para conjuntar los sillares.

La parte primitiva de la ermita habría que datarla en el siglo XII.

Al parecer, Miralpeix fue un pequeño núcleo habitado, documentado el siglo XIV y citado como caserío aún en el siglo XIX.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 272-274.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 356-357.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 244-245.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: