Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

San Esteban de Puy de Cinca

A Puy de Cinca se puede llegar por pista desde San Martín, pero a pie pues la pista está cerrada con una cadena. El recorrido es largo y en constante bajada, por eso la dificultad hay que suponerla para el regreso. Otras dos pistas llegan a Puy de Cinca, una nueva que parte de la que va a San Martín desde el sur y otra desde Aldea de Puy de Cinca. Ambas están cerradas también con cadenas. También puede irse, en poco más de dos horas, desde Secastilla por el PR-HU 77, cuyo último tramo coincide parcialmente con la pista que viene de San Martín, unida antes a la más moderna ya citada. La iglesia parroquial de San Esteban se halla a la entrada de la población. Las coordenadas UTM de la iglesia son: 31 T 0272708 y 4678261.

Puy de Cinca es un pueblo cuyos últimos habitantes lo tuvieron que dejar a finales de los años sesenta del siglo XX debido a la construcción del embalse de El Grado. La expoliación sufrida, que no ha respetado ni las tumbas, lo ha dejado en un estado lamentable. Poco falta para que desaparezca cualquier resto.

La iglesia de San Esteban es una muestra más de edificio arruinado.

Esta iglesia ha sufrido múltiples transformaciones a lo largo de los siglos. Sólo la nave central y el ábside corresponderían al románico tardío.

Iglesia de tres naves. La central, cubierta con bóveda de cañón apuntada y dividida en cuatro tramos, está hundida en su tramo más occidental. Las laterales se cubren con bóveda de crucería y están divididas también en cuatro tramos. Las naves se comunican mediante grandes arcos de medio punto. A cada lado hay tres capillas, la capilla sur más cercana al presbiterio fue la de mejor factura en época gótica y aún conserva las nervaduras.

Tanto la nave central como las capillas laterales están decoradas con molduras y cornisas de yeso.

Nave central

El ábside semicircular está oculto interiormente por una pared de ladrillo, actualmente medio caída, pero era accesible a través de la sacristía. En él se abre una ventana de medio punto. Acaba en un alero biselado bajo la cubierta. Se aprecian perfectamente en su aparejo dos fases constructivas.

Ábside

La portada es neoclásica  con frontón y pilastras estriadas en los laterales. Está derruida su parte superior central, quizás para arrancar algún emblema. Un pórtico cubierto con bóveda de cañón y al que se accede por un gran arco de medio punto protege la portada.

Portada

Cruzado el pórtico una escalera a la derecha asciende al coro, el cual amenaza inminente ruina, lo que, unido al estado de la bóveda, hace peligrosísimo el acceso al interior de la iglesia.

Entrada a la nave bajo el coro

Al sur del ábside está la sacristía, sobre la cual se levanta el campanario-torre cuadrangular de cuatro cuerpos, separados por cornisas. En su parte superior tiene ventanas de medio punto para las campanas, dos en la cara sur y una en cada una de las otras caras. En los ángulos, tenía unas sencillas gárgolas cilíndricas de las que se conserva alguna. El campanario está partido por un rayo y amenaza caer en cualquier momento.

Campanario

 El interior está completamente enyesado y pintado. Las pinturas son de estilo popular y algunas eran de aceptable cualidad, posiblemente del XVIII. La bóveda de la nave central estaba pintada imitando lunetos, de lo cual casi no se conserva nada.

El aparejo del ábside es de sillares bien escuadrados, mucho más pequeños y de piedra más clara en la parte superior. El resto del aparejo es de mampostería con cantoneras. Las cubiertas son de losas y en algún tramo de tejas sobre cornisa cerámica.

Como he comentado la parte original románica cabría fecharla en el siglo XIII La estructura de las naves y bóvedas, así como el campanario datarían de los siglos XVI o XVII y toda la decoración, el coro, el pórtico y la portada del XVIII.

Una cruz procesional en plata del siglo XVII, procedente de esta iglesia, se guarda en el Museo Diocesano de Barbastro. Esta cruz encabezaba la romería que el lunes de Pentecostés realizaban los pueblos de Secastilla, Clamosa, La Penilla, Panillo y Puy de Cinca a la ermita de San Martín, cada uno con su respectiva cruz procesional.

El recinto del cementerio, con portada en ladrillo a poniente y bastante amplio, rodea la iglesia por el sur y el oeste. En esa misma zona, a poniente de la iglesia debió estar situado el castillo del que aún quedaban restos en 1860.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. II, Cuencas del Ésera y Cinca, Librería General S.A., 2001, p. 59-62.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 260-261.

Comentarios en: "SECASTILLA. SAN ESTEBAN DE PUY DE CINCA" (1)

  1. Torres Raso Pilar dijo:

    Yo he sido bautizada en la iglesia de San Estevan, y la primera comunion la tome en la Virgen del Romeral al igual que todos los que nacimos en Puy de Cinca.ver este reportage me produce una inmensa tritesteza y al mismo tiempo mucho agradecimiento a las perso nas que lo han hecho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: