Relatos de viajes, excursiones y más.

ALMERÍA

El día 19 de noviembre decidimos emprender viaje en dirección a Andalucía, dispuestos a pasar una semana en un hotel de Roquetas de Mar. Pese a ser un viaje del IMSERSO, nosotros, como hacemos habitualmente, nos trasladamos en vehículo propio a fin de gozar de mayor libertad de movimientos.

Como la distancia es considerable decidimos parar en Elche a pasar la noche. Hacía años que no visitamos el fantástico palmeral. Desgraciadamente, continúan las intensas fumigaciones con el fin de acabar con la plaga del picudo rojo que amenaza la supervivencia de las palmeras.

Ir a la basílica de Santa María es imprescindible en toda visita a la ciudad.

Basílica de Santa María

Contemplar el interior de la basílica rememora inmediatamente la representación de “Lo Misteri d’Elig” que tiene lugar año tras año los días 14 y 15 de agosto.

Interior de la basílica

No olvidamos pasar junto a la torre de la Calahorra.

Torre de la Calahorra

Lo que sí olvidamos fue cenar en el centro, y en las proximidades del hotel no fue posible tomar un “arròs amb costra”. ¡Otra vez será!

El día siguiente, a media mañana, llegábamos a Roquetas de Mar, al hotel “Don Ángel”, acogedor y familiar donde pasamos una agradable semana.

Hotel “Don Ángel”

Tiene lugares Roquetas para dar agradables caminatas. El Paseo Marítimo conduce al puerto pesquero y deportivo.

Paseo Marítimo

Puerto

Poco más allá del puerto está el castillo de Santa Bárbara, reconstruido y actualmente centro de exposiciones.

Castillo de Santa Bárbara

Destinamos un día a la visita de la ciudad de Almería. Ha cambiado mucho con los años, pero no puede decirse que su desarrollo urbanístico haya sido ejemplar.

Iniciamos el recorrdio en la Plaza de la Constitución donde se halla una oficina de información turística.

Plaza de la Constitución

Continuamos con la catedral, su claustro y su pequeño museo.

Catedral

Claustro

Catedral. Altar Mayor

La catedral, gótica del XVI con muchas modificaciones posteriores, combinó su uso religioso con el militar, jugando un papel importante en la defensa de la ciudad frente a las incursiones de los piratas berberiscos. En la fotografía siguiente se puede apreciar este papel.

Lo más sobresaliente de la ciudad es la Alcazaba, no sólo por su valor monumental sino también por sus vistas sobre la ciudad y la bahía, ésa a la que cantaba Manolo Escobar.

Entre la vegetación que hallamos en el ascenso a la Alcazaba destacan las espléndidas chumberas cargadas de frutos.

Chumbera

Accedemos por la puerta de la Justicia.

Puerta de la Justicia

Muchos espacios en el interior de los tres recintos que componen la Alcazaba están ajardinados haciendo más agradable y fresca la visita.

Rato estuvimos recreando la vista sobre las murallas del cerro de San Cristóbal.

Murallas del Cerro de San Cristóbal

Prosiguen las excavaciones en el recinto superior.

Dejamos Almería tras un paseo por su zona moderna y comercial.

Rambla de Almería

Aunque no hacía tantos años que no habíamos estado, nos pareció interesante realizar una excursión a Guadix.

Los paisajes desérticos del trayecto ya son particularmente atractivos, pero llegar a las cercanías de Sierra Nevada y observar la nieve a pocos kilómetros de donde ibamos en ropa veraniega es una emoción añadida.

Guadix tiene como monumento más representativo su catedral. Con el museo incorporado y pudiéndola seguir en audioguía, todo ello añadido a la ambilidad del personal, la encontramos magnífica.

Catedral de Guadix

No se finalizó el proyecto de Diego de Siloé y en sus naves se fusionan los estilos gótico y renacentista, sin olvidar los añadidos barrocos más manifiestos sobre todo en la fachada exterior.

Coro

Durante la visita me llamaron mucho la atención las obras de un imaginero que era para mí desconocido: Torcuato Ruiz del Peral. Aquí va una fotografía de la excepcional Magdalena ubicada en el Museo de la catedral.

La Magdalena de Ruiz del Peral

No se puede abandonar Guadix sin una visita al barrio de las Cuevas. Cmo en muchas otras ciudades del sur de España el habitaje en cuevas ha sido una constante que ha perdurado a la largo de los siglos. en Guadix hay muchas, aunque la mayoría han experimentado obras de ampliación de la vivienda hacia el exterior.

Desde el barrio de las Cuevas se divisa bien la Alcazaba.

Alcazaba de Guadix

De Guadix a la Calahorra a echar un vistazo a su castillo renacentista con un cierto aire italianizante.

Castillo de la Calahorra

Desde La Calhorra el Mulhacén y Sierra Nevada constituyen un muro que parece cerrar cualquier salida hacia el sur.

Después de comer en Gérgal (por cierto, muy bien, en lo que debe ser el único restaurante del pueblo) paramos un momento en el desierto de Tabernas, en uno de los poblados del oeste donde se rodaron hace años muchos “spaghetti westner” y que los fines de semana y en verano frecuentan turistas con ganas de emular a indios y vaqueros.

El día siguiente fuimos a Nerja. Por el camino, plásticos y más plásticos de los inmensos invernaderos que han dado la riqueza a toda la zona.

Ya en Nerja, tras tomar fotos en el balcón de Europa, nos acercamos al parque dedicado a la serie “Verano Azul”.

En el parque conservan el barco de la serie.

“La Dorada” de Verano Azul

Subiendo después hacia las cuevas se obtienen buenas vistas del interesante acueducto del Águila.

Acueducto del Águila

El atractivo fundamental de Nerja son sus cuevas de estalactitas y estalagmitas. Para mí no están entre las mejores. En la misma Andalucía me gusta mucho más la Gruta de las Maravillas de Aracena, pero el mundo subterráneo siempre tiene su encanto.

Cueva de Nerja

Cueva de Nerja

Como aún teníamos días y tiempo no nos podíamos dejar perder la visita al Cabo de Gata. Para nosotros una completa novedad. El día no acompañó demasiado sobre todo por la bruma.

La primera parada fue en el pintoresco pueblecito de San José.

San José

Sus playas estaban muy dañadas a raíz de los temporales de días pasados.

San José

Seguimos contemplando los paisajes volcánicos de la zona hasta llegar a Rodalquilar, pueblo minero abandonado que me recordó mis manuales escolares donde aparecía como el único lugar de España de donde se extraía oro.

Rodalquilar

La última visita fue al Cabo de Gata y su faro.

Cabo de Gata

El paisaje del Cabo de Gata es volcánico. Duro y reseco. Su atractivo radica precisamente en ello.

Antes de irnos de Roquetas hicimos una visita a la plaza de toros y a su museo taurino. Pueblo (hoy ciudad) de tradición taurina tiene una gran plaza en la que se realizan notables corridas. El museo, entre otras cosas, contiene una muy interesnate colección de pinturas sobre el tema de la tauromáquia.

Como en todo viaje bien acaba si se regresa, por consiguiente emprendimos el día 27 el trayecto de vuelta, pernoctando una noche en Salou para llegar descansados a casa.

Comentarios en: "ALMERÍA" (1)

  1. nieves mur dijo:

    GRACIAS POR COMPARTIR VUESTRO VIAJE . ES UNA ZONA QUE DESEO VISITAR EN BREVE.
    SALUDOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: