Relatos de viajes, excursiones y más.

Santos Justo y Pastor de Fals

Debajo del castillo, al noroeste de éste. Las coordenadas UTM son 31 T 0298356 y 4663974.

CIMG8769

El estado de la iglesia es de completa ruina, con la bóveda hundida y casi todos sus sillares expoliados.

CIMG8802

Iglesia de una nave cubierta con bóveda de cañón, encabezada por un ábside circular del que sólo quedan restos. Hace unos años era algo más visible.

Ábside en 2003

El interior está lleno de derribos de las bóvedas hundidas y arbustos que han crecido entre ellos formando un auténtico bosque. Aunque parezca imposible la siguiente fotografía es del interior de la nave.

CIMG8793

En el muro oeste, el mejor conservado, la portada, ventana y resto de decoración fueron trasladadas a Tolva por el párroco el siglo XIX –ya Villanueva comenta esta intención-.

Muro oeste

Sólo queda en el lado sur una ménsula con el arranque de dos arcuaciones.

Ménsula

Se conservan la mayoría de los sillares exteriores, al interior sólo los más altos. En el ángulo noroeste hay un contrafuerte y restos de otro similar en el ángulo sudoeste.

En el muro sur  hay un nicho cuyo interior está formado con sillares cuadrados bien pulimentados.

Nicho en muro sur

Queda buena parte de los muros laterales norte y sur, si bien han desaparecido la mayoría de los sillares que los cubrían, tanto interior como exteriormente, quedando sólo los cascotes del relleno. Únicamente en el muro norte, hacia el frontis, quedan unas cuantas hiladas, con sillares más grandes hacia la base.

Quedan algunos agujeros de andamiaje en ambos muros laterales.

Lo poco que queda del aparejo original permite ver una estructura de  sillares bien escuadrados.

Por lo que queda de este edificio más los elementos trasladados a Tolva, puede fecharse ya avanzado el siglo XII, o quizás incluso ya en el XIII.

Madoz, a mediados del siglo XIX, aún la denomina “magnífica iglesia”. Por los comentarios de él y Villanueva aún debía tener la bóveda.

Los restos permiten ver que llegó a ser importante. Tuvo una comunidad de canónigos regulares regida por un abad, pero en 1161 quedó subordinada al prior de Roda. También perteneció a la Orden del Hospital.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 73-75.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 488-492.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 215-218.

VILLANUEVA I ASTENGO, JAIME: Viaje literario a las iglesias de España, vol. XV, Madrid, 1851, p. 128-129.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: