Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

San Cristóbal de Abenozas

Abenozas está formado por dos núcleos. Siguiendo durante 1,3 Km la pista que sigue hacia arriba desde Torruella se llega a Abenozas de Abajo con aún una casa habitada. Quinientos metros más allá, siempre subiendo, está Abenozas de Arriba, completamente deshabitado y donde está la iglesia parroquial. Coordenadas UTM: 31 T 287675 y 4687912.

Iglesia de una nave y cabecera plana.

SCristóbal6

El acceso se efectúa por una pequeña puerta, dovelada al exterior y adintelada interiormente, que se abre en el centro de la nave, en el muro sur. Hay que subir dos peldaños para acceder a la puerta. A la derecha de la puerta se nota el lugar de donde fue arrancada la pila de agua bendita. Esta puerta posiblemente era precedida de un pórtico pues aún se conserva uno de los pilares que lo sostenían y se aprecian los encajes en la pared.

Portada

Portada

Nave y presbiterio están cubiertos con bóveda de cañón. Un arco de medio punto demarca el acceso al presbiterio y hay otro arco similar adosado a la cabecera que hace pensar a Iglesias en un ábside semicircular desaparecido, lo que no parece posible vista la estructura del muro al exterior, sobre todo en el zócalo. La bóveda de la nave arranca directamente de los muros laterales, no así la del presbiterio que lo hace de una sencilla imposta.

El presbiterio está un peldaño más elevado que la nave. Se ilumina con una ventana de doble derrame de medio punto abierta en el muro sur, de la que ha sido arrancada la arcada monolítica que la cerraba exteriormente. En el muro norte tiene un amplio nicho cuadrangular, por el tipo de sillares que lo forman contemporáneo a la puerta de la sacristía. Se conserva el altar.

Interior

Interior

En el lado norte hay añadida una capilla, accesible por un arco de medio punto y cubierta con bóveda de cañón. Conserva parcialmente el altar.

Capilla norte

Capilla norte

En el mismo muro, a continuación de esta capilla, pero ya en el presbiterio, está la sacristía, accesible a través de una puerta con el dintel y las jambas moldurados de estilo renacentista; esta sacristía está cubierta con bóveda de cañón paralela a la de la nave. Se iluminaba con una ventana abierta al este, cuya estructura no es posible adivinar ya que actualmente es sólo un agujero en el muro.

En el muro sur, a la derecha de la puerta de entrada hay una hornacina de medio punto vaciada en el muro, que probablemente sirvió también como capilla.

Hornacina en muro sur

Hornacina en muro sur

Todo el interior está enlucido y pintado en tonos azules imitando sillares, aunque la pintura ha caído en muchos lugares. En el arco de acceso al ábside se lee la fecha de 1827, que debe corresponder a la época en que se pintó y se realizaron las últimas reformas.

SCristóbal interior bóveda

El suelo está completamente enlosado con baldosas rojizas, probablemente del siglo XIX. En el centro están perfectamente señalizadas dos tumbas sin inscripciones de ningún tipo.

A los pies está el coro de madera, accesible por una escalera también de madera, que sube junto al muro del evangelio. En el muro opuesto hay un depósito semicircular, que en mi primera visita aún conservaba la tapa de madera, y que quizás se usó como pila bautismal.

Interior hacia los pies

Interior hacia los pies

En el muro oeste, bajo el coro, hay otra puerta similar a la de entrada, tabicada. Su acceso interior quedaba tapado por el confesionario. Encima de esta puerta hay una ventana rectangular, que ilumina el coro.

SCristóbal puertaW

Portada cegada en muro oeste

Al oeste se levanta, sobre el frontis, el campanario de espadaña de doble ojo, que forma parte de una torre en la que también se abre una ventana de medio punto al sur y una aspillera en el este.

SCristóbal7

Entre los dos ojos de la espadaña se lee la fecha 1627, que debe corresponder a la construcción del campanario y posiblemente a diversas reformas como la construcción de la sacristía y la capilla norte.

Espadaña. Detalle

Espadaña. Detalle

El aparejo es de sillares bien escodados sin pulir. La única decoración de los muros es el zócalo biselado que se extiende por el muro de la cabecera.

Aparejo de la cabecera y zócalo

Aparejo de la cabecera y zócalo

En los ángulos de la fachada oeste y en el muro sur, a la altura del acceso al presbiterio, están reforzados los muros mediante una ampliación de su grosor a modo de contrafuertes. La cubierta exterior es de losas.

SCristóbal3

La parte del muro norte situada entre la fachada y la capilla lateral está oculta exteriormente por el nivel del terreno. Desde el interior parece que hay algún espacio hueco que podría corresponder a alguna dependencia desaparecida.

Cabe fechar el origen de esta iglesia en el románico tardío, ya avanzado el siglo XII. El edificio muestra reformas renacentistas y del siglo XIX.

Abenozas fue señorío de los Bardaxí de Graus.

El cementerio rodeaba la iglesia por el oeste, estando su entrada en el ángulo sudoeste, de un modo muy similar a muchas otras iglesias de la zona, debiendo ser atravesado para acceder a la iglesia mientras se utilizó como entrada la puerta oeste, hoy tapiada.

Es una lástima que esta iglesia no merezca la atención de nadie. Con poco esfuerzo podría quedar en condiciones de durar muchos años. En cambio ahora está en completo abandono y es víctima de todo tipo de salvajadas. En una de mis visitas pude ver que se debió usar para celebrar alguna comilona: había restos de una hoguera en la capilla norte y toda la nave estaba llena de huesos, con mayoría de cráneos de cordero, absolutamente limpios pues al no poderse ajustar la puerta las alimañas entran libremente en la iglesia. La tapa del depósito de debajo del coro había sido arrancada y tirada al exterior.

SCristóbal

Poco más arriba de la iglesia, en un pequeño cerro, debió situarse el castillo que dio origen al lugar.

Emplazamiento del castillo

Emplazamiento del castillo

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. II, Cuencas del Ésera y Cinca, Librería General S.A., 2001, p. 177-179.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 535-536.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo I, Prames, Zaragoza, 2003, p. 80-81.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: