Relatos de viajes, excursiones y más.

San Martín de Torruella

Antes de llegar a la Puebla de Fantova, sale una carretera hacia la izquierda señalizada Centenera. Recorridos dos kilómetros, parte una pista a la derecha, en aceptable estado excepto los tramos con más desnivel, que conduce al despoblado de Torruella en cinco kilómetros y medio más. Las coordenadas UTM de la iglesia son: 31 T 287437 y 4687085.

Un antiguo camino desde el este rodea la iglesia por el norte. Al oeste de la misma unas escaleras acceden al cementerio situado al noroeste, y a través de él se llega al interior.

SMartín desdeW1

SMartín desdeSE

La iglesia está en ruinas, habiéndose hundido la bóveda y la parte norte del ábside.

Es una iglesia de una nave con dos capillas laterales y un ábside semicircular de estilo lombardo.

El acceso se efectúa a través de una pequeña puerta dovelada de medio punto, con dintel de madera al interior, situada en el muro oeste. Encima de la puerta se abre una ventana de arco de medio punto de doble derrame.

Portada

Portada

Esta puerta está precedida de un pórtico, actualmente hundido, al que se entra desde el cementerio a través de una puerta de arco apuntado. También tenía este pórtico una puerta que daba al norte, actualmente tabicada.

San Martín desde el oeste

San Martín desde el oeste

La bóveda, de la que sólo se conserva el arranque y un pequeño fragmento al oeste, era reforzada por dos arcos fajones, uno en la entrada y otro en el centro de la nave. El primero arranca directamente desde el suelo, el otro desde pilastras que sostienen capiteles biselados. Otro arco de acceso al ábside arranca también de pilastras con capitel. Esta bóveda de cañón no creo fuese apuntada por la fecha de construcción que cabe situar en un avanzado románico lombardo de principios del siglo XII.

Interior

Interior

Hay restos de una cornisa de época moderna, que seguía la nave a nivel del arranque de la bóveda, construida con yeso. La mayoría de las piedras que componían la bóveda eran toscas, que técnicamente permitían reducir el peso.

Los muros conservan en algún fragmento el enlucido y pinturas sin interés, que datan de época reciente.

Sobre la puerta de entrada se levantaba el coro, completamente hundido, del que sólo se conservan la escalera de acceso a la derecha de la entrada. A la izquierda parece que fue arrancada una pila. Algunos energúmenos han pintarrajeado la zona como han hecho en otras ermitas cercanas.

Interior hacia los pies (antes de pintarrajearlo)

Interior hacia los pies (antes de pintarrajearlo)

Interior hacia los pies actualmente

Interior hacia los pies actualmente

Justo antes de llegar al arco presbiterial hay una capilla a cada lado, cubiertas ambas con bóveda de cañón. Conservan completamente sus bóvedas y, aunque deteriorados, sus altares.

Capilla norte

Capilla norte

Capilla sur

Capilla sur

El ábside está hundido en su mayor parte. Parece que no hace muchos años, indudablemente menos que la bóveda, pues la vegetación aún no ha cubierto sus restos. Conserva sólo la base al norte y el centro. Se aprecia parte de la imposta biselada que lo recorría. Al sur hay un nicho cuadrado y en el centro aún se conserva un armario de obra.

Interior del ábside

Interior del ábside

Al sur del ábside estaba la sacristía, que tapa exteriormente parte del muro absidal. A la sacristía se accede por una puerta adintelada y se ilumina mediante una ventana rectangular abierta al sur y otra pequeña al este.  Su aparejo es menos cuidado que el de la iglesia excepto en los sillares de los ángulos, bien apreciables en el sudeste.

El ábside muestra exteriormente una ventana de medio punto monolítica, tapiada, y una cornisa biselada, bajo la cual aún se aprecia un arco ciego propio de la decoración lombarda, que debió cubrirlo todo. Los restantes arcos están tapados por la sacristía o bien han desaparecido al hundirse la bóveda y los muros.

Ábside y sacristía

Ábside y sacristía

El muro norte tiene tres contrafuertes planos, correspondientes a las pilastras de arranque de los arcos. Estos contrafuertes fueron reforzados posteriormente por otros en forma de talud. La vegetación tapa buena parte de este muro, del mismo modo que construcciones en ruinas tapan parcialmente el muro sur.

Capilla y muro norte

Capilla y muro norte

El aparejo es cuidado, excepto en la parte superior de la capilla norte y de la fachada, partes que se debieron rehacer en alguna reforma. La cubierta es de losas, si bien en el siglo XX fue sustituida  parcialmente por tejas.

El campanario es de torre, de dos cuerpos, separados por una cornisa. Se levanta sobre la capilla sur y a él se accede por una escalera que parte antes de llegar a la capilla y que se conserva en aceptable estado, incluso la puerta de acceso. El campanario tiene en cada cara de la parte superior una ventana de medio punto dovelada, la este y la norte están tapiadas. La escalera de acceso se ilumina con una ventana rectangular al sur y otra similar al este. En el cuerpo superior sobre la cornisa, en la cara sur, hay una piedra en la que se ha vaciado un círculo, que posiblemente indica el lugar donde había un reloj de sol.

Campanario

Campanario

Puerta de acceso al campanario

Puerta de acceso al campanario

Como ya he dicho esta iglesia debió construirse en el siglo XII, en estilo románico lombardo. En época moderna (siglo XVI y posteriores) se debieron añadir el campanario y las capillas laterales. Más recientemente aún debieron realizarse el coro, la sascristía y los contrafuertes en talud.

No hay documentos históricos sobre esta iglesia ni esta población de época altomedieval. Caballeros del linaje homónimo aparecen citados en 1285 ayudando al rey Pedro III.

De aquí proceden unas tablas de la Virgen y de San Sebastián que se hallan en el Museo Diocesano de Lérida.

El cementerio conserva en aceptable estado tumbas y cruces, si bien sumergidas entre la vegetación. La fecha más reciente que se puede leer es 1956.

Al sudoeste hay una gran casa en ruinas, que tapa parcialmente los muros de la iglesia. Posiblemente correspondía al párroco.

Unos metros al oeste de la iglesia hay un montículo rocoso que, por su posición defensiva sobre el sur, el norte y el oeste, podría corresponder a la torre origen del topónimo que da nombre al pueblo. Los únicos restos que he podido ver entre las rocas del montículo son vidrios antiguos, de imposible datación.

Torruella6

Las casas del pueblo se elevaban al sudoeste de este montículo. Están todas en ruinas. Una conserva algunos sillares almohadillados y un gran tonel.

Hace años que este pueblo, juntamente con Erdao y Bafaluy, constituye una propiedad privada, a veces defendida con modales caciquiles.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. II, Cuencas del Ésera y Cinca, Librería General S.A., 2001, p. 175-177.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 536.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 236-239.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: