Relatos de viajes, excursiones y más.

San Macario de Albano

Desde la carretera de Castigaleu a Cajigar hay que desviar hacia Casa Puchercós. Poco antes de llegar hay que girar a la izquierda, pasando por delante de unas granjas y almacenes, y continuar por una pista en aceptable estado durante poco más de un kilómetro. Son visibles ya los restos de Casa Albano en un montículo a la izquierda, al que hay que llegar atravesando un campo. La capilla queda al noroeste del conjunto de construcciones y hay que acceder a ella entre derrumbes y maleza desde el sur. Sus coordenadas son 31 T 0302231 y 4674821. En la reedición de la obra de M. Iglesias la colocan en el mapa bastante más al norte.

Montículo donde se hallan Casa Albano y la capilla

Montículo donde se hallan Casa Albano y la capilla

Únicamente es visible el muro sur y el ábside desde el interior, pues exteriormente tienen construcciones adosadas. Del muro sur sólo quedan algunas piedras y del muro oeste los ángulos. La puerta debía estar en ese muro.

Es de una nave encabezada por un ábside poligonal.

Interior del ábside

Interior del ábside

Los restos del arranque en el muro norte hacen suponer que cubría con bóveda de cañón.

Muro norte. interior

Muro norte. interior

En el muro norte, junto al presbiterio hay un nicho cuadrangular, que queda a la altura del suelo actual elevado por los derrumbes respecto al original.

Ábside y muro norte

Ábside y muro norte

En el ábside quedan restos del revocado que en alguna época debió cubrir los muros.

El aparejo es de sillarejo muy rústico, en zonas simple mampuesto.

Desde el noroeste

Desde el noroeste

Restos de amurallamientos y algunas aspilleras en la casa recuerdan la función de casa fuerte que debió tener. La capilla probablemente se integró en la estructura defensiva, dando el muro sur justo encima del precipicio.

Gavín, Catalunya Románica e Iglesias la consideran de origen románico, apuntando en  Catalunya Romànica que podría fecharse a caballo de los siglos XI y XII. Todos ellos consideran el ábside como circular, al ser poligonal nos lleva como mínimo a la época de transición al gótico.

Bibliografía:

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 86.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 68.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: