Relatos de viajes, excursiones y más.

San Donato de Puybert

Hay que ir por la pista que va a la ermita de las Ventosas. Recorrido un kilómetro, poco después de finalizar el último campo de cultivo, hay que internarse hacia la izquierda por el bosque para hallar a corta distancia las ruinas, escondidas entre la vegetación. Sus coordenadas UTM son 31 T 0286002 y 4667778.

Quedan en pie los muros laterales hasta una altura de un metro aproximadamente, la base del ábside, sobre todo en el lado norte, y algunas piedras de la base del muro oeste.

Ábside

Ábside

Ábside. Interior

Ábside. Interior

La nave estaba orientada al este y finalizaba en un ábside semicircular, indiferenciado respecto a la nave.

Interior hacia la cabecera

Interior hacia la cabecera

Es reconocible el lugar que ocupó la puerta, en el muro sur, cercana a los pies. El aparejo con que se tabicó es distinto del resto y forma parte de él incluso alguna teja moderna. No creo que se cerrase para convertir los restos en cabaña como en otros lugares, pues entonces no se podría entrar. Tampoco debió obedecer el cerramiento a un traslado de la puerta al muro oeste ya que en éste no se aprecian restos y además ya debía hacer años del hundimiento de las bóvedas.

Muro sur. Indicios de la antigua puerta

Muro sur. Indicios de la antigua puerta

El aparejo es irregular, mayoritariamente de cantos rodados.

Interior hacia los pies

Interior hacia los pies

La orientación puede hacer pensar en un origen románico, pero el aparejo y el encaje de ábside y nave conducen a pensar que quizás su origen sea más tardío, ya que es frecuente la continuación en el tiempo, mucho más allá de la época altomedieval, de los ábsides semicirculares.

Pasado San Donato, en el cerro más alto a la izquierda está la Pllaceta dels Llops, lugar donde la leyenda afirma hubo una batalla entre moros y cristianos, y donde todos los que pasan colocan una piedra sobre los montones que hay.

En el interior del actual bosque, mayoritariamente de robles, pueden reconocerse restos de muros que debían corresponder a antiguas fajas de cultivo, por consiguiente esta ermita debió ocupar un lugar mucho más abierto y visible desde lejos.

Los propietarios del mas de Puyvert habían oído decir a sus antepasados que un día al año se acudía a esta ermita en romería y se repartían judías. Debió ser hace mucho tiempo porque la recordaban ya como hundida desde el siglo XIX.

Bibliografía:

SALAMERO REYMUNDO, Francisco: El valle del Sarrón, un bello territorio ribagorzano, La Val de Onsera, Huesca, 1997, p. 68-70

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: