Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

San Miguel Arcángel de Cancer

El pueblo de Cancer quedó abandonado al construir el embalse de Barasona, entre 1926 y 1929. Se puede acceder a Cancer por la carretera que va a Aguinaliu. Antes de cruzar el primer puente que atraviesa el río Sarrón, que forma una cola del embalse, se sigue por la pista que va en dirección oeste, doscientos metros más adelante hay un chalet al borde del embalse, pasado éste, la pista sigue bordeando el embalse cuando las aguas están bajas, si no la pista se inunda. Entonces hay que apartarse del embalse y subir a un campo que hay a la derecha; al final de este campo, siempre hacia el oeste se coge una pista en regular estado, que siguiéndola hacia la izquierda en cada cruce, conduce entre bosques a las ruinas del pueblo. A pie desde la carretera de Aguinaliu menos de cuarenta minutos. Las coordenadas UTM de la iglesia son 31 T 0278976 y 4667893.

Cancer desde Lumbierri

Cancer desde Lumbierri

Se trata de una iglesia de una nave con bóveda de cañón ligeramente apuntada y un ábside semicircular.

San Miguel desde este2

El ábside está muy desviado hacia el sur. Resalta su orientación haciendo la comparación con las ermitas de Castro y Lumbierri, perfectamente visibles desde aquí. Se abre a la nave mediante un arco presbiterial. Se iluminaba mediante una ventana aspillera en el centro, actualmente la iluminación se consigue también por la falta de un buen fragmento de muro en el ángulo sudoeste.

Ábside. Interior

Ábside. Interior

Al exterior el ábside presenta un agujero tan grande que permite acceder al interior.

Ábside. Exterior

Ábside. Exterior

Se conserva en pie el altar, si bien con el ara por el suelo, y parcialmente una especie de armario de obra al lado del evangelio.

Altar Mayor

Altar mayor

Ara del Altar Mayor

Ara del altar mayor

La puerta está en el frontis, encima tiene una ventana de arco de medio punto y, más arriba un campanario de espadaña aparentemente de un solo ojo y descentrado hacia el sur, pero puede aún observarse restos que indican que originalmente el campanario era de dos ojos. Las dovelas exteriores de la puerta, así como las de la ventana, han desaparecido. Se conservan las losas a modo de dovelas que formaban el interior de la puerta. Sólo quedan los sillares de la parte inferior de las jambas de la puerta.

Portada

Portada

Espadaña

Espadaña

Para entrar había que descender tres peldaños.

El interior conserva restos del enlucido y pintura, excepto en el ábside. Al parecer la última pintura era de color azul grisáceo, con rayas imitando sillares, además de fragmentos de pintura roja y amarillo remarcando el acceso a una capilla que se abre en el muro de la epístola.

Interior

Interior

Esta capilla es de bóveda de cañón y se abre a la nave con un arco de medio punto, se iluminaba con una ventana de medio punto muy rústica y estropeada. En el muro sur tiene un pequeño nicho cuadrado y una hornacina rectangular que sigue la curvatura de la bóveda. Por las señales dejadas en el muro en esta hornacina había incrustada en el muro una lápida o algo similar que ha desaparecido. Las dovelas del arco de acceso y los sillares que forman esta capilla son de mejor calidad que los del resto de la iglesia. Posiblemente esta capilla pueda fecharse en el siglo XVII o XVIII y sea contemporánea de las obras del coro y quizás de todo el frontis. Sobre la hornacina está pintada una fecha que parece ser 1891, que debe corresponder a la época del enlucido y pintura. El ara del altar anda también por el suelo.

Capilla al sur

Capilla al sur

Ara del altar de la capilla lateral

Ara del altar de la capilla lateral

En el muro del evangelio hay una ventana tapiada similar a la de la capilla del lado opuesto.

Ventana cegada en el muro norte

Ventana cegada en el muro norte

En el muro sur, entre la capilla y los pies hay otra ventana con derrame al interior.

Ventana en el muro sur

Ventana en el muro sur

Encima de la puerta hay un coro de madera al que se accede por una escalera de piedra a mano izquierda de la puerta.

Coro

Coro

A la derecha de la puerta se nota el lugar que ocupaba la pila de agua bendita, y de donde ha sido arrancada.

El suelo está completamente lleno de fragmentos de tejas.

Un muro, que se abre con una puerta al este, encierra el cementerio, situado tras el ábside. La vegetación imposibilita el acceso. Las zarzas y arbustos también ocultan la parte del muro sur más cercana a los pies.

El aparejo de los muros es bastante descuidado, con algunos sillares pulimentados en los ángulos. La cubierta es de tejas, que posiblemente sustituyó, ya durante el siglo XX, a otra anterior de losas, de las que se conserva alguna.

San Miguel3

El aparejo y el apuntamiento de la bóveda conducen a fechar el origen de esta iglesia en pleno siglo XIII, pero las reformas de época barroca la han desfigurado mucho.

Madoz narra que en esta iglesia se guardaba una arqueta con el cuerpo del apóstol San Bernabé, cuyas llaves las tenía el señor del pueblo. Esta arqueta pasó a la iglesia de Pueyo de Marguillén y actualmente está en San Miguel de Graus.

Al nordeste de la iglesia, a un nivel algo superior quedan en el suelo fragmentos de un podio sobre el cual se levantaba una cruz de término.

Base de la cruz de término

Base de la cruz de término

Del antiguo pueblo son visibles algunas casas y pajares a ambos lados de la pista antes de llegar a la iglesia, sin embargo la mayoría de los edificios están debajo del ábside de la iglesia, justo encima del pantano. Todos están en total ruina. Son visibles un par de cubos destinados a almacenar el vino, cuya producción era muy abundante en la zona. Un edificio frente a la iglesia destaca por la altitud de los fragmentos de muros que conserva. En los aledaños estaban los restos del antiguo castillo, pero actualmente no se aprecia nada.

La primera noticia segura sobre este lugar es de 1153. Formó parte del condado de Ribagorza como señoría laica y en época moderna perteneció a los Bardaxí de Graus.

Esta iglesia es denominada en muchos sitios San Pedro Apóstol, pero Madoz afirma que estaba dedicada a San Miguel Arcángel.

 Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. II, Cuencas del Ésera y Cinca, Librería General S.A., 2001, p. 32-33.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 68.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo II, Prames, Zaragoza, 2004, p. 12-13.

SALAMERO REYMUNDO, Francisco: El valle del Sarrón, un bello territorio ribagorzano, La Val de Onsera, Huesca, 1997, p. 112-114.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: