VIACAMP. NUESTRA SEÑORA DEL OBAC

Nuestra Señora del Obac

Un camino asfaltado conduce a esta ermita desde Viacamp. Está al oeste del castillo, a sus pies. Sus coordenadas UTM son 31 T 0302723 y 4667030.

Iglesia que corresponde a varios momentos constructivos diferentes. En el muro sur son apreciables como mínimo cuatro. El ábside primitivo ha desaparecido y su lugar lo ocupa una construcción poligonal más elevada que la nave y absolutamente rústica, que contrasta con la calidad de los sillares del resto del edificio.

Desde el castillo
Desde el castillo

En el muro sur hay dos contrafuertes y uno en el norte. En el lugar que ocuparía el otro hay una capilla cuadrangular. Más hacia la cabecera ilumina la nave una gran ventana de medio punto, situada casi a nivel del suelo. En el muro norte hay una ventana aspillera hacia los pies de la nave.

Desde el sur
Desde el sur

La nave tiene bóveda de cañón apuntada, sostenida por dos arcos fajones que corresponden a los contrafuertes exteriores y que arrancan, como la bóveda, de una imposta biselada, y se apoyan el más cercano a la cabecera en sendas pilastras, el otro en una columna en el muro sur y directamente en la pared en el norte.

Interior
Interior
Columna en muro sur
Columna en muro sur

El presbiterio se cubre con bóveda de crucería que arranca de capiteles esculpidos muy desgastados. Un retablo de madera sin interés cierra el paso al ábside, que es accesible por los laterales.

Uno de los capiteles que sostienen la bóveda del presbiterio
Uno de los capiteles que sostienen la bóveda del presbiterio

La nave tiene sendas capillas de medio punto a modo de crucero. Otra capilla cubierta con bóveda de crucería está en el muro norte entre los dos fajones.

Capilla nordeste
Capilla nordeste
Capilla sur
Capilla sur
Capilla noroeste
Capilla noroeste

En el muro norte está el púlpito, de época reciente.

Púlpito
Púlpito

A los pies se levanta el coro, al que se accede por una escalera adosada al muro norte. En el coro se guardan multitud de exvotos, que muestran la devoción que había en los alrededores a la Virgen del Obac.

Interior hacia los pies
Interior hacia los pies

Lo más interesante es la fachada, a poniente, donde se abre la portada dovelada, sobre unas jambas formadas por piedras muy grandes y pulidas. Un guardapolvo formado por un friso de dientes de sierra decorado con puntas de diamante que imitan flores de ocho pétalos, cuatro grandes y cuatro pequeños, rodea las dovelas. Un zócalo recorre la fachada y dos contrafuertes se levantan en los ángulos de encaje con los muros laterales. Remata la fachada un pequeño campanario de espadaña de un ojo que conserva la campana.

Portada
Portada

La portada original debió estar en el muro sur y a ella debían pertenecer unas ménsulas esculpidas, que se guardan en el interior.

Pila benditera y ménsulas
Pila benditera y ménsulas

Aunque citada en 1072, lo único que puede considerarse medieval de esta iglesia es parte del muro sur y el guardapolvo de la portada que se podría fechar en el siglo XIII.

En 1809 la ocuparon las monjas de Sigena, que huían de las tropas napoleónicas.

Durante la guerra civil fue quemada la imagen de la Virgen, a la que se tenía mucha devoción en la comarca. Era una imagen sedente de la Virgen en madera policromada y que sostenía un pomo con la mano derecha y tenía al niño sentado sobre su pierna izquierda en actitud de bendecir. La leyenda afirmaba que jamás esta imagen se cubría de polvo, del mismo modo que la zarza donde se apareció se conservaba verde  a lo largo de los siglos. En el presbiterio una copia moderna la sustituye.

Copia moderna de la imagen de la Virgen
Copia moderna de la imagen de la Virgen

Preside el altar otra copia en pequeño que antes era de las itinerantes que pasaba de casa en casa y cuyo responsable era el ermitaño.

La iglesia ha estado completamente restaurada, dotándola de cubierta nueva, arreglando un pozo exterior al sur y limpiando y adecentando el entorno y el camino de acceso, a más de construir al nordeste un cementerio nuevo que sustituye al antiguo situado junto a San Esteban en el castillo.

Fue derruida la casa-abadía que compartían el párroco y el ermitaño.

Acogía una romería de toda la comarca el 8 de setiembre.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 88-90.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 352-355.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 270-271.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s