Relatos de viajes, excursiones y más.

San Salvador de Roda

Al noroeste de Roda, a poniente de la Cogumella, por una amplia pista de unos dos kilómetros que sale de la carretera poco antes de llegar a Roda, junto al pilaret de San Juan Bautista. Al principio la pista coincide con el PR-HU 48, pero más adelante se desvía a la derecha y asciende hasta la ermita. Desde el pilaret de San Juan 1,7 Km. Sus coordenadas UTM son: 31 T 0295784 y 4686901.

Hasta hace unos años esta ermita se conservaba entera. Era de tradición románica, pero resultaba difícil notarlo pues había sido invertida su orientación y destruido el ábside. En el lugar del ábside desaparecido se abrió la nueva puerta de acceso.

Actualmente la iglesia ha sido reconstruida por completo, recobrando la orientación original.

La ermita está constituida ahora por una nave cubierta con una encaballada de madera y un ábside semicircular con bóveda de cuarto de esfera.

San Salvador desde el sudeste

La encaballada reposa sobre un arco fajón realizado en tosca. El ábside lo precede un amplio arco preabsidal que arranca de una rústica imposta. En el centro del ábside se abre una ventana de medio punto, de tosca.

Interior

Interior

Ábside

Ábside

En la base del ábside aún se reconocen las huellas del ábside primitivo.

Restos del ábside antiguo

Restos del ábside antiguo

Se accede a la nave desde poniente a través de un doble arco de medio punto. Sobre ambos arcos, en el centro, hay un antiguo sillar con una flecha grabada.

San Salvador 1

Tras la entrada, a ambos lados, hay sendos altares presididos por unas placas dedicadas a San Pedro y a San Jaime. Más adelante hay otras placas en el muro dedicadas a Santa María y San Juan, pero sin altar.

El aparejo es de sillares escodados y unidos con por una gruesa capa de cemento. Las cubiertas exteriores son de cemento.

San Salvador desde el sur

La ermita se levanta sobre una plazoleta que la rodea por todos sus lados. Tras la cabecera hay un bosquecillo de carrascas y sabinas.

Se celebra una romería el 6 de agosto.

Los escasos restos de la base del ábside certifican su origen románico, pero si quedaba algo más desapareció cuando se reinventó hace unos años al modo en que se nos presenta.

Bibliografía:

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 87.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 304-305.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: