Relatos de viajes, excursiones y más.

CALATAYUD

17-3-2013.

Otra salida para veteranos. Esta vez cerca: Calatayud.

La lluvia que nos recibió nos auguraba unos días pésimos. Afortunadamente no fue así.

El hotel, bien situado, cerca del centro, fue donde tuvimos que pasar las primeras horas ya que el tiempo no acompañaba para otra cosa.

122. Calatayud. Hotel

El día siguiente nos desplazamos al monasterio cisterciense de Veruela.

005. Monasterio de Veruela

La primera parada de la visita fue en la interesante portada románica.

008. Monasterio de Veruela

Los recuerdos de la estancia en el monasterio de los hermanos Bécker se van presentando a la largo del recorrido. No sólo las leyendas del Moncayo de Gustavo Adolfo, sino también las pinturas de Veleriano nos rememoran Veruela y su entorno hace siglo y medio.

020. Monasterio de Veruela

El claustro gótico del siglo XIV y su segundo piso renacentista, resultaron un agradable contraste de luces y sombras pese al frío que hacía.

023. Monasterio de Veruela. Claustro

029. Monasterio de Veruela. Claustro

La visita continuó en el refectorio y la sala capitular.

Refectorio

Refectorio

Sala capitular. Tumba del abad Lope Ximénez

Sala capitular. Tumba del abad Lope Ximénez

La iglesia aún puede considerarse románica pese al apuntamiento de sus arcos y a las bóvedas de crucería. Sus estructura de tres naves, tres ábsides y girola, y su tamaño la convierten en un espléndido monumento.

Monasterio de Veruela. Nave central de la iglesia

Monasterio de Veruela. Nave central de la iglesia

Ábside central

Ábside central

Desgraciadamente no fue posible visitar la cabecera por el exterior, que no forma parte de las visitas guiadas pese a ser quizás lo más notable del conjunto.

Por la tarde la visita fue a las hoces del río Mesa, afluente del Piedra. tras el recorrido por la sinuosa carretera hicimos la primera parada en Calmarza, donde el único ruido autóctono era el de la cascada pues a nadie podimos ver o escuchar.

061. Calmarza

Regresando hacia Jaraba nos detuvimos al inicio del desfiladero del barranco de la Hoz Seca, contemplando en lo alto el santuario de Nuestra Señora de Jaraba.

Santuario de Ntra. Sra. de Jaraba

Santuario de Ntra. Sra. de Jaraba

Desde allí hasta Jaraba realizamos el corto y agradable recorrido a pie.

074. Camino a Jaraba

Pese a la época del año, los balnearios de Jaraba mostraban una importante ocupación.

078. Jaraba

Hotel Balneario Sicilia

El martes lo dedicamos a Zaragoza. Lo primero fue el palacio de la Aljafería.

080. Zaragoza. Aljafería

083. Zaragoza. Aljafería

Una de las dependencias más interesantes es la antigua mezquita.

091. Zaragoza. Aljafería

Tras la Alfajería, como no podía faltar el Pilar.

Nuestra Señora del Pilar

Nuestra Señora del Pilar

Y, naturalmente la Seo.

106. Zaragoza. La Seo

La tarde la ocupamos en el Acuario Fluvial del parque del Agua.

Parque del Agua

Parque del Agua

Acuario

Acuario

El día siguiente empezamos en Muel con la visita a su Taller-Escuela de Cerámica. Pudimos contemplar las técnicas de alfareros y pintores.

Muel. Taller-Escuela

Muel. Taller-Escuela

Muel. Taller Escuela

Muel. Taller Escuela

De Muel a Cariñena. A las bodegas Ignacio Marín.

141. Cariñena. Bodegas Ignacio Marín

132. Cariñena. Bodegas Ignacio Marín

133. Cariñena. Bodegas Ignacio Marín

En Cariñena aún dio tiempo para el Museo del Vino, emplazado en una antigua bodega con fachada modernista.

143. Cariñena. Museo del Vino

145. Cariñena. Museo del Vino

Tras comer en Cariñena, a Fuendetodos, pueblo natal de Goya.

146. Fuendetodos

En el museo del Grabado hay una biuena colección de grabados de Goya.

158. Fuendetodos. Museo del Grabado

La casa natal de Goya es una muestra de casa tradicional de estilo rústico y popular.

148. Fuendetodos. Casa natal de Goya

El jueves nos trasladamos bien cerca, al Monasterio de Piedra. Otro monasterio cisterciense, aunque con la iglesia en deplorable estado.

164. Monasterio de Piedra.

Parte de sus instalaciones están dedicadas a la hostelería.

166. Monasterio de Piedra.

Se accede al monasterio propiamente dicho a través del claustro. Éste, bien restaurado, es una buena muestra de la austeridad decorativa del arte cisterciense.

173. Monasterio de Piedra. Claustro

Al este del claustro se abre la sala capitular.

Sala capitular

Sala capitular

Al sur, el refectorio.

187. Monasterio de Piedra. Refectorio

Una puerta al norte del claustro da acceso a la iglesia de tres naves, que culminan en cinco ábsides, el central con cabecera semicircular y los laterales plana. En la iglesia son visibles los daños sufridos a lo largo de años de expoliación y abandono. El uso de piedra tosca en la construcción acentúa más el aspecto de deterioro.

Ábside central

Ábside central

Nave central hacia los pies

Nave central hacia los pies

Cabecera por el exterior

Cabecera por el exterior

La visita al Monasterio de Piedra no sería completa sin el recorrido por el espectacular parque-jardín adyacente.

201. Monasterio de Piedra. Parque

207. Monasterio de Piedra. Parque

213. Monasterio de Piedra. Parque

220. Monasterio de Piedra. Parque

221. Monasterio de Piedra. Parque

223. Monasterio de Piedra. Parque

225. Monasterio de Piedra. Parque

El lago del Espejo ¿podría denominarse de otra forma?

230. Monasterio de Piedra. Parque

234. Monasterio de Piedra. Parque

236. Monasterio de Piedra. Parque

Después de la caminata, a comer, y la tarde tranquila paseando por Calatayud.

240. Calatayud

Aún visitamos el Museo de Calatayud, la mayor parte de cuyo contenido estádedicado a los hallazgos de la ciudad romana de Bílbilis.

Museo de Calatayud

Museo de Calatayud

Entramos al casco antiguo por la puerta de Terrer.

250. Calatayud. Puerta de Terrer

Lo más destacable de la ciudad son algunos de sus campanarios mozárabes como el de San Andrés.

Campanario de San Andrés

Campanario de San Andrés

En el casco antiguo de Calatayud se están realizando importantes obras de rehabilitación, pero de momento algunas zonas parecen salir de un conflicto bélico.

263. Calatayud

El último día, antes de regresar a casa después de comer, dedicamos la mañana a subir al castillo de Ayub. El esfuerzo de la “subidita” merece la pena, tanto por el castillo como por las vistas espectaculares que sde disfrutan arriba y durante el ascenso.

Subida hacia el castillo

Subida hacia el castillo

280. Calatayud

Vista de la ciudad durante la subida

283. Calatayud. Subiendo al castillo

Murallas y otras fortificaciones

286. Calatayud. Nuestra Señora de la Peña desde subida al castillo

Nuestra Señora de la Peña, que alberga la patrona de la ciudad

El castillo data de la  época del emirato de Córdoba, pero ha sufrido muchas vicisitudes y reformas a lo largo de los siglos, las últimas durante las guerras carlistas.

287. Calatayud. Castillo de Ayub

289. Calatayud. Castillo de Ayub

298. Calatayud. Castillo de Ayub

Ninguno de los visitantes daba muestra de cansancio alguno.

311. Calatayud. Castillo de Ayub

Descendimos tranquilamente. La última cervecita en Calatayud. A comer, al autocar y retorno.

¡Hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: