Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

BURGOS

El 20 de marzo emprendemos viaje desde Lérida en dirección a Burgos. El programa se anunciaba como circuito de turismo de naturaleza, con lo que esperábamos senderismo y caminatas. Al final poco de ello hubo.

El trayecto de autobús se hizo largo. Parada a comer en Corella.

001. Corella

 Luego, continuación hasta Villagonzalo-Pedernales donde está el hotel en el que nos alojamos estos días.

002. Villagonzalo-Pedernales. Hotel

Poco tiempo quedaba para pasar la tarde y nos dimos un paseo por el pueblo. La iglesia estaba abierta y el párroco a punto de decir misa amablemente nos dedicó unos minutos para mostrarnos el edificio y hablarnos un poquito de su historia y sus retablos.

006. Villagonzalo-Pedernales. San Vicente Mártir

San Vicente Mártir

008. Villagonzalo-Pedernales. San Vicente Mártir

San Vicente Mártir

Contiene la iglesia una bonita y decorada pila bautismal, que el párroco nos la fechó como románica, pese a que no debe ser anterior a la iglesia, cuyas partes originales son del XVI.

010. Villagonzalo-Pedernales. San Vicente Mártir

San Vicente Mártir. Pila bautismal

Cerca de la iglesia hay una interesante fuente-abrevadero que ofrecía un curioso aspecto con el sol del atardecer.

012. Villagonzalo-Pedernales. Fuente-abrevadero

 Descansados y repuestos del viaje emprendimos ruta el siguiente día en dirección a Frías.

Antes de llegar hicimos una parada en el precisos lugar de Tobera. El paseo junto al río Molinar para ver las cascadas que forma es único.

018. Tobera. Cascadas del río Molinar

025. Tobera. Cascadas del río Molinar

En la parte superior del paseo hallamos el puente medieval de un solo arco (romano lo denominan en el pueblo y así debió ser en origen).

026. Tobera. Puente medieval

Sobre él puente está, cobijada bajo la misma roca, la ermita del románico de transición de Nuestra Señora de la Hoz, que fue lugar de alojamiento de peregrinos que iban a Santiago.

029. Tobera. Nuestra Señora de la Hoz

Nuestra Señora de la Hoz

050. Tobera. Nuestra Señora de la Hoz

Nuestra Señora de la Hoz

A poco metros la pequeña capilla-humilladero del Santo Cristo de los Remedios, que recuerda la leyenda de una serpiente gigante que asustó al caballo de un mensajero real, el cual se salvó al encomendarse al Cristo.

056. Tobera. Santo Cristo de los Remedios

Santo Cristo de los Remedios

De Tobera a Frías.

061. Frías

 El puente con su torreón para el cobro de pontazgo merece un vistazo.

063. Frías. Puente

 Al poco de entrar en la ciudad (Frías debe ser la población española más pequeña con el título de ciudad) encontramos el crucero.

068. Frías. Crucero

Las calles y casas de Frías nos remontan a  su pasado.

071. Frías

072. Frías

073. Frías

El castillo se alza sobre ellas.

102. Frías

069. Frías

Ya en lo alto, antes de entrar al mismo, una fuente de absoluta modernidad ofrece un contraste con el glorioso pasado.

076. Frías

El castillo conserva poco de sus orígenes. En su parte más baja correspondiente a la zona de vivienda se conservan unas ventanas miradores con columnas y capiteles de estilo románico de principios del XIII.

082. Frías. Castillo

Capitel con escenas de lucha entre un caballero y una hembra centauro 3

Capitel con escena de lucha

Es posible subir a la Torre del Homenaje.

092. Frías. Castillo

Desde ella se disfruta de magníficas vistas sobre la ciudad.

099. Frías desde el castillo

Y sobre los alrededores.

093. Frías desde el castillo

095. Frías desde el castillo

098. Frías desde el castillo

Las casas colgadas, que hacían antiguamente también de muralla, es otro lugar de Frías a no perderse.

104. Frías

Acabamos la mañana con un recorrido a lo largo del embalse de Sobrón.

111. Embalse de Sobrón

114. Embalse de Sobrón

Por la tarde la visita fue para uno de esos lugares misteriosos y mágicos que ocultan viejas historias y creencias: el santuario de Santa Casilda. De gran devoción en la comarca, la actual iglesia renacentista se edificó sobre un lugar de culto más antiguo. Las balsas negra y blanca con sus propiedades curativas, las cuevas, las fuentes, … todo nos remonta a pasados míticos.

117. Santa Casilda

130. Santa Casilda

La iglesia tiene una portada de Nicolás de Vergara.

131. Santa Casilda

132. Santa Casilda. Portada

 En su interior lo más destacable es el sepulcro de la santa, cuya escultura es obra de Diego de Siloé.

133. Santa Casilda. Interior

136. Santa Casilda. Sepulcro

Hay también una imagen de la Virgen con Niño que se atribuye a algún discípulo suyo.

137. Santa Casilda. Virgen con Niño, tal vez de Gil de Siloé.

El día siguiente nos dirigimos al desfiladero de La Yecla, garganta abierta por el arroyo El Cauce, donde se ha habilitado una pasarela para recorrer el tramo donde las paredes laterales casi se tocan.

En las rocas que dominan el paraje anidan centenares de rapaces, mayoritáriamente buitres leonados.

139. Desfiladero de La Yecla

140. Desfiladero de La Yecla

El escaso caudal del arroyo nos hace presentes épocas pasadas en las que su aspecto debió ser muy distinto para llegar a abrir ese tan estrecho y profundo paso.

143. Desfiladero de La Yecla

151. Desfiladero de La Yecla

De las rocas surge el agua por doquier, en algún caso con ayuda humana.

152. Desfiladero de La Yecla

Poco espacio tiene el sol para penetrar.

153. Desfiladero de La Yecla

La pasarela es suficientemente segura para que la recorran gentes de todas las edades.

155. Desfiladero de La Yecla

158. Desfiladero de La Yecla

El recorrido no es largo, pero se hace cortísimo.

161. Desfiladero de La Yecla

171. Desfiladero de La Yecla

183. Desfiladero de La Yecla

De la Yecla a Covarrubias, sin siquiera detenernos un instante a contemplar ese “mudo ciprés en el fervor de Silos”. ¡Imperdonable! A no tardar le debo una visita al claustro.

Covarrubias es hoy una villa tranquila que conserva plenamente su sabor medieval. Accediendo a ella  a través del puente sobre el Arlanza se alcanzan los restos de la muralla mandada derribar por motivos sanitarios por el doctor Francisco Vallés, natural de la villa y denominado por el propio Felipe II como “el Divino” .

187. Covarrubias. Puente

191. Covarrubias

Se conserva el torreón de Fernán González, del siglo X, que enlazaba con la muralla.

197. Covarrubias. Torreón de Fernán González

Junto a él un bonito crucero del siglo XVI.

200. Covarrubias. Crucero del XVI

Hay otro espectacular de la misma época cerca de la colegiata.

192. Covarrubias. Crucero de 1567 (reedificado en 1673)

En el paseo por las calles abundan los pórticos, las casas blasonadas y las formadas con entramados de madera.

195. Covarrubias

220. Covarrubias

Ayuntamiento

226. Covarrubias

La iglesia parroquial de Santo Tomás la hallamos cerrada.

224. Covarrubias. Santo Tomás

La Colegiata de San Cosme y San Damián es el monumento más importante de Covarrubias e hicimos la visita guiados por el párroco.

204. Covarrubias. Colegiata

En la iglesia destacan sus retablos barrocos y el órgano.

208. Covarrubias. Colegiata. Iglesia. Retablo Mayor

Retablo Mayor

En el claustro, gótico como la iglesia, contiene buena parte del museo.

210. Covarrubias. Colegiata. Claustro

211. Covarrubias. Colegiata. Claustro

El resto de las piezas del museo se hallan en estancias anejas. Probablemente la obra más destacada sea el Tríptico de los Reyes Magos atribuido al maestro de Covarrubias, que se supone fue discípulo destacado de Gil de Siloé.

219. Covarrubias. Colegiata. Museo. Tríptico de los Reyes Magos

El museo merece dedicarle tiempo porque hay otras obras muy interesantes.

214. Covarrubias. Colegiata. Museo. Imagen de Santiago

215. Covarrubias. Colegiata. Museo

Para preparar la visita de la tarde a la ciudad de Burgos nos esperaba un buen lechazo regado con Ribera del Duero.

Mientras digeríamos, tras cruzar el puente sobre el Arlanzón, el Arco de Santa María nos saludaba a la entrada de la ciudad.

231. Burgos. El Arlanzón

El Arlanzón

230. Burgos. Arco de Santa María

Arco de Santa María

Allí iniciamos la visita guiada a la ciudad por el paseo del Espolón.

233. Burgos. Paseo del Espolón

Paseo del Espolón

La estatua del Cid parada obligatoria.

235. Burgos. Plaza Mío Cid

Plaza Mío Cid

237. Burgos

El palacio de los Condestables de Castilla, conocido popularmente como Casa del Cordón, preside la plaza de la Libertad.

239. Burgos. Casa del Cordón

La Plaza Mayor es siempre el punto de encuentro de los burgaleses.

276. Burgos. Plaza Mayor

A través del arco abierto bajo el Ayuntamiento la plaza comunica con el Paseo del Espolón.

244. Burgos. Plaza Mayor. Ayuntamiento

Ayuntamiento

Laa catedral fue, como no podía ser de otra forma, el núcleo principal de la visita.

274. Burgos. Catedral. Museo. Píxide románica

Accedimos por la puerta del Sarmental.

247. Burgos. Catedral

El Papamoscas nos recibía a punto de tocar las cinco.

papamoscas_catedral_burgos

Las capillas y retablos, todo limpio y restaurado se iban sucediendo. Una de las primeras visitas fue a la capilla de Santa Ana con el retablo de Gil de Siloé.

253. Burgos. Catedral. Capilla de Santa Ana. Retablo de Gil de Siloé

Capilla de Santa Ana

Cerca de dicha capilla aparece la magnífica Escalera Dorada de Diego de Siloé.

255. Burgos. Catedral. Escalera Dorada de Diego de Siloé

Escalera Dorada

El Retablo Mayor, obra de los hermanos de la Haya, es otro de los destacados.

256. Burgos. Catedral. Retablo Mayor

Retablo Mayor

Así como el de San Pedro en la capilla del Condestable.

266. Burgos. Catedral. Retablo de San Pedro de la capilla del Condestable

Retablo de San Pedro de la capilla del Condestable

Las bóvedas estrelladas son una maravilla.

259. Burgos. Catedral. Bóveda del cimborrio

Bóveda del cimborrio

265. Burgos. Catedral. Bóveda de la capilla del Condestable

Bóveda de la capilla del Condestable

Los relieves del trasaltar, aquejados del mal de piedra, son otra de las obras de especial interés.

264. Burgos. Catedral. Trascoro

269. Burgos. Catedral. Trascoro

Resulta imposible contemplar en una tarde todas las riquezas de la catedral. Entre las no menores está la Magdalena de Giampetrino, discípulo de Leonardo, obra que durante muchos años se adjudicó al maestro.

267. Burgos. Catedral. La Magdalena de Giampetrino (discípulo de Leonardo)

Magdalena de Giampetrino

O el Cristo atado a al columna de Diego de Siloé, expuesto en el museo.

272. Burgos. Catedral. Museo. Cristo atado a la columna de Diego de Siloé

Cristo atado a la columna de Diego de Siloé

A la salida de la catedral poco tiempo quedaba para disfrutar de la ciudad, más cuando empezaron a caer copos de nieve helada. ¡Ya valía por hoy!

El domingo amaneció fresco, pero tal vez con tiempo más aceptable de lo esperado.

El primer destino, Poza de la Sal, conocida por su sus salinas y también por ser la ciudad natal de Félix Rodríguez de la Fuente.

317. Poza de la Sal

 Hasta que abrieron el centro de interpretación un paseo por la fuente Vieja, los lavaderos y el acueducto. Es patente la abundancia de agua en la localidad.

279. Poza de la Sal

283. Poza de la Sal

289. Poza de la Sal

290. Poza de la Sal

  Poco más allá ya aparecen las primeras salinas.

286. Poza de la Sal

El Centro de Interpretación, ubicado en el edificio que fue centro administrativo de las Salinas.

291. Poza de la Sal. Centro de Interpretación

Centro de Interpretación Las Salinas

 La visita guiada con la explicación de todo el proceso sobre la formación geológica de las salinas, el proceso de extracción de la sal, la historia de dicha extracción en Poza, … es quizás algo larga. Indudablemente es interesante, pero el lugar es incómodo para estar demasiado tiempo.

295. Poza de la Sal. Centro de Interpretación

Centro de Interpretación Las Salinas

El tiempo no era muy bueno, pero el paseo por la localidad mereció la pena.

296. Poza de la Sal.

297. Poza de la Sal

299. Poza de la Sal. Centro de Interpretación

 En la plaza vieja está el Ayuntamiento y se celebra el mercado.

308. Poza de la Sal

La plaza Nueva es exterior al casco urbano y desde ella se divisa una extensa panorámica.

309. Poza de la Sal

316. Poza de la Sal

 La iglesia de los Santos Cosme y Damián es un templo gótico con portada barroca que bien merce una visita, que sólo fue posible unos minutos antes de iniciarse la misa.

301. Poza de la Sal. IP

305. Poza de la Sal. IP

La tarde fue para Oña. A la llegada a la Casa del Parque Natural Montes Obarenes situada en la antigua vaquería del monasterio.

326. Oña. Centro de Interpretación

Oña. Centro de Interpretación

Lo que encontré más interesante fue la exposición temporal del conjunto de obras en madera del escultor Carlos Armiño.

322. Oña. Centro de Interpretación

La exposición continúa en el exterior con obras en hormigón.

324. Oña. Centro de Interpretación

Desde los jardines del monasterio de San Salvador se puede apreciar la antigua muralla y la gran extensión de los terrenos del monasterio.

327. Oña

Pasear por los jardines es una delicia y eso que la primavera estaba sólo en sus inicios.

325. Oña. Centro de Interpretación

330. Oña

331. Oña

Los antiguos criaderos de truchas son otro atractivo.

332. Oña

En el monasterio se inicia la visita por la iglesia.

336. Oña. Monasterio de San Salvador. Iglesia

Además de los muchos sepulcros de condes y reyes castellanos y navarros, destaca en ella el románico Cristo de Santa Tigridia.

337. Oña. Monasterio de San Salvador. Iglesia. Cristo románico

la sacristía  alberga muchos de los tesoros del monasterio. Una obra gótica peculiar es la Santa Genealogía con Santa Ana, la Virgen y el Niño, procedente de la arruinada ermita de Santa Ana.

338. Oña. Monasterio de San Salvador. Museo. Santa Genealogía

Se sale del monasterio a través del claustro, obra gótica de Simón de Colonia.

341. Oña. Monasterio de San Salvador. Claustro

345. Oña. Monasterio de San Salvador. Claustro

La plaza del Ayuntamiento, frente a San Salvador, está rodeada por los principales monumentos de la villa.

353. Oña

Monasterio de San Salvador

352. Oña

Plaza del Ayuntamiento

En la plaza está la parroquia de San Juan con una espléndida portada gótica.

355. Oña. Iglesia parroquial. Portada

Junto a la iglesia está la torre de origen románico y habilitada actualmente como museo dedicado a la extracción de la resina. Desde su parte más alta, junto a la campana, se disfruta de excelentes vistas.

357. Oña

En Oña se acabó el viaje. Regreso al hotel, a dormir y regreso a Lérida al día siguiente.

Comentarios en: "BURGOS" (2)

  1. Mª José dijo:

    es una preciosidad como lo hace Francisco, un Ok muy bien

    Me gusta

  2. Martin dijo:

    Precioso el recorrido de este viaje, el vieje que hicimos nosotros solo coincidia el desfiladero de la Yecla y Covarrubias.
    Me gusta mucho tu forma de comentar.
    Un saludo de Martin.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: