Relatos de viajes, excursiones y más.

Se encuentra tres kilómetros al sur de Schäbisch Hall.

El monasterio benedictino de Groβcomburg fue fundado en 1078 y sus dependencias constituyen  un magnífico conjunto con las fortificaciones que lo rodean.

301. Grosscomburg

El fundador fue el conde Burkhard II de Comburg-Rothenburg. En 1488 el monasterio fue transformado en una fundación caballeresca adquiriendo el complejo desde entonces el aspecto de una fortaleza. En 1802 se suprimió la fundación y pasó a ser residencia del príncipe Paul de Württemberg.

304. Grosscomburg

La actual iglesia (San Nicolás) es barroca tipo salón (1706-1715).

322. Grosscomburg. San Nicolás. Ábside

La abadía conserva sus torres románicas intactas.

315. Grosscomburg. Torre de la iglesia

Torre occidental

Así como la capilla románica de St Erhards.

323. Grosscomburg.

Y algunos fragmentos esculpidos de la misma época.

316. Grosscomburg. Columnas románicas en el claustro

317. Grosscomburg. Escultura románica en el claustro

Pero la visita a la abadía se justifica por sí sola porque conserva dos obras románicas excepcionales.

324. Grosscomburg. San Nicolás. Nave central

325. Grosscomburg. San Nicolás. Nave central 2

La primera de ellas un Antependium (frontal de altar) de cobre dorado, que consta de 12 paneles con los  Apóstoles y en el centro un Cristo en el juicio final. Fue donado por Hartwig, tercer abad  del Monasterio y fue construido en las dependencias del mismo Monasterio.

336. Grosscomburg. San Nicolás. Frontal de altar románico

El segundo es una excepcional lámpara románica (1139) y antependio de cobre dorado de la misma época con Cristo y el apostolado.La lámpara en forma de rueda y con doce torretas representa la Jerusalén celestial. Se conservan otras dos lámparas similares, una en la catedral de Santa María de Hildesheim y la otra en la Capilla Palatina de Aquisgrán. Son las más notorias de esta época.

P1130666

339. Grosscomburg. San Nicolás. Lámpara románica

La de Hildesheim es de enormes dimensiones y vulgarmente se la conoce como la Araña de Hezilo, que fue el obispo que la donó cuando restauró la catedral. Data de 1061 Es la  más antigua y más grande de las tres.

La de Aquisgrán siguió el mismo modelo. A ésta se la denomina la Araña de Barbarroja, pues fue Federico I, así apodado, quien la donó.

Como las otras dos la lámpara de Groβcomburg es una representación visual de la Jerusalén Celestial descrita en el Nuevo Testamento -Apocalipsis XXI-, donde el pueblo de Dios llegará a vivir en paz.

El candelabro es de 48 candelas y una vez al año celebran la misa con su única iluminación, al modo que se hacía cuando se construyó.

A mí particularmente me causó una mayor impresión que las otras dos.

No hay que irse de Groβcomburg sin seguir su camino de ronda que ofrece excelentes vistas.

343. Grosscomburg. Camino de Ronda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: