Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Santa María la Real de Obona.

Está situado a pocos kilómetros de Tineo.

P1170794

La tradición coloca el origen de este antiguo monasterio en 780 y lo atribuye a Adelgaster (hijo ilegítimo del rey astur Silo), basándose en un documento desaparecido. Siempre se ha dudado mucho sobre la autenticidad de dicho documento.

El monasterio y la iglesia bien documentados se inician en el siglo XIII, respetando los parámetros del Císter, si bien parece probada la existencia de una comunidad monacal ya en el siglo XI.

Fue etapa del camino de Santiago y  gozó de gran prosperidad en los siglos siguientes a su fundación.

En el siglo XVII el antiguo monasterio fue reemplazado por uno nuevo, que no llegó a concluirse. De esta época es el claustro que aún se conserva.

330. Monasterio de Obona

El deterioro de las dependencias monásticas se fue acentuando a partir de la desamortización.

De época románica sólo queda la iglesia.

 322. Monasterio de Obona - copia

Es un templo del Císter sin concesiones a la ornamentación. Era de tres naves y tres ábsides semicirculares, de los que quedan dos pues el ábside sur ha desaparecido.

Los dos ábsides que quedan muestran decoración claramente cisterciense.

324. Monasterio de Obona

En el central se abren tres ventanas de medio punto, separadas por columnas.

P1170807

Se levanta sobre un triple zócalo.

P1170803

Los capiteles y basas de las columnas muestran decoración vegetal y de entrelazos. En el alero, sostenido por sencillos canecillos en caveto, aparecen las típicas bolas cistercienses.

P1170804

P1170806

P1170805

En el ábside norte están ausentes las bolas.

P1170801

Y tiene una sola ventana de doble derrame

P1170802

Las naves se cubren con techumbres de madera y los ábsides con bóveda como es habitual en Asturias.

El interior guarda un Cristo románico del siglo XII.

Hay una portada cerrada en el muro sur, que comunicaba con el monasterio.

P1170825

Y otra, la de acceso al templo, en el muro oeste. Ésta se compone de cuatro arquivoltas y guardapolvo que reposan sobre columnas y capiteles sin decorar.

323. Monasterio de Obona

Una espadaña de triple ojo corona la fachada principal y aún se levanta otra pequeña espadaña de un ojo sobre la nave sur.

322. Monasterio de Obona

El aparejo es de sillares bien cortados, pero irregulares.

P1170817

El abandono del lugar es tremendo: dinteles, cornisas y sillares se extienden entre las ruinas de las dependencias monásticas esperando acabar de ser expoliados.

338. Monasterio de Obona

339. Monasterio de Obona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: