Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Santa María de Valdediós.

Es a partir del año 1.218, siendo rey Alfonso IX, cuando, tras una importante obra de ingeniería consistente en la modificación del primitivo cauce del río Asta, se emprende la construcción del Monasterio de Santa María de Valdediós.  La iglesia es una excelente muestra de la arquitectura tardo-románica cisterciense, siendo la mayor iglesia románica de Asturias.

399. Valdediós. Santa María.

El monasterio tiene una larga historia de calamidades y vicisitudes. En 1515 una inundación destruyó las dependencias monásticas, que fueron reconstruidas, incluido el claustro. En 1691 una nueva inundación asoló el monasterio (ha llegado a ser denominado el monasterio anfibio por su exposición a las crecidas del río). Fue saqueado por los franceses durante la invasión napoleónica. Tras la desamortización el monasterio acabó pasando al Estado y luego al arzobispado de Oviedo que instaló aquí el seminario.

La iglesia, única parte que ha sobrevivido de lo original, es de un estilo cisterciense sobrio, sin apenas ornamentación, con muy leves excepciones.

El acceso debió ser monumental, pero está muy desfigurado por la construcción de un pórtico en el siglo XVII y la añadidura de un edificio adosado del XVIII. De todos modos, aunque modificados se conservan la espadaña y el rosetón y las portadas que daban acceso a cada una de las naves.

P1170947

La portada principal, abocinada, oculta por el pórtico, es de gran riqueza ornamental. Es de tres arcuaciones y guardapolvo. En las arcuaciones alternan dientes de sierra y flores tetralobuladas, ambos motivos extendidísimos en el románico asturiano. El guardapolvo es ajedrezado.

P1170944. Portada principal

Las columnas, lisas, soportan capiteles de entrelazos vegetales, excepto en el más interior de lado norte donde hay un personaje y una gran cabeza mordiendo un objeto y en los del lado sur donde, entre los entrelazos, aparecen algunas cabezas humanas.

P1170951. Portada central

P1170950. Portada central

La portada norte es más sencilla con dos arquivoltas protegidas por un guardapolvo con puntas de diamante y con los capiteles con decoración vegetal y volutas.

P1170938. Portada norte

La sur es aún más simple. de una sola arquivolta con el típico ornamento de dientes de sierra.

P1170952. Portada sur

Normalmente se accede al interior de la iglesia desde el claustro a través de la denominada Puerta de los Monjes.

Puerta de acceso a la iglesia desde el claustro

El interior tiene tres naves con transepto y tres ábsides. El central queda casi oculto por un retablo barroco.

395. Valdediós. Santa María. Altar mayor

 En los laterales se conservan altares de origen románico. Los tres se cubren con bóveda de cuarto de esfera.

P1170974.Ábside central. altar

P1170976. Altar ábside norte

Las naves del templo se dividen, cada una, en cinco tramos, separados entre sí por arcos fajones algo apuntados, y se cubren con bóveda de crucería. Los tramos que sobresalen del transepto, se cubren con bóveda de cañón ligeramente apuntada.

P1170977. Transepto

En la nave central, los arcos fajones descansan sobre capiteles apoyados en ménsulas, elementos éstos característicos de la arquitectura cisterciense.

P1170957

La separación entre nave central y naves laterales se realiza por arcos de medio punto apoyados sobre columnas semiadosadas a grandes pilares.

La ornamentación de capiteles y ménsulas es austera.

P1170964

P1170970

Todos son anicónicos con una notoria excepción, que no alcanzo a interpretar.

P1170969

El crucero norte de la iglesia se abre al exterior por una puerta que recibe el nombre de «puerta de los muertos» por ser la que comunicaba con el cementerio. Esta portada es de tres arcuaciones en bocel protegidas por un sencillo guardapolvo, que reposan en capiteles y columnas muy simples.

P1170988. Puerta de los Muertos

 En el tímpano de esta puerta está la inscripción fundacional, que curiosamente ha de ser leída de abajo hacia arriba. su traducción es: “El día decimoquinto de las calendas de junio en la era MCCLVI (18 de mayo de 1218 de nuestro cómputo actual), reinando don Alfonso en León siendo obispo de Oviedo Juan y abad de Valdediós Juan IV, fueron puestos estos cimientos por el maestro Gualterio, que construyó esta basílica”.

P1170989. Puerta de los Muertos 2

Al exterior, en al cabecera del templo, están bien diferenciados los tres ábsides  semicirculares, siendo más alto y saliente el central que los laterales.

398. Valdediós. Santa María

El ábside central está flanqueado por cuatro columnas adosadas que culminan en capiteles ornamentados.

P1170985

P1170981a

P1170984a

En los espacios que quedan entre las columnas se abren otras tantas ventanas de medio punto. El ábside lo remata una cornisa decorada con multitud de elementos geométricos: entrelazos, cruces, estrellas, ajedrezados, …

P1170981

Dicha cornisa está soportada, además de por los capiteles, por canecillos, alguno figurado.

P1170982

Los ábsides laterales presentan en su centro una pequeña ventana de arco de medio punto y su cornisa se sustenta en una larga serie de canecillos ornamentados con motivos geométricos.

P1170980

Ábside sur

P1170986

Ábside norte

Todo el aparejo del templo es de excelentes sillares de piedra arenisca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: