Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

GANDÍA

A mediados de febrero, tras un par de meses de invierno sin salidas, partimos hacía Gandía a pasar una semana, fundamentalmente para disfrutar del buen tiempo y los arroces de la zona.

El viaje por Zaragoza fue rápido, sin contratiempos y a mediodía ya estábamos en el hotel.

La tarde la dedicamos a conocer Gandía, algo alejada de la playa donde estábamos situados.

02. Gandía. Plaza Jaime I

En la Plaza Mayor se hallan dos de los edificios más emblemáticos de la ciudad: el Ayuntamiento.

03. Gandía. Ayuntamiento

Y la Colegiata.

04. Gandía. Colegiata

En la que destaca la portada de los Apóstoles en la plaza vecina.

05. Gandía. Colegiata. Puerta de los Apóstoles

En la plaza de las Escuelas Pías se han instalado una serie de estatuas que representan a los miembros más relevantes de la familia Borja.

07. Gandía. Plaza de las Escuelas Pías

Visita obligada en Gandía es el Palacio Ducal, residencia de la familia Borja desde 1485, parte de cuyo espacio ocupa actualemnte el colegio de los jesuitas.

08. Gandía. Palacio Ducal

10. Gandía. Palacio Ducal

El día siguiente amaneció despejado, aunque fresquito. Nos acercamos primero a la torre-vigía de Xeraco. Estas torres abundaban a lo largo de la costa para vigilar la llegada de bajeles piratas. El exterior de ésta ha sido restaurado, el interior está convertido en un estercolero.

12. Xeraco. Torre-vigía

Junto a la torre discurre el río Vaca, muy frecuentado por diversos tipos de aves.

15. Xeraco. Río Vaca

Nos dirigimos a Alzira donde el paseo fue a ratos bajo la lluvia.

16. Alzira. Restos murallas

17. Alzira

En la segunda mitad del siglo pasado se desvío el ramal del Júcar que cruzaba el centro de la ciudad. El antiguo cauce es hoy una calle que conserva los casalicios que adornaban el antiguo puente de Sant Bernat.

18. Alzira. casalicios del antiguo puente de Sant Bernat

Las antiguas murallas es uno de los atractivos que conserva Alzira.

21. Alzira. Restos murallas

22. Alzira. Restos murallas

De Alzira a Algemesí, ya sin nada de lluvia. Allí visitamos San Jaime

25. Algemesí. San Jaime

26. Algemesí. San Jaime

Con la capilla que alberga el sepulcro de la beata Josefa Naval (la señora Pepa), cuya devoción en la ciudad es grande.

27. Algemesí. San Jaime. Acceso a capilla Beata Pepa

Con un paseo por la villa se nos hizo la hora de comer.

29. Algemesí

30. Algemesí

Por la tarde paseo, compras y cine como haríamos varios de los días.

31. Gandía

Al día siguiente a Cullera. Paseo por la playa.

33. Cullera

Y subida al castillo.

34. Cullera. Castillo

Lo mejor, las vistas.

35. Cullera. Castillo

38. Cullera. Castillo

43. Cullera. Castillo

Las diversas dependencias, muy restauradas, conservan poco del sabor original

42. Cullera. Castillo

En la antigua capilla se ha instalado un pequeño museo arqueológico. Esta cruz de término gótico-renacentista es de lo más relevante.

41. Cullera. Castillo

Junto al castillo se halla el Santuario de la Virgen del siglo XIX.

47. Cullera. Castillo. Santuario de la Virgen

En una visita a tierras valencianas no podíamos dejarnos la visita a uno de mis lugares predilectos: El Palmar en el centro de la Albufera. Allí donde la paella y el all-i-pebre saben a gloria.

48. el Palmar

50. el Palmar

51. el Palmar

52. el Palmar

El sábado lo dedicamos a recordar épocas pasados. Fuimos a Caudete, pueblo donde nació mi padre y de donde son la inmensa mayoría de mis antepasados paternos desde el siglo XVI, tal como he podido rastrear en el archivo parroquial. Allí fuimos muy bien acogidos por nuestros primos tras muchos años sin vernos.

P1230080

Antes de dejar Caudete nos detuvimos en la ermita de la Virgen de Gracia a la que tanta devoción le tenía mi padre.

53. Caudete

Durante el regreso a Gandía amenazaba tormenta, pero todo quedó en la amenaza.

54. Regresando a Gandía

El domingo el objetivo fue Denia y su castillo.

55. Denia. Subiendo al castillo

Mientrtas ascendíamos hacia él teniamos vistas sobre Nuestra Señora de la Asunción.

59. Denia. Subiendo al castillo

El castillo está bien acondicionado para su visita.

61. Denia. Castillo

63. Denia. Castillo

El camino empedrado de ascenso te remonta a otros tiempos.

70. Denia. Castillo

Murallas y baluartes se distribuyen entre una agradable pineda.

76. Denia. Castillo

77. Denia. Castillo

79. Denia. Castillo

Las vistas son estupendas.

67 Denia. Castillo

Sobre todo hacia El Montgó

75. Denia. Castillo

En la parte más alta el viento soplaba de lo lindo.

86. Denia. Castillo

Visitamos el museo y emprendimos el descenso.

87. Denia. Castillo

Las calles de Denia estaban muy tranquilas. ¡Qué diferencia con el aspecto que deben presentar en verano!

90. Denia

91. Denia

Tampoco había mucho movimiento en el puerto, pero el tiempo tampoco motivaba al paseo.

92. Denia

El siguiente día fuimos al monasterio de Santa María de Valldigna, ubicado en Simat. Fundado en 1298 por Jaime II, que cedió el lugar a la abadía de Santes Creus. Un terremoto en el siglo XIV y otro en el XVII provocaron graves daños. Fue reformado más tarde dándole un nuevo aspecto, sobre todo a al actual iglesia y a la capilla de Nuestra Señora de Gracia, ambas barrocas.

Con la desamortización empezó la ruina y el expolio del lugar, que en 1991 fue adquirido por la Generalitat y se inició un plan de restauración y recuperación de partes dispersas.

DSC_0142

La fuente de los tritones es una muestra de las obras recuperadas, que desde 1851 estaba en Valencia.

98. Monasterio de Santa María de Valldigna

Desde el amplio patio se tiene una excelente vista de la entrada y la capilla de Nuestra Señora de Gracia

100. Monasterio de Santa María de Valldigna

El aspecto exterior de la iglesia no hace suponer lo que vamos a hallar en su interior.

99. Monasterio de Santa María de Valldigna

Ya sorprende la rica decoración del ático.

101. Monasterio de Santa María de Valldigna

Y qué decir del interior.

104. Monasterio de Santa María de Valldigna

Especialmente de la cúpula.

105. Monasterio de Santa María de Valldigna

Las restantes dependencias alternan partes con los retos consolidados y otras restauradas.

110. Monasterio de Santa María de Valldigna

117. Monasterio de Santa María de Valldigna

120. Monasterio de Santa María de Valldigna

124. Monasterio de Santa María de Valldigna

El claustro alto del palacio del abad es otra de las partes recuperadas, que estaba en una mansión de Torrelodones.

122. Monasterio de Santa María de Valldigna

En el refectorio se ha reconstruido recientemente la bóveda.

126. Monasterio de Santa María de Valldigna

La capilla de Nuestra Señora de Gracia, situada junto al portal de acceso al monasterio fue construida en el siglo XVIII para prestar los servicios litúrgicos a la población de Simat.

132. Monasterio de Santa María de Valldigna. Capilla de la Virgen de Gracia

133. Monasterio de Santa María de Valldigna. Capilla de la Virgen de Gracia

A escasa distancia del monasterio se halla la ermita de Santa Ana, antigua mezquita, conocida popularmente como la Xana.

139. Monasterio de Santa María de Valldigna. Ermita de Santa Ana

Desde allí se disfruta de una buena perspectiva del monasterio tras los naranjales.

140. Monasterio de Santa María de Valldigna desde ermita de Santa Ana

Por la tarde nos dimos un paseo por el Grau de Gandía.

145. Gandía. El Grao

Donde visitamos la interesante iglesia de San Nicolás, de principios de los años sesenta del siglo pasado, obra de Eduardo Torroja.

144. Gandía. San Nicolás

142. Gandía. San Nicolás

Acabamos con un paseo por Gandía.

147. Gandía

148. Gandía

Donde aún pudimos asistir al desfile de presentación de las fallas.

DSC_0131

DSC_0139

Nuestro último día en Gandía lo iniciamos visitando algunos pueblos, pero el intenso viento nos hizo abandonar y dirigirnos más al interior. Fuimos a La Ollería para intentar visitar el Museo del Vidrio, pero estaba cerrado y sin ninguna indicación de horarios. Regresábamos a Gandía y paramos en el monasterio e San Jerónimo de Cotalba.

150. Monasterio de San Jerónimo de Cotalba

Entre semana sólo abre para visitas concertadas,  pero como vimos un autocar entramos.

151. Monassterio de San Jerónimo de Cotalba

Los viajeros del autocar ya se iban y la iglesia ya estaba cerrada.

153. Monasterio de San Jerónimo de Cotalba

Aún nos dio tiempo de echar un vistazo al claustro y al jardín.

154. Monasterio de San Jerónimo de Cotalba

155. Monassterio de San Jerónimo de Cotalba

Con esta visita dimos por terminado el viaje y dedicamos la última tarde a la lectura, al cine y al paseo.

El miércoles, a casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: