Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Iglesia parroquial de Laguarres

Iglesia parroquial de Laguarres

Durante la guerra de la Independencia las tropas napoleónicas tuvieron un gran problema en España con las partidas de guerrilleros, gente ruda, conocedora del terreno y con una gran capacidad de movimiento por sierras y barrancos.

Guerrilleros 1

En Ribagorza destacó el grupo del Beneficiado de Laguarres, personaje cuyo nombre consideran desconocido en muchas publicaciones, incluyendo la Enciclopedia Aragonesa y wikipedia. A partir de ahora esto dejará de ser así pues creo que hemos resuelto el problema.

Las publicación por la que más lo conocemos, quizás más recogiendo la tradición oral de la comarca que con estricto rigor histórico, es Los guerrilleros de 1808. Historia popular de la Guerra de la Independencia de Enrique Rodríguez Solís, publicada entre 1887-1888, o sea casi ochenta años después de los hechos.

En esta publicación se habla de dos guerrilleros ribagorzanos Francisco Vinós y el Beneficiado de Laguarres. Del Beneficiado se narra su hecho de armas más conocido del que luego hablaremos. De Vinós solo que dirigía un pequeño grupo de guerrilleros.

Muñoz Maldonado los menciona como dos individuos distintos. Iglesias cita a Francisco Vinós, pero del Beneficiado no dice nada.

En obras modernas, en artículos periodísticos, en webs,  se repite lo que han dicho otros siendo la primera fuente Rodríguez Solís.

Al final resulta que la solución a la identidad del Beneficiado es sencillísima (la navaja de Ockham funciona siempre): él y Vinós son la misma persona.

Releyendo un artículo que publicó F. Castillón en Argensola me aparece lo siguiente referente a una visita de 1816. “… dos raciones y un beneficio que tiene Pascual Clua, canónigo vicario de Tamarite y ahora vicario de Laguarres, otro beneficio de San Miguel y la Virgen que lo poseía Francisco Vinás”. No hace falta mucha imaginación para ver que este Francisco Vinás (un pequeño error de transcripción en Castillón, lo que tampoco es nada raro) es Francisco Vinós. Ya tenemos ahí al famoso Beneficiado hasta ahora sin nombre.

De todas formas seguí buscando para reafirmarlo y encontré una publicación de 1820, o sea muy cercana a los hechos, del Maestro Salmón, monje agustino, en la que se cita a Francisco Vinós, beneficiado de Laguarres, como jefe de una agrupación guerrillera activa en Ribagorza. Creo que queda más que confirmada la identidad del famoso Beneficiado.

La guerrilla.  Con esta denominación se define un grupo de paisanos movilizados cual ejército irregular bajo el mando de un jefe.

En España se popularizaron las partidas guerrilleras durante la Guerra de la Independencia. Surgió en principio como fruto de la hostilidad popular frente a los invasores, o sea hay un componente de afirmación nacional y de odio al francés, pero hubo otros factores de movilización que facilitaron su popularización y crecimiento. No fue el menor la propaganda católica, muy reacia a las ideas ilustradas procedentes de Francia. Por eso no es de extrañar la cantidad de elementos clericales que participaron activamente en ellas.

Guerrillero

Jerónimo Merino, párroco de Villoviado, conocido como “el cura Merino” fue uno de los jefes guerrilleros más destacados y típico defensor de la monarquía tradicional y católica. Terminada la guerra renunció a los honores militares y volvió a su labor como cura de pueblo, pero más tarde volvió a tomar las armas durante el alzamiento realista de 1822 y en la primera guerra carlista, siempre en defensa del absolutismo.

El-cura-Merino

El cura Merino

Otros guerrilleros famosos fueron luego destacados liberales como Espoz y Mina o Juan Martín “el Empecinado”.

Muchos componentes de las partidas guerrilleras eran soldados desertores (una vez derrotadas las tropas regulares), otros, paisanos huidos de sus pueblos, agrupados bajo algún dirigente. Atacaban por sorpresa a correos o a pequeños grupos de soldados, huían y, como buenos conocedores del terreno, desaparecían. A menudo volvían a sus tareas campesinas habituales mezclándose con el resto de los aldeanos y se reagrupaban cuando les parecía.

Guerrillas 2

El gobierno procuró organizarlas dotándolas de reglamentos y proporcionándoles oficiales y armas (suministradas en general por los ingleses).

Poco a poco, avanzada la guerra, se fueron transformando las guerrillas en grandes unidades, que se iban integrando en el ejército regular.

Francisco Vinós “el Beneficiado de Laguarres”.

Durante varios años mantuvo en jaque a los franceses en la sierra de Laguarres y el valle del Isábena, principalmente. Su refugio principal era el castillo de Laguarres.

Castillo 1

Restos de la torre maestra de castillo.

Este, entre las muchas pequeñas fortalezas que tenían los musulmanes en la zona, era tal vez el más seguro e inexpugnable. Lo situaron en un peñasco sobre la sierra que separa el valle del Isábena del valle del Sarrón y, en la cara que mira al Isábena, abrieron muchas cavidades a cuyas ventanas no se podía llegar sino mediante muy largas escaleras. Desde el castillo divisaban diversos castillos, Fantova, Panillo, Güel, Grustán y Graus entre otros.

Desde el castillo

Francisco Vinós

era Beneficiado en la iglesia parroquial de Laguarres. Formó una guerrilla con algunos mozos del lugar, el sacristán, el campanero y hasta el monaguillo de la parroquia.

Inició sus correrías de acoso a los franceses por todo el término llegando hasta todos los municipios vecinos.

Pero el centro de sus operaciones eran la sierra y el castillo, donde se refugiaba después de sus atrevidas empresas y hasta el cual no se aventuraban a llegar los franceses y donde los guerrilleros se escondían en las cuevas solo accesibles mediante escalas móviles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El peñasco donde se ubica el castillo (foto de Cristian Laglera)

El primer hecho de armas que se le conoce fue un encuentro con un grupo mucho más numeroso de franceses que iban de Graus hacia Benabarre, a los que obligó a retirarse.

Atacó a otra columna francesa que iba a Graus a coger provisiones, pero esta consiguió penetrar en Graus, aunque se tuvo que refugiar en el convento de Dominicos. Las fuerzas del beneficiado atacaron el convento, pero no consiguieron tomarlo. En este ataque participaron otros clérigos como el párroco de Laguarres y el ministro (superior) de los Trinitarios de Monzón.

Una vez, llegaron las tropas napoleónicas al pie del castillo persiguiendo al beneficiado. Lo sitiaron, pero entre el frío y las bajas que les causaban los guerrilleros disparando desde arriba se vieron obligados a levantar el cerco.

Guerrillas desde el castillo

Tiempo después, otro oficial francés se decidió a intentar el asalto, pero el Beneficiado y sus guerrilleros esperaron tranquilamente y las grandes bajas sufridas por los asaltantes, sin que hubiese víctimas entre los defensores, hicieron desistir del asalto al temerario oficial.

Y ahora la hazaña más conocida de Francisco Vinós. Prepararon los imperiales una emboscada, ocultándose en la sierra a fin de prenderlo al regreso de una de sus correrías.

Enterado el Beneficiado de la celada, llamó en su ayuda a los habitantes de Laguarres, Capella, Castarlenas, Torrelabad y Portaspana, y una vez llegada la noche, cuadrillas de hombres de esos pueblos con gran sigilo, rodearon a los franceses hasta que, arrastrándose por el suelo, llegaron a corta distancia de ellos.

A la señal del canto del mirlo, muy bien imitado por el Beneficiado, experto cazador, los campesinos prendieron fuego al bosque, que empezó a arder rápidamente al haber muchas “tepas”, arbusto muy resinoso. (Tepas dice Madoz que las llaman en el país, yo creo que se refiere a estepa, un tipo de jara).

Los franceses no creyeron que el fuego los iba a rodear inmediatamente y esperaron el ataque. Este no se produjo y en cambio el fuego los envolvió enseguida.

Procuraron escapar, pero tras las llamas estaban las escopetas y trabucos de los lugareños. Las narraciones hablan de que los franceses corriendo y aullando como locos, con sus brillantes cascos y uniformes relucientes por las llamas, parecían fantasmas en el infierno.

El incendio tomó proporciones gigantescas, engendrando un dantesco espectáculo.

 Finalmente los franceses viéndose absolutamente superados y presas del pánico arrojaron las armas y se rindieron

Desde esa noche las tropas imperiales franceses se olvidaron de Laguarres y su sierra.

Vinós aprovechó el terror que les infundía para seguir sorprendiéndoles en diversas escaramuzas en Benabarre, Graus y hasta Barbastro.

No sabemos qué ocurrió con el Beneficiado tras la contienda. En 1816, en el documento aportado por Castillón se habla de él y su beneficio en pasado. Podía haber fallecido o haberse incorporado con algún cargo al ejército como hicieron tantos otros guerrilleros. De momento hemos averiguado su nombre, en un futuro quizás será posible completar su biografía.

Bibliografía:

CASTILLÓN CORTADA, Francisco: “Documentos de la población altoaragonesa de Laguarres” en Argensola, nº 112, Huesca, 1998.

IGLESIAS COSTA, Manuel (2001). Historia del condado de Ribagorza, Huesca, 2001.

MADOZ, Pascual. Diccionario geográfico-estadístico-histórico 1845-1850, provincia de Huesca. Edición facsímil. 1985.

MUÑOZ MALDONADO, José (conde de Fabraquer). Historia política y militar de la guerra de la independencia de España contra Napoleón Bonaparte: desde 1808 a 1814, escrita sobre los documentos authénticos del gobierno, Madrid, 1833, p. 268.

RODRÍGUEZ SOLÍS, Enrique. Los guerrilleros de 1808. Historia popular de la Guerra de la Independencia, cuaderno VII, Madrid, 1887-1888.

SALMÓN, Maestro: Resumen histórico de la Revolución de España, año de 1808, vol. II, Madrid, 1820.

Comentarios en: "EL BENEFICIADO DE LAGUARRES" (2)

  1. Pilar Tedó-icloud dijo:

    Gracias Paco por tus artículos. Espero estéis los dos bien !! En casita … no queda otra. Cuidaros mucho . Besos

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: