Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Entradas etiquetadas como ‘ábside semicircular’

SANTA MARÍA DE VALDEDIÓS. VILLAVICIOSA

Santa María de Valdediós.

Es a partir del año 1.218, siendo rey Alfonso IX, cuando, tras una importante obra de ingeniería consistente en la modificación del primitivo cauce del río Asta, se emprende la construcción del Monasterio de Santa María de Valdediós.  La iglesia es una excelente muestra de la arquitectura tardo-románica cisterciense, siendo la mayor iglesia románica de Asturias.

399. Valdediós. Santa María.

El monasterio tiene una larga historia de calamidades y vicisitudes. En 1515 una inundación destruyó las dependencias monásticas, que fueron reconstruidas, incluido el claustro. En 1691 una nueva inundación asoló el monasterio (ha llegado a ser denominado el monasterio anfibio por su exposición a las crecidas del río). Fue saqueado por los franceses durante la invasión napoleónica. Tras la desamortización el monasterio acabó pasando al Estado y luego al arzobispado de Oviedo que instaló aquí el seminario.

La iglesia, única parte que ha sobrevivido de lo original, es de un estilo cisterciense sobrio, sin apenas ornamentación, con muy leves excepciones.

El acceso debió ser monumental, pero está muy desfigurado por la construcción de un pórtico en el siglo XVII y la añadidura de un edificio adosado del XVIII. De todos modos, aunque modificados se conservan la espadaña y el rosetón y las portadas que daban acceso a cada una de las naves.

P1170947

La portada principal, abocinada, oculta por el pórtico, es de gran riqueza ornamental. Es de tres arcuaciones y guardapolvo. En las arcuaciones alternan dientes de sierra y flores tetralobuladas, ambos motivos extendidísimos en el románico asturiano. El guardapolvo es ajedrezado.

P1170944. Portada principal

Las columnas, lisas, soportan capiteles de entrelazos vegetales, excepto en el más interior de lado norte donde hay un personaje y una gran cabeza mordiendo un objeto y en los del lado sur donde, entre los entrelazos, aparecen algunas cabezas humanas.

P1170951. Portada central

P1170950. Portada central

La portada norte es más sencilla con dos arquivoltas protegidas por un guardapolvo con puntas de diamante y con los capiteles con decoración vegetal y volutas.

P1170938. Portada norte

La sur es aún más simple. de una sola arquivolta con el típico ornamento de dientes de sierra.

P1170952. Portada sur

Normalmente se accede al interior de la iglesia desde el claustro a través de la denominada Puerta de los Monjes.

Puerta de acceso a la iglesia desde el claustro

El interior tiene tres naves con transepto y tres ábsides. El central queda casi oculto por un retablo barroco.

395. Valdediós. Santa María. Altar mayor

 En los laterales se conservan altares de origen románico. Los tres se cubren con bóveda de cuarto de esfera.

P1170974.Ábside central. altar

P1170976. Altar ábside norte

Las naves del templo se dividen, cada una, en cinco tramos, separados entre sí por arcos fajones algo apuntados, y se cubren con bóveda de crucería. Los tramos que sobresalen del transepto, se cubren con bóveda de cañón ligeramente apuntada.

P1170977. Transepto

En la nave central, los arcos fajones descansan sobre capiteles apoyados en ménsulas, elementos éstos característicos de la arquitectura cisterciense.

P1170957

La separación entre nave central y naves laterales se realiza por arcos de medio punto apoyados sobre columnas semiadosadas a grandes pilares.

La ornamentación de capiteles y ménsulas es austera.

P1170964

P1170970

Todos son anicónicos con una notoria excepción, que no alcanzo a interpretar.

P1170969

El crucero norte de la iglesia se abre al exterior por una puerta que recibe el nombre de «puerta de los muertos» por ser la que comunicaba con el cementerio. Esta portada es de tres arcuaciones en bocel protegidas por un sencillo guardapolvo, que reposan en capiteles y columnas muy simples.

P1170988. Puerta de los Muertos

 En el tímpano de esta puerta está la inscripción fundacional, que curiosamente ha de ser leída de abajo hacia arriba. su traducción es: “El día decimoquinto de las calendas de junio en la era MCCLVI (18 de mayo de 1218 de nuestro cómputo actual), reinando don Alfonso en León siendo obispo de Oviedo Juan y abad de Valdediós Juan IV, fueron puestos estos cimientos por el maestro Gualterio, que construyó esta basílica”.

P1170989. Puerta de los Muertos 2

Al exterior, en al cabecera del templo, están bien diferenciados los tres ábsides  semicirculares, siendo más alto y saliente el central que los laterales.

398. Valdediós. Santa María

El ábside central está flanqueado por cuatro columnas adosadas que culminan en capiteles ornamentados.

P1170985

P1170981a

P1170984a

En los espacios que quedan entre las columnas se abren otras tantas ventanas de medio punto. El ábside lo remata una cornisa decorada con multitud de elementos geométricos: entrelazos, cruces, estrellas, ajedrezados, …

P1170981

Dicha cornisa está soportada, además de por los capiteles, por canecillos, alguno figurado.

P1170982

Los ábsides laterales presentan en su centro una pequeña ventana de arco de medio punto y su cornisa se sustenta en una larga serie de canecillos ornamentados con motivos geométricos.

P1170980

Ábside sur

P1170986

Ábside norte

Todo el aparejo del templo es de excelentes sillares de piedra arenisca.

ENCAMP

Encamp es una tranquila población andorrana entre semana y fuera de la época de esquí.

009. Encamp

Los desniveles de las poblaciones andorranas debidos a la complicada orografía y a la estrechez del valle nos obligaban a desplazarnos desde el hotel en coche, por lo menos hasta el centro.

002. Encamp. Hotel

Empezamos la  mañana siguiendo el paseo que a lo largo del  Valira llega hasta la bonita población de Les Bons.

011. Encamp. Passeig de les Bons

013. Encamp. Passeig de les Bons

Ascendiendo por sus calles llegamos al conjunto medieval que la corona. Este conjunto está formado por la iglesia de San Román, la denominada Torre de los Moros, un par de palomares, que se remontan al siglo XVI, y el antiguo depósito de agua del recinto conocido como “Baño de la Reina Mora” .

016. Encamp. Les Bons

017. Encamp. Les Bons

014. Encamp. Les Bons

Antes de llegar a la iglesia y el torreón ya vemos un abrevadero excavado en la roca.

019. Encamp. Les Bons. Abrevadero bajo la iglesia

La iglesia de San Román, consagrada en 1164 según el acta contenida en la lipsanoteca que se halló en el altar, sigue el modelo lombardo, pero realizado en época más avanzada por operarios locales menos hábiles como ocurre en muchos otros lugares del nordeste español.

042. Encamp. Les Bons. Sant Romà

Es de una nave y un ábside en el que la decoración de lesenas y arcuaciones ciegas es manifiesta.

037. Encamp. Les Bons. Sant Romà

La portada se resguarda tras un pórtico de época posterior y presenta el único motivo escultórico de la iglesia: un friso de dientes de sierra similar al de otra iglesia andorrana, la de Santa Coloma.

023. Encamp. Les Bons. Sant Romà

025. Encamp. Les Bons. Sant Romà. Portada

Como nos ocurrió en las restantes iglesias de la población no pudimos acceder al interior, lo cual al parecer sólo es posible en pleno verano, y no en todas.

Pasamos un rato sentados en el pórtico, lo que vale la pena indudablemente.

028. Encamp. Desde el pórtico de Sant Romà de les Bons

La torre , conocida como de los Moros, debía centrar todo un amplio recinto fortificado. Se levanta directamente sobre la roca al igual que la iglesia.

020. Encamp. Les Bons. Torre dels Moros

Se ha instalado una escalera metálica en su interior, la cual permite acceder a la parte superior donde quedan restos de matacanes.

066. Encamp. Les Bons. Torre dels Moros

050. Encamp. Les Bons. Torre dels Moros. Matacanes

Y desde donde se tiene buenas vistas.

047. Encamp. Les Bons. Desde la Torre dels Moros

029. Desde Sant Romà de les Bons

La torre tenía cuatro plantas y en ellas se aprecian todavía diversas ventanas aspilleras.

041. Encamp. Les Bons. Torre dels Moros

052. Encamp. Les Bons. Torre dels Moros. Aspillera

Por encima de la torre aparece el “Baño de la Reina Mora”, antiguo depósito parcialmente excavado en la roca, que tenía canalizaciones para recoger y también repartir el agua.

054. Encamp. Les Bons. Baño de la Reina Mora

Un poquito más arriba se divisa una buena perspectiva del conjunto.

055. Encamp. Les Bons. Torre dels Moros y Sant Romà

De los palomares el que está en mejor estado es el llamado de Cotxà, que aparte de su uso como palomar también debió servir de fortificación como demuestran las aspilleras de sus muros.

043. Encamp. Les Bons. Colomer de cal Cotxà

Descendimos de les Bons por sus estrechas calles que aún conservan algunos restos de su pasado y cogimos el coche para recorrer las iglesias situadas en las distintas aldeas.

070. Encamp. Les Bons

072. Encamp. Passeig de les Bons

Primero fue San Marcos y Santa María, que hoy en día hace de capilla del  cementerio.

074. Encamp. Sant Marc i Santa Maria

La iglesia de origen románico ha sido muy transformada. La fecha que aparece sobre la portada, 1712, puede ser indicativa de cuando se realizaron las mayores reformas.

079. Encamp. Sant Marc i Santa Maria. Portada

Tras la cabecera plana actual quedan restos del ábside semicircular.

090. Encamp. Sant Marc i Santa Maria. Cabecera

075. Encamp. Sant Marc i Santa Maria. Restos ábside primitivo

En cada cara del campanario de espadaña hay un rostro esculpido en no demasiado buen estado.

083. Encamp. Sant Marc i Santa Maria. Rostro en cara este de la espadaña

No lejos de esta capilla se encuentra Vila, población de remoto origen que conserva también en su parte alta una pequeña iglesia: San Román de Vila.

100. Encamp. Sant Romà de Vila

Como la anterior conserva restos del ábside original, pero el resto también ha sufrido muchas reformas.

103. Encamp. Sant Romà de Vila. Cabecera

Procedentes de esta iglesia en el Museu d’Art de Catalunya están las tablas del frontal y los laterales de una mesa de altar, que se considera de la primera mitad del siglo XIII.

En el núcleo principal de la población de Encamp se halla la parroquial de Santa Eulalia.

105. Encamp. Santa Eulalia

También muy modificada en el siglo XVII y en la primera mitad del  XX en que fue destruido el ábside original.

El esbelto campanario es lo que menos ha cambiado y en él puede apreciarse su decoración lombarda. Como curiosidad se puede destacar que tiene una notoria inclinación hacia el sur, apreciable a simple vista.

106. Encamp. Santa Eulalia

Un amplio pórtico de origen medieval protege la portada de acceso.

108. Encamp. Santa Eulalia. Pórtico

Enfrente se conserva un pequeño conjuradero cuadrangular, desde donde se procuraba alejar las tormentas y a veces otros peligros como plagas o amenazas de poderes malignos.

110. Encamp. Santa Eulalia. Conjuradero

Detrás de la iglesia hay un pequeño Museo de Arte Sacro, pero, pese al horario que había en la puerta, se encontraba cerrado.

Otra antigua población que forma parte de la parroquia de Encamp es la Mosquera en la cual también hay una iglesia, San Miguel y San Juan, de incierto origen.

005. Encamp. Sant Miquel

Cerca está la oficina de turismo y en la plaza, más arriba, el edificio del Comú. El Comú en Andorra es el órgano administrativo de cada parroquia, equivalente a los ayuntamientos de los municipios en otros lugares.

118. Encamp. Comú

Lo poco que nos sobró del día lo dedicamos a lo que es más habitual en Andorra. ¡Cómo no!, las compras

A %d blogueros les gusta esto: