Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Entradas etiquetadas como ‘cabezas picudas’

NUESTRA SEÑORA DE LUGÁS. VILLAVICIOSA

Nuestra Señora de Lugás

Muchos remontan su origen a la época de Alfonso I cuando aquí había un monasterio. Hubo más tarde un castillo.

418. Nuestra Señora de Lugás

De todos modos el templo actual es de finales del siglo XII. Fue muy modificado los siglos XVII y  XVIII.

419. Nuestra Señora de Lugás

Ya en el XIX se añadió la espadaña y el pórtico que rodea la iglesia por el sur y el oeste.

P1180151

Es de una nave rematada con una cabecera de forma poligonal. Únicamente conserva de su primitivo estilo románico el arco triunfal de acceso a la cabecera y las portadas oeste y sur. 

P1180136

La portada occidental está situada sobre un cuerpo saliente del edificio. Su compone de tres arquivoltas de medio punto decoradas con dientes de sierra, boceles y palmetas y un guardapolvo ajedrezado.

420. Nuestra Señora de Lugás

Las arcuaciones se apoyan sobre impostas, y tres columnas a cada lado con capiteles decorados con motivos vegetales y uno figurado.

P1180130

P1180131

En el capitel figurado aparece un personaje (probablemente Daniel) entre dos simpáticos leones.

P1180129

Se protege con un tejaroz con canecillos con motivos diversos  y metopas con flores teatralobuladas.

P1180157

Entre los canecillos hay zoomórficos.

P1180153

Geometrizantes.

P1180155

Y con rostros humanos.

P1180156

La portada situada en la fachada sur es más sencilla pues sólo tiene dos arquivoltas de medio punto decoradas con rollos zamoranos y otra con cabezas en pico de esas consideradas de influencia irlandesa o normanda. La doble arquivolta está protegida por un guardapolvo.

P1180158

Y se apoya sobre columnas a cada lado con capiteles decorados.

P1180133

P1180134

La portada y su decoración son muy similares a San Esteban de Aramil.

La iglesia conserva una imagen de la Virgen, talla del siglo XII, aunque modificada, siendo ahora una Virgen de vestir. Una señora consiguió salvarla del fuego durante al guerra civil.

Al este de la iglesia hay como en tantos otros lugares asturianos un altar sacralizado.

421. Nuestra Señora de Lugás

Este lugar es un importante lugar de peregrinación. en épocas tanto o más que Covadonga. Nadie lo diría ahora pudiendo disfrutar de la tranquilidad y el sosiego de una visita en solitario.

SAN JUAN DE AMANDI. VILLAVICIOSA

San Juan de Amandi.

Amandi  es una parroquia de población dispersa del concejo de Villaviciosa, a muy corta distancia de la capital del concejo.

La iglesia parroquial de San Juan fue declarada Monumento Nacional en 1981. Se la fecha a principios del siglo XIII, pese a que haya documentos anteriores que la citan, pero no debía ser el edificio que ha llegado a nuestros días. Fue en sus inicios iglesia de un monasterio.

405. Amandi. San Juan

Es de una nave con cubierta de madera encabezada por un ábside semicircular con bóveda de cuarto de esfera precedido por un espacio recto con bóveda de arista.

La nave y el presbiterio conectan a través de un gran arco triunfal con los capiteles de las dos columnas que lo sostienen decorados.

P1180046

Un pórtico de madera del siglo XVII la rodea por el sur y el oeste.

P1180052

En cada uno de los lados porticados hay una puerta.

La extraordinaria puerta occidental es notoriamente apuntada. Consta de cuatro arquivoltas, decoradas con dientes de sierra (grandes y pequeños), rosetas y cabezas picudas. En el guardapolvo se muestran flores.

P1180048

Las cabezas picudas, similares a las de San Esteban de Aramil, aparecen en algunas iglesias asturianas de la época y se suponen traídas por navegantes desde Irlanda y/o Normandía.

Curiosamente las columnas son abombadas y sostienen capiteles con decoración vegetal.

P1180049

P1180050

Excepto uno en que aparece la presentación del Niño en el templo.

P1180051a

Corona la fachada una espadaña contemporánea del pórtico.

La portada de muro sur es mucho más sencilla. Consta de dos arquivoltas lisas. La única decoración, muy simple, está en el guardapolvo y la imposta.

P1180053

El ábside a finales del siglo XVIII fue desmontado pieza a pieza y reconstruido pues amenazaba con derrumbarse.

407. Amandi. San Juan

Este hecho consta en un sillar empotrado en él.

P1180057

El ábside queda dividido por cinco columnas. En cada uno de los espacios que se generan entre ellas se abre una esbelta ventana con derrame al interior formada por columnas con capiteles esculpidos que sostienen arcos con dientes de sierra bajo un guardapolvo con decoración floral.

P1180059

P1180062

Bastantes de los capiteles son figurados.

P1180060

Dos impostas, una ajedrezada y otra con motivos florales, recorren a distintas alturas el ábside.

P1180069

Los capiteles de las columnas y una serie de canecillos soportan el alero. Los capiteles son vegetales.

P1180071

Los canecillos son mayoritariamente geométricos pero no faltan los figurados con cabezas de animales y personajes humanos.

P1180070

P1180067

En la cornisa del tramo recto anterior al ábside hay algunos que son buena muestra del románico erótico.

P1180078

En el interior una doble columnata sostiene arcuaciones que recorren el ábside y el amplio espacio preabsidal.

406. Amandi. San Juan

OP1180083

Algunos capiteles de esa columnata son vegetales, pero otros son historiados con representaciones del Viejo y Nuevo Testamento.

SAN ESTEBAN DE ARAMIL. SIERO

San Esteban de Aramil

Su nombre completo es San Esteban de los Caballeros.

133. San Esteban de Aramil

La encontré gracias a la amabilidad de los lugareños pues con los indicadores oficiales lo más fácil es perderse.

Aislada en medio de los campos, la naturaleza, el paisaje, la soledad  y el silencio, pese a la proximidad de la autovía, hacen de ella un lugar óptimo para pasar un buen rato.

132. San Esteban de Aramil

Es una pequeña iglesia de una nave encabezada por un ábside semicircular.

Tiene portadas al sur y al oeste.

La del oeste tiene dos arquivoltas y guardapolvo, que descansa sobre dos columnas que a su vez se apoyan en basas decoradas con flores de lis. La arquivolta exterior está decorada con dientes de sierra. El guardapolvo es ajedrezado.

136. San Esteban de Aramil. Portada oeste

La imposta está formada por semicírculos (muy frecuentes en iglesias románicas asturianas). Los capiteles de la izquierda muestran entrelazos y una cabeza mordiendo una palmeta (¿el famoso “hombre verde”?. Los de la derecha son vegetales.

P1170231

P1170232

Sobre la portada hay incrustada una inquietante calavera en piedra, que fue traída del cementerio tras la restauración.

138. San Esteban de Aramil. Calavera sobre la portada oeste

La portada sur, más pequeña, tiene  la arquivolta interior lobulada y la exterior formada por cabezas picudas, que se suponen de origen normando. La unión de ese tipo de lóbulos denominados rollos zamoranos y las cabezas picudas se da en diferentes iglesias asturianas. El guardapolvo está decorado floralmente.

137. San Esteban de Aramil. Portada sur

Portada sur 2

El ábside se levanta sobre un zócalo y presenta cornisa con decoración geométrica, que sostienen canecillos, muchos de ellos figurados, entre los cuales hay metopas con decoración floral.

135. San Esteban de Aramil

Tiene una ventana en el centro decorada con dientes de sierra similares a los de la portada oeste y columnas con capiteles vegetales.

P1170239

A la altura de la ventana recorre el ábside un friso ajedrezado.

Algunos de los canecillos muestran rollos y otras representaciones decorativas y geométricas.

P1170243

P1170242

Pero muchos otros son figurativos.

P1170241

La pareja abrazada es frecuente en iglesias de la zona.

P1170250

También el hombre con tonel.

P1170241a

Resulta curioso este rostro de larga barba.

P1170252

O este monje agachado.

P1170237a

También hay canecillos zoomórficos.

P1170251

El aparejo de la iglesia es de mampostería excepto en las cantoneras y alrededor de puertas y ventana donde es de buenos sillares.

P1170234

Se considera de principios del XIII y fue restaurada a finales de los años cincuenta del siglo pasado.

Entre que es conocida con el nombre de “Los Caballeros”,  la calavera (ahí ven a Bafomet), el hombre verde, las flores de lis y los supuestos símbolos solares de las metopas esta iglesia es una delicia para los amigos del esoterismo templario.

A %d blogueros les gusta esto: