CAPELLA. SAN MARTÍN

San Martín de Capella

En la parte más alta del pueblo. Las coordenadas UTM de la iglesia son 31 T 285157 y 4675098.

Desde el sudoeste

Desde el sudoeste

Iglesia de una nave cubierta por una bóveda apuntada sostenida por tres arcos fajones, también apuntados, apoyados en semicolumnas y en pilastras, y que arranca de una imposta lisa.

Interior

Interior

El ábside semicircular está cubierto con bóveda de cuarto de esfera. Exteriormente está rematado por una cornisa sostenida por 23 ménsulas decoradas, de las que se han perdido tres y la muchas de las restantes son inidentificables. Aún se aprecian una cabeza humana, otra demoníaca, una rosa de seis puntas, un escudo y una cruz.

Ábside desde el sur

Ábside desde el sur

Ábside desde el norte

Ábside desde el norte

Canecillos. Detalle

Canecillos. Detalle

En el centro del ábside hay una ventana de medio punto dovelada de doble derrame, no visible interiormente por el retablo.

Ábside. Ventana

Ábside. Ventana

Al sur del ábside hay añadida la sacristía, de época posterior, iluminada por una ventana al este.

Desde el sudeste

Desde el sudeste

La portada, en el muro sur, está formada por tres arquivoltas que envuelven las dovelas interiores, arrancando de una imposta sostenida por capiteles que han perdido las columnas. Las dos primeras arquivoltas son lisas, la última tiene a modo de guardapolvo una moldura de puntas de diamante.

Portada

Portada

Los capiteles tienen todos la misma decoración: unas hojas de palma. La imposta que sostienen tiene gravados entrelazados vegetales.

Portada. Capiteles e imposta del lado occidental

Portada. Capiteles e imposta del lado occidental

El único elemento figurativo es un ángel en el intradós del montante derecho.

Portada. Ángel en el intradós oriental de la imposta

Portada. Ángel en el intradós oriental de la imposta

En el izquierdo hay un entrelazado vegetal que Iglesias interpreta como una serpiente.

Portada.

Portada. Intradós occidental

En el frontis, al oeste, hay una puerta tapiada que comunicaba con el cementerio, hoy sustituido por un jardín. Esta puerta es de arco de medio punto formado por dovelas y tiene un crismón trinitario en la clave.

Portada occidental

Portada occidental

Crismón

Crismón

En el muro norte, entre el frontis y la primera capilla, hay otra puerta de arco de medio punto, tapiada.

Puerta norte

Puerta norte

En el muro oeste hay también restos de un ojo de buey de época moderna, medio destruido al abrir el gran óculo que da luz al coro, y una ventana de medio punto tapiada, que tal vez pertenecía al campanario original, situado en el ángulo sudoeste.

Desde el noroeste

Desde el noroeste

Sobre el ábside se edificó en 1744 un campanario de torre mudéjar de ladrillo con azulejos en su último cuerpo. La base es de sillería. Tiene una ventana en cada cara, con campanas al sur, este y oeste. Las esquinas tienen forma de hornacinas, que debieron contener imágenes. Se accede al campanario desde el coro al otro extremo de la iglesia cruzando por encima de la actual bóveda.

Desde el nordeste

Desde el nordeste

Todo el interior está enyesado excepto el ábside.

En el lado sur se abren dos capillas cubiertas con bóveda de lunetos, comunicadas entre sí.

Capilla sudeste

Capilla sudeste

Capilla sudoeste

Capilla sudoeste

En el muro norte hay tres capillas. La más cercana al presbiterio es similar a las del lado sur.

Capilla nordeste

Capilla nordeste

La central cubierta por una cúpula que acaba con linterna al exterior. Entre ésta y la anterior se halla el púlpito.

Capilla central lado norte

Capilla central lado norte

La capilla norte situada más hacia los pies, dedicada a San Antonio Abad, muestra una sencilla bóveda de crucería.

Capilla noroeste

Capilla noroeste

Esta última capilla alberga una gran pila bautismal.

Pila bautismal

Pila bautismal

A la derecha de la puerta, sobre una pilastra, se levanta la pila de agua bendita, que por el tamaño más parece una pila bautismal reaprovechada.

Pila bautismal usada como benditera

Pila bautismal usada como benditera

A poniente se levanta el coro sobre arco rebajado al que se accede por una escalera en el muro sur.

Interior hacia los pies

Interior hacia los pies

El aparejo es cuidado, de sillares muy regulares, pulidos, dispuestos en hileras ordenadas, si bien es posible percibir alteraciones debido a las reformas sufridas. Los sillares más antiguos son de mejor calidad y muestran marcas de cantero (una cruz es la que se repite abundantemente). La parte superior de los muros laterales es mucho más rústica.

Marcas de cantero

Marcas de cantero

La cubierta es de tejas, que debió sustituir a la primitiva de losas cuando se sobreelevaron los muros laterales.

Los elementos arquitectónicos y escultóricos de la iglesia original (ábside, nave, portada) cabe fecharlos en el siglo XIII.

Debajo del coro hay otras tres pilas bautismales de origen altomedieval. La más alta procede de Torruella. Había otra, procedente de Bafaluy, que fue trasladada a Graus.

Pila bautismal 1

Pila bautismal 1

Pila bautismal 2

Pila bautismal 2

Pila bautismal 3

Pila bautismal 3

El altar mayor lo preside un retablo de dieciocho tablas de San Martín, de principios del XVI pintado por el portugués Pedro Núñes. Fue desmontado durante la guerra civil y montado de nuevo después en un nuevo armazón realizado a imitación del original. Por el contrato de 1527, que se conserva, se deduce que faltan algunas tablas, que podrían estar en la colección Muntredas de Barcelona. Ha sido restaurado recientemente.

Retablo

Retablo

Un retablo del siglo XV y otro del XVI dedicado a San Joaquín y Santa Ana fueron quemados en 1936.

Hay un frontal de altar de San Martín en el Museo Diocesano de Solsona que se cree pertenecía también a esta iglesia (antes se suponía que procedía de Binefar).

Capella fue reconquistada hacia 1080 por Sancho Ramírez. El primer señor fue Arnau Mir de Tost, pero pronto pasó a los Lierp y, a partir de 1174, a los Erill.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 272-274.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 352-355.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo II, Prames, Zaragoza, 2004, p. 16-22.

MIGUEL BALLESTÍN, Pascual y MORTE GARCÍA, Carmen: Retablo de Capella, Prames, Zaragoza, 2000.

CAPELLA. PUENTE

Puente de Capella

Atraviesa el Isábena, al sur de la población. Sus coordenadas UTM son 31 T 0285244 y 4674923.

Puente de ocho ojos. Su perfil es con elevación central, de los denominados de espalda de asno.

Puente 6

Tiene una longitud de más de cien metros y una anchura de 2,70, que es notoria para este tipo de puentes.

Cruza de noroeste a sudeste, que corresponden al margen derecho e izquierdo del río, respectivamente.

El ojo mayor es de perfil apuntado, los restantes –dos al sur y cinco al norte- de arco de medio punto, formados todos con dovelas alargadas. El arco mayor, juntamente con el que le sigue hacia el norte son los únicos por donde pasa el agua continuamente. Por el ojo más al sur y los tres más al norte hace muchos años que no pasa agua. Los dos más occidentales están bastante hundidos en el terreno, sobre todo el último que puede pasar desapercibido.

Puente 2

Entre los arcos tiene tajamares triangulares, tanto aguas arriba como aguas abajo, excepto entre los dos últimos arcos al norte. El tajamar del arco mayor del lado derecho es escalonado y ha sido reforzada su base recientemente. En este puente, como en otros, estos tajamares servían también como ensanchamientos en la parte superior a la hora de cruzar el puente.

DSCN2307

Los arcos mayores conservan los agujeros de las cintras, en el mayor aún se ven maderos.En el segundo arco contando a partir del margen izquierdo, hay un zócalo bien marcado.

Puente 7

Los sillares son grandes, bien tallados y colocados a soga y tizón.

El pretil del puente ha sido reformado muchas veces, en la actualidad se presenta formado por losas grandes cuadrangulares en la base y otras más alargadas arriba, en el arco central la mayoría de estas últimas son completamente nuevas. Recientemente se ha rehecho su pavimento.

Calzada desde la orilla izquierda

Calzada desde la orilla izquierda

Podría fecharse entre los siglos XIII y XIV, si bien con todas las dudas que ofrece la datación de estas obras de las que no hay documentación. Además hay reformas de épocas posteriores, incluso algunas bien recientes.

Este puente atravesaba el Isábena para emprender el camino que cruzaba la sierra y conducía a Castarlenas.

Hasta 1993, año en que se inauguró un nuevo puente, fue la única comunicación que tenían los habitantes de Capella para cruzar a la orilla opuesta. Poco después se iniciaron obras de rehabilitación.

En Catalunya Romànica indican que tiene seis ojos y en muchas otras publicaciones siete. Esto último es comprensible pues el ojo más occidental es muy pequeño y está bastante enterrado como para pasar desapercibido, pero lo de seis no se acaba de entender.

Primer ojo de la orilla derecha

Primer ojo de la orilla derecha

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 272-274.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 355.

CAPELLA. SAN ROQUE Y SAN PEDRO DE POCIELLO

San Roque y San Pedro de Pociello

Entre las casas de la prácticamente única calle de la localidad. El muro norte queda dentro de un recinto privado vallado. Coordenadas UTM: 31 T 0288927 y 4675460.

IP. Desde el SW

Pequeña iglesia de una nave cubierta con una bóveda muy apuntada y ábside semicircular abierto directamente a la nave.

Ábside

Ábside

A poniente se halla el portal formado por grandes dovelas. En la clave se lee “Año 1756”. La puerta, de madera, tiene grabado “Añ 1893” y las iniciales B y C.

Portada

Portada

Sobre el portal hay una pequeña ventana de medio punto y coronando la fachada un campanario de espadaña de un ojo con su correspondiente campana.

IP. Fachada 2

El interior se ilumina, además de con la ventana de la fachada, con otra rectangular, muy estrecha, que se abre en el muro sur, hacia la cabecera.

Hace unos años se revocó y blanqueó interior y exteriormente y se rehicieron  las cubiertas, construyendo una bóveda nueva extremadamente apuntada y una nueva cubierta exterior.

Interior

Interior

El aparejo es de mampostería. La cubierta de tejas, fruto de la última restauración.

La orientación y el ábside semicircular hacen que algunos autores citen este edificio como románico. Pese a que sus formas sigan fieles a modelos románicos, yo me inclino por  considerarla mucho más reciente. Aunque algunos la identifiquen con un San Pedro citado en la zona en el siglo X, lo cierto es que en el pueblo la consideran dedicada a San Roque y a San Pedro de Verona, advocación que lógicamente no puede ser anterior a la segunda mitad del siglo XIII. La fecha de 1756 de la clave bien podría corresponder a una profunda reforma sobre una obra anterior.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 271-272.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 85.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 243-244.

CAPELLA. POCIELLO. MIRALPEIX

San Salvador o la Transfiguración de Miralpeix

Desde Capella en dirección a Laguarres, justo pasado el puente sobre el Isábena, sale a la derecha una pista. A los cien metros hay que desviar a la izquierda por otra pista en ascenso y que se inicia en dirección contraria para poco más arriba volver a girar en dirección a la ermita, que se halla entre campos de cultivo. Sus coordenadas UTM son: 31 T 0287724 y 4675583.

Es un edificio de una nave encabezado por un ábside semicircular.

La nave está cubierta con bóveda de cañón muy ligeramente apuntada. La cubierta exterior es de losas, tanto en la nave como en el ábside.

El ábside, cubierto con bóveda de cuarto de esfera, se cierra en doble gradación.

Desde el sudeste

El ábside y la parte de la nave cercana a él están sobreelevados con respecto al resto de la nave.

En el interior se aprecian restos del enlucido que la debió cubrir, pudiéndose ver aún algún fragmento de pinturas formando curvas en el muro sur.

En los muros de la nave hay pequeños nichos cuadrados: seis en el muro sur y dos en el norte. Al lado del ábside hay una hornacina de arco de medio punto vaciada en el muro norte. En el ábside hay dos nichos: uno en el arco presbiterial al lado del evangelio y otro a más baja altura en el lado de la epístola.

A la derecha de la entrada se adivina el lugar que debía ocupar la pila de agua bendita.

Interior

El aparejo es irregular. Los ángulos de la fachada oeste están realizados con grandes piedras, algunas de ellas trabajadas, posiblemente fruto de reformas posteriores.

Hay una ventana aspillera en el ábside, cerrada al exterior por una pequeña piedra tosca en la que se ha vaciado un arquito de medio punto, tal como se ven a veces en estas obras rurales, que recuerdan formas vistas en edificios importantes.

Ventana del ábside

Otra ventana aspillera, con derrame al interior, aparece en el muro sur, cerca de la cabecera.

El acceso está al oeste y está formado por jambas bien trabajadas y grandes dovelas. Posiblemente sea obra del siglo XVI o XVII. Actualmente queda a un nivel superior del campo que la rodea. En el interior aún está la viga de madera donde encajaba la puerta desaparecida. Sobre la puerta hay una ventana monolítica de medio punto de doble derrame.

Portada

El ábside, el muro norte y la cubierta están cubiertos de hiedra, que amenaza con arruinar el edificio, pero que también sirve de momento para conjuntar los sillares.

La parte primitiva de la ermita habría que datarla en el siglo XII.

Al parecer, Miralpeix fue un pequeño núcleo habitado, documentado el siglo XIV y citado como caserío aún en el siglo XIX.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 272-274.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 356-357.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 244-245.