Relatos de viajes, excursiones y más.

Entradas etiquetadas como ‘cripta’

FLORENCIA. SAN MINIATO AL MONTE

Esta iglesia y el baptisterio de San Juan son los dos monumentos considerados las obras maestras del románico florentino.

San Miniato es tenido por el primer mártir florentino. Fue decapitado durante la persecución de Decio en el siglo III. Pronto le fue levantada una capilla en esta colina, lugar al que él se desplazó después de muerto con la cabeza bajo el brazo. Se trata pues de uno de los santos denominados cefalóforos.

En 1018 se inició la construcción de la actual iglesia para preservar en ella los restos de San Miniato hallados en la anterior capilla, documentada ya en época carolingia.

La fachada, toda ella de mármoles policromados, se aprecia tras una larga escalinata.

772. San Miniato del Monte

Consta de un cuerpo inferior formado por cinco arcos de medio punto (siglo XI) sostenidos por columnas verdes con capiteles blancos. Pese a la apariencia no corresponden a cinco naves sino a tres.

770. San Miniato del Monte

Y uno superior (siglo XII), que en el centro presenta una ventana clásica con frontón, sobre el cual hay un mosaico que representa a Cristo entre la Virgen y San Miniato (segunda mitad del XIII).

771. San Miniato del Monte - copia

Corona el frontón un águila que sujeta una bola de tela, símbolo del Arte di Calimana, patrocinadores de la iglesia. Éste era uno de los gremios más poderosos en la Florencia medieval, que agrupaba a los mercaderes de la lana.

771. San Miniato del Monte - copia (2)

El interior es de tres naves separadas por columnas.

Está estructurado en tres niveles al tener cripta y un presbiterio muy sobreelevado.

1. Nave central 2

Al fondo se encuentra la capilla del Crucifijo, obra de Michelozzo, que actualmente no es visible por reformas.

La nave central es más alta y ancha que las laterales por eso las semicolumnas que sostienen los dos arcos fajones se elevan por encima de los arcos formeros.

12. Formeros entre nave central y norte

Hay capiteles clásicos de mármol blanco reutilizados y otros de ladrillo pintados de blanco con hojas de acanto, que son de época románica.

Capitel 2

El pavimento de mármol de la nave central es de 1207 y está decorado con una delicada taracea.

3. Pavimento

Destaca el panel con los signos del zodíaco.

4. Zodíaco 2

Las naves se cubren con artesonados de madera.

Artesonado 2

En las muros de las naves laterales, sobre todo en la nave de la epístola, hay interesantes frescos de los siglos XIV y XV.

Frescos 6

Frescos 7

Frescos muro sur

Desde la nave del evangelio se accede a la capilla del cardenal de Portugal, diseñada por Antonio di Manetto, discípulo de Brunelleschi, una de las mejores muestras del renacimiento en Florencia,

778. Capilla del cardenal de Portugal

Sendas escaleras que parten de las naves laterales permiten acceder al presbiterio, que, como ya he dicho, queda muy elevado por encima de la nave.

10. Nave norte 4

Escalera desde la nave norte

El ábside lo dividen seis semicolumnas de mármol verde de Prato.

Ábside 9

En el presbiterio se encuentra el púlpito románico cuadrangular, de principios del XIII. Curiosamente muestra sólo a tres de los evangelistas. Falta Lucas.

6. Púlpito

El crucifijo que domina el altar mayor ha sido atribuido a Luca della Robbia.

7. Crucifijo 2

En la bóveda hay un gran mosaico de tradición bizantina con Cristo bendiciendo entre la Virgen, San Miniato y el Tetramorfos. Es de 1297.

11. Ábside 8

El ábside semicircular de la nave central -las laterales muestran cabecera plana- es exteriormente muy alto pues abarca los diversos niveles de la iglesia. En él se puede apreciar el aparejo de sillarejo imitando los ladrillos de las construcciones romanas. Se aprecia alguna franja de tizones.

763. San Miniato. Ábside

Las ventanas de la parte superior han sufrido múltiples reformas. Las inferiores son de medio punto y en alguna de ellas se juega con el bicromatismo, tan frecuente en el mundo clásico como en el románico italiano.


765. San Miniato. Ábside. Ventana norte

La cripta es la parte más antigua de la iglesia (siglo XI). Consta de siete pequeñas naves, tres centrales y cuatro laterales cubiertas con bóvedas de crucería sostenidas por columnas con capiteles de tipos diversos.

El altar está precedido por una reja de 1338 y en él están enterrados los restos de San Miniato, aunque esta cuestión no está exenta de polémica.

2. Cripta 18

Las bóvedas del presbiterio de la cripta están pintadas con frescos de Taddeo Gaddi (1341).

12. Cripta 5

El campanario fue diseñado a principios del siglo XVI por Baccio d’Agnolo y sustituyó a uno anterior que se había derrumbado.

Durante el asedio de las tropas de Carlos V se cuenta que el propio Miguel Ángel hizo cubrir la torre con colchones para protegerla de las descargas artilleras.

731. Campanario de San Miniato

Detrás de la iglesia hay un cementerio auténticamente monumental en el cual están las tumbas de muchos ciudadanos ilustres, entre ellos Carlo Collodi, el creador de Pinocho.

750. San Miniato. Cementerio

Desde el cementerio se obtienen perspectivas distintas de la cabecera y las dependencias conventuales situadas a mediodía de la iglesia

744. San Miniato. Cementerio

BRIOUDE. SAN JULIÁN

La basílica de San Julián se levantó sobre la tumba de este mártir del siglo IV.

La iglesia actual fue construida en varias fases y duró más de un siglo, desde mediados del XI a casi finales del XII. Las bóvedas góticas de la nave principal se añadieron en el XIII.

20170421_190813

La cabecera muestra el escalonamiento usual en el románico de Auvernia y una rica decoración gracias a las combinaciones con la policromía de las piedras.

503. Brioude. St-Julien. Desde el mirador

Su fachada de poniente y el campanario que la corona fueron reconstruidos en el siglo XIX

424. Brioude. St Julien. Fachada oeste

Las portadas y ventanas del primer nivel juegan con el cromatismo bicolor de las dovelas.

420. Brioude. St Julien. Fachada oeste. Portadas

El acceso se efectúa por las portadas situadas tras un pórtico, cubierto con bóvedas de arista, al norte y al sur.

El pórtico sur, más vistoso, muestra capiteles con decoración vegetal y conserva buena parte de los herrajes y ornamentos de bronce de la puerta.

425. Brioude. St Julien. Pórtico sur

Al ver la nave principal, la más larga de todas las iglesias románicas de Auvernia, sorprende su escasa anchura.

428. Brioude. St-Julien. Nave central

Más normal se ve el tamaño de las naves laterales cubiertas con bóvedas de arista.

467. Brioude. St-Julien. Nave norte hacia los pies

Girando la vista hacia los pies se aprecian las tribunas sobre el nártex y las columnas pintadas.

437. Brioude. St-Julien. Pies de las naves norte y central

446. Brioude. St-Julien. Las tribunas a los pies

Así como las pinturas de la capilla de San Miguel.

432. Brioude. St-Julien. Nave sur hacia los pies

Pese a los fragmentos perdidos, el programa pictórico sigue siendo muy amplio.

448. Brioude. St-Julien. Frescos en las columnas de lso pies

449. Brioude. St-Julien. Frescos en las columnas de lso pies

En el llamado pilar de los profetas es notable la calidad.

443. Brioude. St-Julien. Pilar de los Profetas

En otro de los pilares se halla una de las pinturas más conocidas de la iglesia.

447. Brioude. St-Julien. Frescos en las columnas de lso pies

Es el rostro de la llamada egipcia o mujer del ojo dilatado.

450. Brioude. St-Julien. Frescos en las columnas de los pies

Aunque las pinturas sean lo más atrayente no es nada desdeñable el programa escultórico de los capiteles.

La temática es bastante auvernesa. El mono ensogado.

Capitel con el mono ensogado

O los tritones con colas vegetales.

Capitel con tritones con colas vegetales

Otros se apartan de los motivos populares en la región como estos grifos.

445. Brioude. St-Julien. Capitel con grifos

Más originales son los rostros que hacen de soporte a semicolumnas.

435. Brioude. St-Julien. Soporte de semicolumna

455. Brioude. St-Julien. Rostro de reina

El coro tiene deambulatorio con cinco capillas radiales.

454. Brioude. St-Julien. Coro

En el coro destaca el capitel de las mujeres ante el sepulcro vacío de Jesús.

458. Capitel de la nave. Las Santas Mujeres ante la tumba vacía

La pequeña cripta contiene un relicario del siglo XIX con las supuestas reliquias del santo y un icono actual que lo representa.

468. Brioude. St-Julien. Cripta

La estrella de San Julián es la capilla de San Miguel situada al sur de la tribuna sobre el nártex. Hay que solicitar la llave en la oficina de turismo.

Desde la tribuna se tiene una amplia visión de la nave, de las bóvedas, de los pilares y semicolumnas adosadas y del pavimento de cantos rodados.

484. Brioude. St-Julien. La nave desde la tribuna

Los capiteles se ven desde muy cerca.

Otra vez los motivos auverneses. Hombres portando corderos.

485. Brioude. St-Julien. Capitel de la tribuna. Hombres llevando corderos

Y motivos distintos. Águila.

Capitel de la tribuna. Águila

La bóveda de la capilla la centra una imagen del Pantocrátor rodeado por el Tetramorfos.

496. Brioude. St-Julien. Capilla de St-Michel

Una gran multitud de ángeles rodean a Cristo.

493. Brioude. St-Julien. Capilla de St-Michel

488. Brioude. St-Julien. Capilla de St-Michel

Escenas con los condenados completan el programa.

487. Brioude. St-Julien. Capilla de St-Michel

Es conocida el fragmento donde unos diablos se llevan una mujer

490. Brioude. St-Julien. Capilla de St-Michel

La ventana que ilumina la capilla permite ver de cerca la vidriera contemporánea realizada, como casi todas las de la iglesia, por Kim En Joong, monje dominico coreano. En una decisión controvertida se decidió sustituir las vidrieras destrozadas durante la Revolución por éstas como aportación de la contemporaneidad al mundo románico.

499. Brioude. St-Julien. Capilla de St-Michel

Contiene la iglesia obras artísticas interesantes de otros períodos como el terrorífico Cristo leproso del siglo XIV.

Brioude. Crsito leproso

 

O la Virgen parturienta de la misma época.

457. Brioude. Virgen parturienta. Siglo XIV

 

SAINT-SATURNIN. NOTRE-DAME

En la localidad auvernesa de Saint-Saturnin la iglesia de Notre-Dame se sitúa en el punto más elevado y es visible desde todo el pueblo.

335. Saint Saturnin

Se accede a ella a través de calles de auténtico sabor medieval. Algunas con nombres tan significativos como este callejón del Infierno.

338. Saint Saturnin

La iglesia tiene aspecto de fortaleza vista desde el oeste.

373. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Desde el noroeste

El deambulatorio que rodea el ábside muestra la particularidad entre los santuarios mayores de Auvernia de no tener capillas radiales. La decoración juega con los distintos colores de la piedra formando una faja de rosas estrelladas bajo la cornisa del ábside.

El campanario es el único que puede ser considerado original de todo el grupo y ha servido de modelo para la reconstrucción de otros como el de Saint-Nectaire.

345. Saint Saturnin. Ntra. Sra.

Entre los canecillos predominan los habituales de rollos.

Modillons a copeaux

La portada, a poniente, es muy austera, dovelada con una sola arcuación.

349. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Portada

El interior es proporcionado y armonioso, presentando alguna particularidad como los agujeros que comunican con la cripta y permitían ver las luces que iluminaban las reliquias.

351. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Nave central

Las naves laterales se cubren con bóvedas de arista.

369. Saint Saturnin. Ntra. Sra. nave sur

En el coro, el altar procede del vecino castillo.

367. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Coro

En la iglesia hay una talla románica de la Virgen, de finales del XII, muy restaurada y modificada en el siglo XVIII.

353. Saint Saturnin. Virgen

355. Saint Saturnin. Virgen

Los capiteles muestran casi todos decoración vegatal, aunque hay alguno historiado como éste con grifos bebiendo, tema muy auvernés.

370. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Capitel. Grifos bebiendo en copa.JPG

O éste con rostros entre el follaje.

Capitel. Máscaras y motivos vegetales

La cripta reproduce la planta del coro y está sostenida por robustas columnas y capiteles sin decoración.

360. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Cripta

Una Piedad de finales del siglo XIV la preside.

364. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Cripta. Piedad. Fines del XV.

A título de curiosidad la iglesia recuerda el culto a San Verny, patrón de vendimiadores, enólogos y, por extensión, amantes del vino en general.

371. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Saint Verny. Patrón de los vinateros

Tras el ábside se levantan los restos de la capilla de Santa Magdalena, muy anterior a Notre-Dame.

340. Saint Saturnin. Sainte Madeleine

ORCIVAL. NOTRE-DAME-DES-FERS

En un paisaje espectacular se esconde Orcival y su iglesia dedicada a la Virgen.

253. Orcival

Vale la pena dejar el coche en la carretera y descender hacia el pueblo y la iglesia a pie.

Para construir la iglesia donde está tuvieron que desviar el río y cortar la montaña, pero así, según la leyenda, lo quiso la Virgen, que pidió: “allí donde caiga el martillo lanzado por un albañil, allí se edificará mi iglesia”. En el siglo XII pasaban estas cosas.

254. Orcival

Una serie de volúmnes superpuestos formados por el coro y las capillas radiales, que engloban también la cripta, se elevan hasta el campanario acabado en dos cuerpos octogonales en los cuales se abren ventanas geminadas.

256. Orcival

La decoración es escasa y repetitiva. Los habituales canecillos de rollos sostienen todos los aleros.

P1130543

Se accede al interior por la portada abierta en el transepto sur. Junto a ella cuelgan del muro cadenas y grilletes, ofrendas de cautivos a la Virgen por su liberación (los “Fers” que dan nombre a la Virgen).

260. Orcival

La puerta, al igual que la otra, situada en el mismo muro hacia los pies, conserva los herrajes de época románica.

293. Orcival. Puerta al sur

En el interior llama la atención la desnudez de la arquitectura como en el resto de iglesias del mismo grupo.

289. Orcival. Nave central

La mirada se dirige hacia el coro inundado de luz.

267. Orcival. Coro

292. Orcival. Coro

Sobre el crucero se eleva una cúpula sobre trompas.

291. Orcival. Cúpula sobre trompas

En el deambulatorio las capillas radiales forman un conjunto absolutamente armónico.

288. Orcival. Capilla radial

Hay capiteles esculpidos. De tipo vegetal.

Capitel vegetal

Con temas mitológicos. Centauros.

Capitel. Centauros

De luchas.

Capitel. Demonio luchando con soldados

O con los motivos auverneses. Grifos bebiendo en una copa.

Capitel. Grfos bebiendo en la copa

O portadores de corderos.

Capitel. Portador de cordero 2

De todos modos el mayor atractivo de la iglesia es la talla de la Virgen, situada tras el altar mayor. Excepto en cara y manos está recubierta de plata y plata dorada.

Se saca la Virgen en procesión el jueves de la Ascensión (no se celebra el 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen, para no coincidir con los festejos de Le-Puy-en-Velay). Al acontecimiento acuden miles de pergrinos.

282. Orcival. Virgen

La cripta reproduce la planta de la iglesia superior. Goza de una claridad no habitual.

275. Orcival. Cripta.JPG

El altar es una obra en plomo dorado del escultor Kaeppelin, fallecido hace pocos años.

269. Orcival. Cripta

NAVARRA

14 de enero de 2015. Primer viaje del año. El año anterior no hicimos ningún viaje cultural del IMSERSO. Ya tocaba y esta vez el destino fue Navarra con salida en Huesca.

A mediodía ya habíamos dejado las maletas y comido en Pamplona. Inmediatamente hacia el centro.  Desde el hotel un agradable paseo de no más de media hora.

La entrada por el reconstruido Portal de Taconera.

001. Pamplona. Portal de la Taconera

Junto a sus agradables jardines.

002. Pamplona. Jardines de la Taconera

Las calles muy tranquilas a esa hora en Pamplona.

003. Pamplona. Calle San Antón

Calle San Antón

005. Pamplona. Plaza San Francisco

Plaza San Francisco

Seguimos paseando para hacer tiempo hasta las cinco, hora de apertura del museo de Navarra.

006. Pamplona. Ayuntamiento

Plaza Consistorial

007. Pamplona

Iglesia de San Fermín de Aldapa

En la cuesta de Santo Domingo ya se veía más movimiento al haber un colegio cercano y ser la hora de salida.

008. Pamplona. Cuesta de Santo Domingo

El Museo acababa de abrir.

009. Pamplona. Museo de Navarra

Estaba cerrada la parte correspondiente a Prehistoria. De todos modos el contenido es más que interesante. empezando por los mosaicos romanos como éste procedente de la villa romana de Andelos.

Mosaico del Triunfo de Baco 1. Procede de Andelos (Mendigorría). Siglos I-II

Siguiendo por testimonios de época paleocristiana como la siguiente estela.

Estela paleocristiana procedente de la ermita de San Sebastián (Gastiain) 1

Algo más tardía es la conocida arqueta de Leyre, realizada en la Córdoba califal a principios del siglo XI.

012. Pamplona. Museo de Navarra. Arqueta de Leyre. 1004-1005. Realizada en Córdoba

Entre el extraordinario conjunto de de relieves prerrománicos procedentes de la ermita de San Miguel de Villatuerta destaca el que tal vez sea el primer Crucificado del arte hispano.

010. Pamplona. Museo de Navarra. Relieve prerrománico procedente de la ermita de San Miguel de Villatuerta 2. Último tercio del siglo X.

Otra de las joyas del museo son los capiteles del claustro de la antigua catedral románica de Pamplona.

011. Pamplona. Museo de Navarra. Maestro del claustro de la catedral de Pamplona. Capitel con escenas de la vida de Job. Cara 1. 1140-1150.

El período gótico está representado con interesantes murales y algunas tallas como la siguiente Virgen.

Virgen con Niño. Madera policromada. Siglo XIV

Otra obra maestra es el retrato del marqués de San Adrián, de Francisco de Goya.

Retrato del marqués de San Adrián. Obra de Goya.

A la hora de cerrar regresamos hacia el hotel con al sensación de haber disfrutado de una excelente colección de arte.

La mañana siguiente amaneció nubosa. Frente al hotel se vislumbraba la Clínica Universitaria, Afortunadamente la estancia tenía otras finalidades.

018. Pamplona. Clínica Universitaria

Tras el desayuno iniciamos una visita guiada a la ciudad. Algo de lluvia, pero que no impedía nada.

019. Pamplona. Inicio de la visita guíada

Empezamos en la iglesia de San Lorenzo.

20. Pamplona.

Un saludo a San Fermín era algo inevitable.

024. Pamplona. San Lorenzo. Capilla de San Fermín

La lluvia cada vez más escasa.

025. Pamplona. Por la calle Mayor

La calle Mayor nos condujo a San Cernin.

026. Pamplona. San Saturnino

Con su interesante pórtico.

027. Pamplona. San Saturnino. Portada

Y su interior presidido por un retablo neogótico de principios del siglo XX.

029. Pamplona. San Saturnino. Retablo Mayor

En la plaza del Castillo volvía a lloviznar

033. Pamplona. Plaza del Castillo

034. Pamplona. Plaza del Castillo

Pero teniendo el Iruña para reconfortase con un vino y un pincho la lluvia no era problema.

038. Pamplona. Plaza del Castillo

Continuamos sin olvidar la emblemática calle Estafeta.

039. Pamplona. Calle Estafeta

Y llegamos al agradable Rincón del Caballo Blanco.

041. Pamplona. Rincón del Caballo Blanco

Desde donde hay buenas vistas de los alrededores de Pamplona, aunque el día no acompañaba.

043. Pamplona. Desde el mirador dle Caballo Blanco

Y también de las murallas y fortificaciones.

045. Pamplona. Desde el mirador dle Caballo Blanco

La catedral nos recibía con su fachada neoclásica.

040. Pamplona. Catedral

Tras la que se esconden sus naves góticas.

046. Pamplona. Catedral. Interior

Y el claustro, también gótico.

048. Pamplona. Catedral. Claustro

Otras dependencias de la catedral están ocupadas por la exposición permanente Occidens.

En una capilla de transición románico-gótica se halla la Virgen procedente del Santo Cristo de Cataláin (Garinoaín), fechada a inicios del XIII.

050. Pamplona. Catedral. Museo-Exposición. Virgen procedente del Santo Cristo de Cataláin (Garinoaín). Principios del XIII. 1

Las figuras del Calvario de Urzainqui son de principios del XIV.

051. Pamplona. Catedral. Museo-Exposición. Calvario de Urzainqui. Principios del XIV

De la misma época es esta talla de Santa Catalina.

054. Pamplona. Museo-Exposición. Talla de Santa Catalina. 2ª mitad del XIV

Tal vez lo más sobresaliente de la exposición sea una gran colección de tallas de vírgenes, románicas y góticas en su mayoría.

056. Pamplona. Museo-Exposición. Colección de Vírgenes

Algunas de ellas, preciosas.

Virgen de Anoz. XII

Virgen de Anoz

Virgen de Eristain. XII

Virgen de Eristain

Virgen de Urricelqui. XIV

Virgen de Urricelqui

Otro punto interesante es la capilla de las Navas de Tolosa con un interesante retablo flamenco del XV.

057. Pamplona. Catedral. Capilla de las Navas de Tolosa

Después de comer a pasear de nuevo. Frente al hotel el parque Yamaguchi con el Planetario, pero la hora de las demostraciones no coincidía.

062. Pamplona. Planetario

El parque es uno de los muchos espacios verdes ciudadanos y debe su nombre al hermanamiento de Pamplona con la ciudad nipona de Yamaguchi.

063. Pamplona. Parque Yamaguchi

Nos acercamos a la Ciudadela, que más que recordar su origen militar constituye un parque más.

064. Pamplona. Ciudadela

065. Pamplona. Ciudadela

066. Pamplona. Ciudadela

En el centro se puede ver como la ciudad de Pamplona ofrece un aspecto cuidado y limpio. Hasta los contenedores, en este caso de vidrio, pueden ser lugar para una visión artística

061 Pamplona. Contenedor de vidrio decorado

También ofrece la ciudad interesantes edificios modernistas.

069. Pamplona

Así como construcciones y espacios que más bien obedecen a la postmodernidad como el Auditorio Baluarte, centro de una amplia oferta lúdico-cultural.

072. Pamplona. Auditorio Baluarte

El sábado dejábamos Pamplona para dirigirnos al monasterio de Irantzu.

Nos recibía un bonito crucero del XVI.

074. Monasterio de Irantzu. Crucero

El paraje es idílico como en tantos otros monasterios. Éste fue fundado a finales del siglo XII bajo la regla del Císter.

075. Monasterio de Irantzu

El agua y el verde surgen por doquier.

076. Monasterio de Irantzu

Y en los prados aledaños pace tranquilamente el ganado.

077. Monasterio de Irantzu

El monasterio quedo en ruinas tras la desamortización. Ha sido restaurado y está actualmente ocupado por padres teatinos.

El acceso al interior lo efectuamos por la portada que da al claustro.

082. Monasterio de Irantzu. Portada acceso al claustro

El claustro muestra diversas fases constructivas desde qalgunas arcuaciones aún románicas a otras partes del gótico pleno e incluso ya muy avanzado.

103. Monasterio de Irantzu. Claustro

088. Monasterio de Irantzu. Claustro

085. Monasterio de Irantzu. Claustro

De las diversas dependencias que rodean el claustro la más interesante es posiblemente la cocina.

Cocina

Del claustro pasamos a la iglesia. De trees naves cubiertas con bóvedas de crucería es un claro ejemplo de la austeridad decorativa cisterciense.

092. Monasterio de Irantzu. Iglesia. Nave central

Del monasterio propiamente dicho sólo quedan ruinas al este del claustro y la iglesia.

104. Monasterio de Irantzu. Ruinas del monasterio antiguo

En  la zona ajardinada contigua se muestran una serie de interesantes estelas medievales halladas durante las excavaciones en lo que fue cementerio y que aún están en proceso de estudio.

106. Monasterio de Irantzu. Estelas del antiguo cementerio

108. Monasterio de Irantzu. Estelas del antiguo cementerio

Lo que se conserva es la iglesia de San Andrés, románica, que debió utilizarse mientras se construía el monasterio, la iglesia actual y el claustro

110. Monasterio de Irantzu. Iglesia de San Adrián

De Irantzú a otro monasterio, Irache, en las inmediaciones de Estella.

Este monasterio ya aparece citado en el siglo X, aunque la actual iglesia, la parte más antigua, data de la segunda mitad del siglo XII.

115. Monasterio de Irache

Se accede a ella a través de un portal románico tardío, cuyo apuntamiento nos sitúa ya en el siglo XIII.

117. Monasterio de Irache. Portada

Las tres naves cubiertas con bóvedas de crucería que arrancan de grandes pilares con semicolumnas adosadas son típicamente cistercienses en su sobria decoración.

118. Monasterio de Irache. Interior

En el crucero y sobre todo en los ábsides la decoración es mucho más rica. Con alguna clave esculpida como la siguiente en que aparece la lapidación de San Esteban.

Clave con la lapidación de San Esteban

Y capiteles figurativos como el de la Epifanía con los Reyes Magos a caballo.

Capitel ábside central 2. Epifanía

Al sur de la iglesia se halla el claustro plateresco.

124. Monasterio de Irache. Claustro

125. Monasterio de Irache. Claustro

La portada renacentista de comunicación con la iglesia es uno de sus elementos más relevantes.

126. Monasterio de Irache. Puerta de acceso del claustro a la iglesia

Para acceder al exterior de la cabecera hay que dar la vuelta completa a todo el conjunto de edificios del monasterio situados al sur.

Los tres magníficos ábsides merecerían un entorno más cuidado.

128. Monasterio de Irache. Cabecera

Los canecillos que sostienen la cornisa, especialmente los del ábside central, muestran una variadísima colección de figuras típicamente románicas.

131. Monasterio de Irache. Ábside central. Canecillos

Escenas de caza.

Ábside central. Canecillo 1

Un exótico dromedario.

Ábside central. Canecillo 7

O este monstruo con capucha semejante a los que aparecen en algunas iglesias palentinas, aunque en este caso tiene cuatro patas.

Ábside central. Canecillo 8

La fachada norte sólo es accesible dando la vuelta completa tras sobrepasar los ábsides.

DSCN3605

Esta fachada tiene en el centro una portada de época similar a la del oeste, cuya decoración está muy deteriorada.

DSCN3606

 De Irache hicimos unos cuantos kilómetros para ir a comer a Peralta.

132. Peralta. Ayuntamiento

Luego a Puente la Reina. En la Rúa Mayor sólo nosotros. Ningún peregrino. Pocos hacen el Camino en pleno invierno.

134. Puente la Reina. Calle Mayor

A media calle la iglesia de Santiago con su extraordianria portada románica.

136. Puente la Reina. Iglesia de Santiago. Portada

El interior es completamente gótico y los retablos barrocos.

137. Puente la Reina. Iglesia de Santiago. Interior

Lo más popular de esta iglesia es la talla policromada de Santiago del siglo XIV. Es conocida como “Beltza”, negro en vascuence , debido al color que mostraba su rostro antes de ser restaurada.

139. Puente la Reina. Iglesia de Santiago. Talla policromada de Santiago (Beltza=Negro). XIV

Contiene también la iglesia una notable escultura en piedra de San Bartolomé.

140. Puente la Reina. Iglesia de Santiago. Escultura en piedra policromada de San Bartolomé

También la plaza Julián Mena, centro de la población, estaba desierta.

142. Puente la Reina. Plaza Julián mena

Al final el conocidísimo puente que da nombre a la población y que cruzan cada año millares de peregrinos.

149. Puente la Reina

DSCN3577

Aún quedo tiempo para acercarse, en el otro extremo de la población, a la iglesia del Crucifijo, con sus dos naves, una románica y una gótica.

DSCN3556

La portada, profusamente decorada, es del siglo XIII.

Portada 2016

Y última visita del día. Eunate. A la caída del sol aspecto mágico. Pero ¿cuándo no es mágico Eunate?

168. Eunate

170. Eunate

172. Eunate

La iglesia estaba cerrada, pero no me resisto a poner aquí una fotografía de una visita anterior.

DSCN3549

Otra día. Hacia el Roncal. Había bancos de niebla.

173. Hacia Yesa

Pero fue el día más soleado del viaje. Precioso el paisaje al pasar por el embalse de Yesa

175. Hacia Yesa

Una vuelta por las calles de Roncal con sus casonas blasonadas es muy agradable.

177. El Roncal

178. El Roncal

180. El Roncal

En lo más alto su iglesia parroquial ofrece gracias a su ubicación excelentes vistas.

181. El Roncal

Dando un corto paseo se alcanza el cementerio donde se levanta el mausoleo de Julián Gayarre, obra de Mariano Benlliure.

188. El Roncal. Mausoleo de Julián Gayarre

La compra de quesos fue la última e imprescindible actividad en la localidad.

Fuimos después a Sangüesa, pasando por Leyre donde volveríamos por la tarde.

192. Regresando de El Roncal

En Sanguesa el objetivo principal Santa María la Real.

193. Sangüesa. Santa María la Real

Con su espléndida portada, si bien la hora y la altura del sol no eran las más adecuadas para su contemplación. Inconvenientes añadidos al que parece no tener arreglo, el tráfico continuado por delante de esta joya.

194. Sangüesa. Santa María la Real. Portada

El palacio del Príncipe de Viana es el otro gran atractivo de la localidad.

197. Sangúesa. Castillo Príncipe de Viana

Cominos en Aibar.

199. Aibar

Apenas con tiempo para echar un vistazo a Santa María.

200 Aibar. Santa María

Y por la tarde a San Salvador de Leyre.

Sólo los paisajes ya valen la excursión. En lugares así se puede entender que el abad Virila en el siglo X se quedase extasiado escuchando el canto de un pajarito y cuando volvió al monasterio nadie lo reconoció ni él a ninguno de los monjes. Habían pasado trescientos años.

202. Monasterio de Leyre

203. Monasterio de Leyre

La cabecera con sus tres ábsides suele ser lo primero que se contempla. Sus dos niveles correspondientes a la iglesia superior y a la iglesia inferior primitiva le dan una altura considerable.

205. Monasterio de Leyre. Cabecera de la iglesia

Se visita primero la iglesia inferior, que algunos llaman cripta, pero que no es tal pues se eleva sobre el nivel del suelo y recibe iluminación exterior. Es de tres naves con la central dividida por un muro probablemente para dar más consistencia a las bóvedas que permitieran soportar el peso de la iglesia superior. Está dedicada a San Babil, supuesto obispo de Pamplona, cuya devoción prácticamente se circunscribe a Navarra y el Aragón noroccidental.

206. Monasterio de Leyre. Cripta

Algunos de sus enormes capiteles muestran una sencilla decoración y parecen completamente desproporcionados respecto a las columnas que los sustentan.

CIMG0353

La iglesia tiene dos partes, la más antigua al este que corresponde a la iglesia inferior, ambas de mediados del siglo XI, y los tramos más occidentales ya del siglo XII y que en el XVI fueron cubiertos con la actual bóveda gótica.

207. Monasterio de Leyre. Iglesia

En un arcosolio abierto en el muro norte se guardan en una arqueta los restos de los primeros reyes de Pamplona (al menos eso dice la tradición).

210. Monasterio de Leyre. Iglesia. Capilla con el arca con los restos de los primeros Reyes de Navarra

Lo más espectacular de la iglesia es la Porta Speciosa. Ricamente decorada, contiene elementos muy variados, algunos procedentes de otros lugares, lo que dificulta su interpretación.

Era la primera vez que la veía con sol de tarde lo que ofrece otra perspectiva diferente.

211. Monasterio de Leyre. Iglesia. Porta Speciosa

El tímpano está centrado por la figura del Salvador, rodeado por la Virgen, San Pedro, San Juan y otras figuras no plenamente identificadas.

212. Monasterio de Leyre. Porta Speciosa. Tímpano

En arcuaciones, jambas , capiteles y enjutas hay figuras de todo tipo. Abundan las que hacenb referencia a vicios y pecados como la siguiente.

Porta Speciosa. Detalle 3

La mano del Maestro Esteban o de alguien de su taller debió andar por aquí como se ve en el capitel siguiente con las aves mordiéndose las patas como en Sos o en el procedente de la catedral de Pamplona, hoy en el Museo de Navarra.

Porta Speciosa. Capitel 2

Ya lunes. Destino: Olite. Niebla contrastando con el soleado día anterior.

215. Yendo a Olite. Niebla

En Olite la visita fue el castillo-palacio. A mí, a pesar de todas las alabanzas que suele recibir esa construcción, me sigue pareciendo un escenario para cuentos infantiles. La riqueza de su decoración interior, que según los testimonios en la época era algo sobresaliente, ha desaparecido para siempre tras el abandono, expolio  e incendios sufridos.

216. Palacio de Olite

218. Palacio de Olite

En la sala de los Arcos, conocida también como Cueva de los Murciélagos, puede admirarse la arquitectura de la construcción original.

222. Palacio de Olite. Sala de los Arcos

Sus galerías, jardines, murallas y torreones recuerdan el pasado esplendor, aunque carezcan del sabor de lo auténtico.

227. Palacio de Olite

229. Palacio de Olite

232. Palacio de Olite

Un elemento auténticamente interesante es el espectacular pozo de hielo anejo al castillo.

240. Palacio de Olite. Pozo de Hielo

La humedad y el frío nos habían acompañado durante el recorrido y una pausa en una de las cafeterías que bordean la plaza de Carlos III el Noble nos reconfortó algo los ánimos.

219. Olite. Plaza de Carlos III El Noble

Tras Olite, Tudela. Algo lloviznaba en la Plaza de los Fueros.

241. Tudela. Plaza de los Fueros

La catedral desafortunadamente estaba cerrada. Iniciada su construcción a finales del siglo XII, tiene partes y añadidos de muy diversas épocas como la torre-campanario del siglo XVII, que sustituyó a la original tras su derrumbe.

243. Tudela. Catedral. Campanario

O las diversas capillas añadidas sobre todo en el lado norte.

244. Tudela. Catedral

En ese mismo lado aparece una de las puertas, de transición románico-gótico.

245. Tudela. Catedral

La puerta principal es la situada a poniente. Bello ejemplo del gótico primitivo, denominada del Juicio porque en sus arquivoltas aparecen escenas con esa temática entre las que sobresalen las muy imaginativas de demonios torturando a los condenados.

247. Tudela. Catedral. Portada del Juicio

Cerca de la catedral se halla la iglesia de San Nicolás. Originalmente románica fue reconstruida en el siglo XVIII en estilo barroco, pero colocado sobre una de sus puertas se ha conservado un tímpano y otros elementos del templo románico.

249. Tudela. San Nicolás. Portada con el tímpano y otros restos de la antigua portada románica

Ya avanzada la tarde regresamos a Pamplona donde el día siguiente, último de nuestra estancia, por la mañana repetimos visita al Museo de Navarra y despedimos la ciudad en el Iruña.

255. Pamplona. Plaza del Castillo

Por la tarde a casa.

QUIMPERLÉ. ABADÍA DE LA SANTA CRUZ

Fue una de las más pujantes abadías de Bretaña. Fundada entre 1029 y 1050. La iglesia, inspirada en las de Poitou, es una obra maestra del románico.

Su arquitectura es muy original.

416. Quimperlé. Santa Cruz
Su planta imita el Santo Sepulcro,  adoptando  un dibujo de cruz griega con tres ábsides redondeados alrededor de una enorme rotonda de casi treinta metros de diámetro.

No sabemos cómo era el campanario medieval. Desapareció al construir una torre de gusto barroco de gran pesadez, que en 1862 se derrumbó entrañando con ello la ruina de la rotonda.

De 1864 a 1868 se restauró la iglesia por el arquitecto J. Bigot a quien se debe la construcción de la plataforma central y de la absidiola norte que había sido sustituida en el siglo XV por una fachada gótica.

Ábside norte

Absidiola norte. Exterior

Ábside norte. Interior

Absidiola norte. Interior

La absidiola construida por Bigot reproduce exactamente la absidiola sur que conserva su forma original.

Ábside sur 1

En 1907 se construyó un nuevo campanario separado de la cabecera de la iglesia.

Desde el norte

En la cabecera se hallan la cripta y el  Coro de los Monjes que se eleva sobre la cripta.

En el Coro la anchura de las arcuaciones de su parte inferior se va reduciendo hacia el ábside dando la sensación de una mayor profundidad.

Capilla de los Monjes 2

Los capiteles son originales y muestran decoración vegetal y geométrica mayoritariamente con alguna excepción figurativa.

Capilla de los Monjes. Capitel 2

Capilla de los Monjes. Capitel 3

Capilla de los Monjes. Capitel 4

Capilla de los Monjes. Capitel 5

Alguna representación animal hay.

Capilla de los Monjes. Capitel 8

Y una en que los cuadrúpedos muestran un rostro que se diría humano.

Capilla de los Monjes. Capitel 1b

Los elegantes ventanales muestran vidrieras modernas.

Capilla de los Monjes. Ventana

Bajo el Coro de los Monjes está la cripta del siglo XI. De tres naves y tres tramos separados por cuatro columnas y dos pilares enmascarados por columnillas.

Cripta. Nave central 1

Cripta. Nave central 3

Cripta. Nave norte 1

Cripta. Nave sur 2

Cripta. Columnas

Pilar con columnillas

Los capiteles muestran decoración de entrelazos.

Cripta. Capitel 3a

La cripta contiene los sepulcros de San Gurloës, primer abad, invocado contra la gota y la locura, y del abad Lespervez ya del siglo XV. Las estatuas son renacentistas.

Cripta. Tumba 1

Cripta. Tumba 2

Recientes obras de restauración han recuperado el aspecto inicial de la cabecera.

Cabecera

Losa capiteles alternan el color de la piedra, como en el interior son mayoritariamente vegetales, aunque las parejas de aves también abundan.

Cabecera 5

Cabecera 4

Cabecera 3

Cabecera 2

La fachada oeste es del siglo XVIII, a la que en el XIX se le añadió el pequeño campanario

Desde el oeste

Conserva una portada al noroeste de arco de medio punto, rehecha en el siglo XIX, pero con algunos elementos originales.

Puerta noroeste

Y otra al nordeste, también fruto de la reconstrucción.

Portada nordeste 1

En ésta los capiteles románicos muestran decoración vegetal.

Portada nordeste 3

Y dos cuadrúpedos con los rostros enfrentados.

Portada nordeste 2

La iglesia de la Santa Cruz , además de su obra románica, contiene interesantes tesoros artísticos de otras épocas como el Santo Entierro, de alrededor de 1500, el más antiguo de Bretaña.

412. Quimperlé. Santa Cruz. Puesta en el sepulcro. Hacia 1500

O el extraordinario retablo renacentista de 1541.

408. Quimperlé. Santa Cruz. Retablo de la Ascensión 1541

Un Cristo vestido de principios del XVII.

411. Quimperlé. Santa Cruz. Cristo vestido. XVII

O un púlpito de hacia 1700.

413. Quimperlé. Santa Cruz. Púlpito

ANDLAU (ALSACIA). SAN PEDRO Y SAN PABLO

Andlau se encuentra al sudoeste de Estrasburgo. La iglesia de San Pedro y San Pablo pertenecía a la denominada abadía de Santa Ricarda, emperatriz del Sacro Imperio, esposa de Carlos III el Gordo, que la fundó en 880.

607. Andlau. San Pedro y San Pablo

El primer edificio quedó destruido por un incendio en 1045. Fue reconstruido en estilo románico el siglo XII (lo consagró el Papa León XIII en 1049). Sólo ha llegado a nosotros de esa época: el portal, la cripta y un friso esculpido que recorre la fachada y el muro norte.

Bajo un macizo pórtico-campanario del XVII el portal ofrece las más destacadas esculturas románicas de Alsacia.

608.  Andlau. San Pedro y San Pablo. Portada

Portada 2

En la parte superior del tímpano  Cristo da una llave a San Pedro y un libro a San Pablo. La escena está flanqueada por sendos árboles en los que están las presas buscadas por un cazador con una honda y otro con arco y flechas. Debajo un friso vegetal separa las mencionadas imágenes del dintel donde se representan escenas de Adán y Eva en el Paraíso Terrenal.

Portada. Díntel y tímpano

En las jambas, en la pilastra interior, entre tijas vegetales enroscadas aparecen pájaros y cuadrúpedos. En la exterior aparecen bajo arcuaciones parejas conversando, se supone que los benefactores de la abadía ya que algunas muestran sus nombres grabados. Unos atalantes barbudos sostienen tanto las enramadas como las arcuaciones.

Portada. Jambas lado norte 1

Portada. Jambas lado sur 2

En la fachada se ven escenas de lucha, a pie y a caballo, mientras nereidas en los extremos cabalgan sobre un pez.

P1140190

P1140191

Por encima del portal un león y una leona devoran un jabalí.

P1140186

Hay escenas de caza con animales y monstruos.

P1140194

P1140192

Entre los animales se reconoce un elefante cargando una torre

P1140193

En una escena se ven un hombre y un oso luchando.

P1140195

En otra un demonio ata con una cuerda a un hombre que vende vino a un monje y otro se superpone a alguien que cambia moneda a un peregrino.

P1140189

Se ven varias escenas de preparativos de un banquete.

P1140187

P1140188

En el muro norte también hay escenas de caza, animales fabulosos y una escena mitológica.

P1140201

P1140202

P1140203

En el interior, el coro, elevado por encima de la cripta doble y cubierta con bóvedas de arista, está decorado con bellas tallas del XV. También hay la tumba de Santa Ricarda.

609. Andlau. San Pedro y San Pablo

La cripta es de tres naves de igual anchura y altura, cubiertas con bóvedas de arista sostenidas por columnas con capiteles cúbicos. La cabecera se ilumina mediante tres ventanas de medio punto.

612. Andlau. San Pedro y San Pablo. Cripta
Cripta. Columna y capitel

La leyenda con algunas variantes narra que un ángel le había encargado buscar un oso y construir un convento allí. La emperatriz encontró una osa arañando el suelo donde había un osezno congelado, enterrado por su propia madre, al que logró devolver a la vida. El oso ha sido siempre símbolo de Andlau y uno en piedra arenisca se puede ver en la cripta.

613. Andlau. San Pedro y San Pablo. Cripta. El oso