LASCUARRE. SAN MACARIO (VIEJO) DE SALANOVA

San Macario viejo de Salanova

A la izquierda del barranco de Salanova, a unos doscientos metros de la carretera, en un pequeño montículo. Sus coordenadas UTM son 31 T 0293810 y 4677001.

Queda el ábside semicircular, sin cubierta, y el arranque de los muros laterales. En época incierta se construyó un muro transversal que cerraba la parte conservada, quizás para hacer una cabaña o una capilla. El muro norte está justo encima del barranco.

Ábside

Ábside

Al fondo del ábside unas piedras están dispuestas a modo de hornacina, tal vez eran un antiguo nicho que había tras el altar.

Hornacina en la cabecera

Hornacina en la cabecera

El ara de altar con un agujero aún está en el suelo.

Restos del altar

Restos del altar

El aparejo es rústico, muy difícil de datar. Está formado por piedras de todos los tamaños, alguna escodada simplemente a golpes de maceta, otras sin trabajar en absoluto.

Pocos restos quedan y según pasa el tiempo van desapareciendo piedras aunque el deterioro sea lento.

Aspecto actual

Aspecto actual

Los restos en 2001

Los restos en 2001

Es difícil imaginar el origen de esta construcción, pues no parece corresponder a la iglesia de ninguna fortificación o lugar habitado, ya que las casas de Salanova están bastante alejadas y al otro lado del barranco y la llamada Torre de los Moros aún más lejos hacia el este.

 Si como parece los sillares de esta iglesia sirvieron para la construcción de la iglesia nueva situada junto a la carretera, hay que suponerla anterior y fecharla por su aparejo hacia el siglo XII.

Bibliografía:

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 373.

Guía de la Mancomunidad Valle del Isábena, Zaragoza, 2008, p.72.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 20-21.

LASCUARRE. SAN MACARIO DE SALANOVA

San Macario de Salanova

En la carretera de Graus a Roda de Isábena, a poco más de cuatro kilómetros pasado Lagüarres, se encuentra a mano derecha, junto a la carretera, esta pequeña ermita. Sus coordenadas UTM son 31 T 0293462 y 4677123.

San Macario Nuevo desde el SW

Consta de una pequeña nave cubierta con bóveda de cañón ligeramente apuntada y un ábside semicircular con bóveda de cuarto de esfera.

Interior de la ermita

Interior de la ermita

El ábside se muestra medio enterrado por la subida del nivel del suelo, posiblemente durante la realización de la pista que pasa por detrás.

San Macario Nuevo desde el NE

La puerta, al oeste, está formada por grandes dovelas, trabajadas al igual que las jambas. Al interior tiene el dintel de madera.

Portada

Portada

Para acceder había que subir un peldaño, hoy día desaparecido.

Hay una ventana aspillera al sur, muy amplia al interior de la nave.

En el muro norte hay una hornacina de arco de medio punto.

El suelo está embaldosado modernamente (siglo XX), en la misma época a que debe corresponder el enlucido de las paredes.

El altar, tumbado y destrozado, estaba formado por una gran losa trabajada y punteada.

Restos del altar

Restos del altar

A la derecha de la puerta ha sido arrancada la pila de agua bendita.

El aparejo es rústico y colocado en hileras, pero hay algunas piedras bien trabajadas y punteadas en los ángulos y también algunas en la fachada y en el muro norte. Algunas de estas piedras son de tamaño notable e insinúan su procedencia de otro edificio mayor.

Las cubiertas son de losas.

San Macario Nuevo desde el sur

Una higuera crece frente a la puerta y a veces ha hecho dificultoso el acceso al interior. También he observado que se empieza a desprender la dovela de la clave. Una adecuada limpieza y alguna paletada de cemento bastarían para consolidar por bastantes años la ermita.

Según Iglesias y Catalunya Romànica, esta iglesia podría haberse construido con las piedras expoliadas a la iglesia de San Macario antigua. Esto es posible, lo que unido al portal de tradición clasicista, propio del de los siglos XVII o XVIII, llevaría a no considerar románica esta iglesia, sino contemporánea de los edificios que forman Salanova. Sería una muestra más de cómo las formas de construcción tradicional con ábside semicircular orientado al este no son prueba definitiva para fechar un edificio en época románica. Sea románica o de época posterior eso no le quita nada de encanto.

Un poco más arriba de la iglesia, casa Salanova está en estado de completo abandono, al igual que el resto de construcciones, sólo empleada alguna esporádicamente como almacén.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 265-268.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 373.

Guía de la Mancomunidad Valle del Isábena, Zaragoza, 2008, p.71-72.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p.18-20.

LASCUARRE. SAN VICENTE

San Vicente de Lascuarre

Al sudeste de Lascuarre, a poco más de dos kilómetros por la pista de Luzás, se ve a mano derecha a pocos metros de la pista. Sus coordenadas UTM son 31 T 0296160 y 4673324.

Pequeña ermita de una nave, que ha perdido por completo la bóveda.

Se conserva el ábside semicircular, que ha sido cerrado parcialmente con un muro y al que se le ha colocado una cubierta de uralita para usarlo como cabaña.

Tiene una ventana de medio punto con derrame hacia el interior. En su muro sur tiene un nicho cuadrangular. El ábside se levanta sobre un zócalo.

Ábside

El muro norte de la nave está completamente derruido, el muro oeste se conserva casi entero y el muro sur a medias. En este último debió estar la puerta en el lugar que actualmente está caído. También en el muro sur, sobre la parte conservada, se levanta un pilaret con la hornacina, vacía, en la cara oeste. En Catalunya Romànica consideran este pilaret parte de un campanario de espadaña desaparecido.

Pilaret sobre el muro sur

El aparejo es de sillarejo irregular con cantoneras, alguna punteada. En el muro norte hay hiladas de piedra tosca y algún fragmento con piedras colocadas en posición inclinada.

Resulta muy difícil fechar este edificio, pues situar su origen en época románica lo desmentiría su aparejo. Contra la opinión de quienes piensan dicho aparejo sería prueba de su antigüedad, yo creo más bien que estaríamos ante otro ejemplo de supervivencia de formas tradicionales en siglos posteriores, y lo dataría en época bajo-medieval.

Bibliografía:

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 371-372.

Guía de la Mancomunidad Valle del Isábena, Zaragoza, 2008, p.70-71.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 23.