Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Entradas etiquetadas como ‘pila bautismal’

NORDESTE DE FRANCIA-FLANDES

El 30 de junio salimos de Graus con la intención de visitar algunas de las grandes catedrales góticas francesas, aunque luego fuésemos variando los objetivos sobre la marcha.

Nuestra primera parada fue en Bourges. Hotel bastante céntrico, llegada y en cinco minutos a la ciudad.

001. Bourges. Hotel

El primer alto en el palacio Jacques Coeur.

003. Bourges. Palacio Jacques-Coeur

Este personaje, de gran fortuna, llegó a ser tesorero del rey. considerado por muchos practicante de la alquimia, a él y al palacio dedica buen espacio Fulcanelli en “El misterio de las catedrales”.

006. Bourges

De allí por tranquilas calles hacia la catedral.

008. Bourges. Catedral

La catedral de San Esteban de Bourges con sus cinco portadas en la fachada oeste, que anuncian sus cinco naves, impresiona aunque falte perspectiva para contemplarla bien en su integridad.

010. Bourges. Catedral

El portal central está dedicado al Juicio Final.

011. Bourges. Catedral. Portada central 1

013. Bourges. Catedral. Portada central. Detalle

El aspecto exterior revela las reformas y transformaciones experimentadas, no siempre acertadas.

019. Bourges. Catedral

020. Bourges. Catedral

En sus fachadas laterales se  reutilizaron las portadas de la anterior catedral románica.

025. Bourges. Catedral. Portada fachada sur

Portada de la fachada sur

El interior llama la atención la altura de las naves y la luminosidad que entra por las vidrieras. la ausencia de transepto le da una visión unitaria de la que carecen otras catedrales.

027. Bourges. Catedral. Interior

En el coro y el deambulatorio aumenta la sensación de elevación.

028. Bourges. Catedral. Presbiterio

Las vidrieras de diversas épocas forman uno de los conjuntos más célebres de Francia. Las más antiguas revelan su parentesco con las de Chartres.

033. Bourges. Catedral. Vidrieras

034. Bourges. Catedral. Vidrieras

037. Bourges. Catedral. Vidrieras

038. Bourges. Catedral. Vidrieras

El complicado reloj astronómico diseñado en 1424 por el astrónomo Jean Fusoris, puede contemplarse adecuadamente restaurado.

041. Bourges. Catedral. Reloj astronómico

Las casas con entramados de madera forman parte del Bourges más antiguo.

044. Bourges

La plaza Gordaine, antiguo mercado medieval, sigue centrando buena parte de la vida ciudadana.

046. Bourges

El cierre de los comercios va alejando, como es habitual en Francia y otros países, la vida de las calles y entre ello y el cansancio del viaje regresamos pronto al hotel donde cenamos y nos acostamos.

050. Bourges

Bien temprano hacia la cercana La Charité-sur-Loire. Contemplarla desde el puente ya promete mucho.

054. La Charité-sur-Loira

Su origen estuvo en un priorato cluniacense que en el siglo XII llegó a tener más de 200 monjes y del que dependían 45 monasterios en toda Europa. Su iglesia de Nuestra Señora era la más grande de Europa tras la de Cluny.

056. La Charité-sur-Loira

La iglesia conserva la torre-campanario de la Santa Cruz, una de las dos que enmarcaban la fachada.

057. La Charité-sur-Loira

Un portal gótico da acceso a la plaza que ocupa el lugar de los tramos de las naves desaparecidos.

059. La Charité-sur-Loira

La iglesia ha sufrido graves daños a través de los tiempos, pero el transepto  y el coro conservan su elegancia románica.

081. La Charité-sur-Loira. Presbiterio bajo falso triforio

Dos interesantes tímpanos esculpidos, uno de ellos trasladado al interior, recuerdan la magnificencia escultórica del lugar.

071. La Charité-sur-Loira. Tímpano de portada exterior

082. La Charité-sur-Loira. Tímpano procedente de portada exterior, hoy en crucero sur

El recuerdo a Juana de Arco aparece también en este lugar, que fue sitiado por ella pero que no consiguió tomar.

079. La Charité-sur-Loira. Estatua de Juana de Arco

Los reacondicionados jardines permiten una buena visión de la cabecera.

084. La Charité-sur-Loira

Claustro, refectorio y restantes dependencias están siendo restauradas.

Pero no se acaba la visita de la ciudad sin darse un paseo por sus murallas y callejuelas.

090. La Charité-sur-Loira

El extraordinario puente sobre el Loira, parte también del camino de Santiago, nos despedía de la ciudad.

093. La Charité-sur-Loira

No muy lejos aparecía ante nuestros ojos Vezelay. Aunque ya la conocíamos es siempre un descubrimiento.

094. Vezelay

Nos sorprendió lo llenos que estaban los aparcamientos, más cuando subiendo hacia la basílica no se veía demasiada gente en las calles.

096. Vezelay

En la plaza, frente a Santa Magdalena, sí que había algo más de gente de lo habitual.

099. Vezelay

El porqué de tantos coches y movimiento lo entendimos ya al acceder al nártex. Había misa concelebrada presidida por el arzobispo de Sens-Auxerre para la ordenación sacerdotal y diaconal de varios miembros de la Comunidad de San Juan.

Si ya el acceso al nártex y su portal en Vezelay es de por sí único. Iluminado y con la iglesia abarrotada resulta aún más excepcional.

102. Vezelay

103. Vezelay

Los templos nacieron para la liturgia, no sólo para contemplarlos fríamente aunque sean tan bellos como éste. Verlos dotados de vida es otra experiencia.

104. Vezelay

Tuvimos que esperar al final de la ceremonia para visitar la nave con tranquilidad.

113. Vezelay

Con sus maravillosos capiteles.

P1150348. Interior Combate fabuloso

P1150356. Interior. David y Goliat

Y poder descender también a la cripta.

110. Vezelay. Cripta

Contemplando los tímpanos de las tres portadas y los capiteles del nártex nos despedimos de Vezelay hasta la próxima, porque a Vezelay se vuelve seguro.

103. Vezelay

Portal central

P1150320. Nártex. portada norte

Portal norte

P1150323. Nártex. Portada sur

Portal sur

P1150335. Nártex. Sansón matando el león

P1150340. Nártex. La tentación de San Benito

Llegamos a Reims. El hotel estaba en las afueras, pero en los alrededores había restaurantes y ya no fuimos al centro. El día ya había sido bastante intenso.

Reims la visitamos el día siguiente. Era domingo y temprano, por consiguiente para empezar aparcamiento junto a la catedral.

127. Reims. Catedral

132. Reims. Catedral. Torre norte

Las portadas para nosotros solos, excepto la central en restauración.

133. Reims. Catedral. Portada norte de la fachada oeste

Portada norte

Portada sur

Portada sur

El conocido Ángel de la Sonrisa parecía agradecernos la compañía.

134. Reims. Catedral. Portada norte de la fachada oeste

La catedral de Reims es conocida como la catedral mártir debido a los intensos bombardeos sufridos durante la Primera Guerra Mundial. Los esfuerzos para restaurarla han merecido la pena.

148. Reims. Catedral. Interior

Al penetrar en el interior hay que girarse y contemplar el reverso de la fachada, bellamente esculpido con las imágenes rodeando el rosetón.

145. Reims. Catedral. Portada central. Interior

Lástima que el día no fuese excesivamente luminoso para sacar todo el provecho de la contemplación de las vidrieras.

151. Reims. Catedral

153. Reims. Catedral

En la cabecera las vidrieras de Marc Chagall aportan un toque distintivo de modernidad.

158. Reims. Catedral. Vidrieras marc Chagall

De la catedral fuimos paseando hasta Saint Remi. Las calles seguían casi desiertas.

169. Reims

Detrás de Saint Remi el monumento que conmemora el bautismo de Clodoveo en 498, que muchos relacionan con el nacimiento de Francia.

175. Reims. Escultura bautismal de Clodoveo

El exteriort de Saint Remi no hace imaginar lo que hallaremos en el interior.

174. Reims. St-Remi

St-Remi desde el sudeste

St-Remi. fachada occidental

St-Remi. fachada occidental

El interior me pareció de las más bellas iglesias que nunca haya visto.

186. Reims. St-Remi. Nave central

St-Remi. Nave central

181. Reims. St-Remi. Presbiterio

St-Remi. Presbiterio

En el presbiterio se puede contemplar el mausoleo de San Remi con las imágenes de los doce pares de Francia.

196. Reims. St-Remi. Mausoleo

Otra de las obras interesantes de la iglesia es un Cristo de tradición románica.

199. Reims. St-Remi. Mausoleo

También hay bonitas vidrieras.

185. Reims. St-Remi. Interior hacia los pies

Me impactó en especial el deambulatorio, que produce la impresión de que estás en un claustro.

191. Reims. St-Remi

Desandamos el camino hacia la catedral para ver el Palacio del Tau y sus contenidos museísticos.

204. Reims. Palacio del Tau

Destacan las piezas del denominado tesorro como el relicario de Santa Úrsula con incrustaciones de coral.

207. Reims. Palacio del Tau. Relicario de Santa Úrsula

O el cáliz de la coronación de los reyes, del siglo XII.

208. Reims. Palacio del Tau. Calíz de coronación de los reyes (1150-1175)

O el relicario de la Santa Ampolla, mostrado en dos partes.

209. Reims. Palacio del Tau. Relicario de la Santa Ampolla (XVIII)

211. Reims. Palacio del Tau. Relicario de la Santa Ampolla (XVIII)

O el collar de la Orden del Santo Espíritu.

218. Reims. Palacio del Tau. Collar de la Orden del Santo Espíritu

Tapices y esculturas procedentes de la catedral, donde algunas han sido sustituidas por copias para evitar su deterioro a la intemperie completan el museo.

Son bellísimos una serie de capiteles sobre Adán y Eva

219. Reims. Palacio del Tau. Palacio del Tau. Esculturas de Adán y Eva procedentes del transepto norte de la catedral

 De algunas estatuas puede apreciarse en la cercanía su descomunal tamaño como en este Abraham de la portada de la catedral.

223. Reims. Palacio del Tau. Abraham procedente del pórtico de la catedral

O en esta Magdalena de la fachada.

224. Reims. Palacio del Tau. La Magdalena procedente de la fachada de la catedral

 Provechosa visita la de Reims, sin gente que es lo mejor que nos puede ocurrir.

No teníamos previsto al iniciar el viaje llegarnos a Bélgica, pero como enamorados que somos de Gante y Brujas, nos pareció que estando cerca no podíamos obviar esas ciudades.

En Gante a hotel conocido, junto a la Ópera y a dos pasos del centro. Inmediatamente salida.

La Ópera

La Ópera

Enseguida San Nicolás.

233. Gante. San Nicolás

Y el Beffroi.

275. Gante

Nos sorprendió el nuevo Pavellón Municipal, que no conocíamos, y el agradable restaurante-cafetería situado en su planta baja

235. Gante. Pavellón Municipal

Entramos en San Bavon, pero ya habían cerrado la capilla donde se exhibe la Adoración del Cordero Místico de los Hermanos Van Eyck. Lo tuvimos que dejar para el día siguiente por la mañana.

Seguimos calle Limburg hasta el monumento a los hermanos Van Eyck.

253. Gante. Monumento a los hermanos Van Eyck

Y el castillo de Gerardo el Diablo.

252. Gante. Castillo de Gerardo el Diablo

254. Gante

Media vuelta y a desandar lo hecho.

255. Gante

Hasta el puente de San Miguel donde se toman las fotos más populares de la ciudad.

259. Gante

262. Gante

Seguimos por Korenlei y Graslei.

263. Gante

264. Gante

270. Gante

Todo el centro estaba muy animado como suele ser habitual en Gante con sus cervecerías y sus tradicionales carritos de “Narices de Gante”, popular dulce de frambuesa.

273. Gante. Las narices de Gante

Cenamos y esperamos que anocheciera para pasear un rato por el Gante iluminado. Iluminado lo estaba, pero la noche no acababa de llegar pese a la hora.

281. Gante

283. Gante

285. Gante

289. Gante

Aún sin acabar de oscurecer fuimos a acostarnos para ver si al día siguiente podíamos estar en San Bavón antes de la llegada de las multitudes turísticas.

Como siempre, madrugamos, desayunamos en la cafetería del Pavellón Municipal y aún echamos un vistazo a San Bavón antes de que nos abriesen el retablo.

302. Gante. San Bavón

San Bavón. Nave principal

247. Gante. San Bavón

San Bavón. Púlpito

300. Gante. San Bavón. Cripta

San Bavón. Cripta

El retablo lo disfrutamos durante una hora con muy poca gente. Sólo él justifica sobradamente una visita a Gante.

Cordero mistico

Cumplido el objetivo, hacia Brujas. Pocos kilómetros y otra vez a hotel conocido.

305. Brujas. Hotel

En un agradable paseo al centro.

306. Brujas

En Markt, la Gran Plaza de Brujas, comimos. Lógicamente restaurante para turistas, pero el lugar lo merece.

308. Brujas. Markt

Para hacer la digestión Burg, la plaza adyacente. Con su Palacio de Justicia.

314. Brujas. Burg

Y su basílica de la Santa Sangre, reliquia venerada en la iglesia superior.

316. Brujas. Capilla de la Santa Sangre. San Basilio

Y cuya iglesia inferior es de las escasas muestras del románico de Flandes.

317. Brujas. Capilla de la Santa Sangre. San Basilio

321. Brujas. Capilla de la Santa Sangre. San Basilio

Un paseo por los canales y el Dijver, donde Brujas se transforma en la Ciudad de los Cuentos, nos acercó hasta Nuestra Señora.

323. Brujas

324. Brujas

327. Brujas. Djiver

329. Brujas. Djiver

 

Desafortunadamente encontramos la bella iglesia gótica de Nuestra Señora en plena restauración.

332. Brujas. Nuestra Señora

Eso no nos impidió contemplar la mayoría de las obras conservadas en su interior, en especial la Virgen con el Niño de Miguel Ángel.

338. Brujas. Nuestra Señora. Virgen con Niño de Miguel Ángel

Qué mejor en Brujas para completar la tarde que un paseo por el Minnewater y alrededores.

345. Brujas. Minnewater

Con sus cisnes.

347. Brujas. Minnewater

Y la paz del Begijnhof, donde las monjas viven su completo retiro en pleno casco urbano.

348. Brujas. Begijnhof

Los alrededores son también un remanso de paz.

351. Brujas. Begijnhof

Volvimos al centro pasando por el encantador puente de San Bonifacio, quizás el rincón más peculiar de la ciudad.

352. Brujas. Puente de San Bonifacio

354. Brujas. Desde el puente de San Bonifacio

Al atardecer las multitudes ya han empezado a abandonar el centro y todo se vuelve más agradable, más con los colores que van adquiriendo calles y edificios.

361. Brujas

362. Brujas

364. Brujas. Markt

365. Brujas. Markt

366. Brujas. Markt

El regreso hacia el hotel tras la cena aún por calles menos transitadas.

372. Brujas

Los comercios cerrados hacía horas, pero en sus escaparates aún podían verse cosas muy belgas como este amplísimo surtido de sus estupendas cervezas.

374. Brujas

Y en los canales desfiles de cisnes como el siguiente.

375. Brujas

Al amanecer como siempre madrugón y de nuevo entrada en Francia.  Destino: Amiens.

Y en Amiens, lógicamente, a la catedral, el mayor edifico gótico de Francia. Se dice que podría contener en su interior Notre-Dame de París.

379. Amiens. Catedral

388. Amiens. Catedral

La fachada que fue restaurada no hace muchos años es un museo escultórico de excepción. Como muestra el tímpano del portal central dedicado al Juicio Final.

390. Amiens. Catedral. Portal central de la fachada oeste

O los paneles tetralobulados a amboa lados dle mismo portal dedicados al Zodíaco y a los meses del año en la mejor tradición medieval.

392. Amiens. Catedral. Portal norte de la fachada oeste

393. Amiens. Catedral. Portal norte de la fachada oeste

El interior impresiona por su amplitud y luminosidad.

397. Amiens. Catedral. Interior

Tras la fachada, bajo el rosetón, está el gran órgano.

401. Amiens. Catedral. Órgano

En el centro de la nave está el laberinto en el cual dejaron sus nombres los arquitectos de la iglesia. Los peregrinos lo recorrían de rodillas. Y con los años ha suministrado mucho material a los amigos de lo esotérico.

406. Amiens. Catedral. Pavimento y laberinto

407. Amiens. Catedral. Pavimento y laberinto

Es curiosa la pila bautismal cuya función original fue servir para lavar los muertos.

410. Amiens. Catedral. Recipiente para lavar a los muertos usado como pila bautismal

A ambos lados del deambulatorio una serie de bajorrelieves narran en el lado norte la vida de San Juan Bautista.

412. Amiens. Catedral. Deambulatorio, pared norte del coro. Vida de San Juan

Y en el sur la de San Fermín.

424. Amiens. Catedral. Deambulatorio, pared sur del coro. Vida de San Fermín

En el trascoro encontramos una de las imágenes más conocidas de la catedral: el conocido como Ángel Llorón.

420. Amiens. Catedral. Trasacoro. Ángel Llorón de Nicolás Blasset

Las vidrieras, como en todas las catedrales góticas, no son uno de los menores atractivos.

418. Amiens. Catedral. Deambulatorio, pared norte del coro. Vida de San Juan

423. Amiens. Catedral

Con un paseo por el barrio de St-Lieu nos despedimos de Amiens, que aunque tenga mucho más para ver a todas partes no se llega.

430. Amiens. Catedral. Deambulatorio, pared sur del coro. Vida de San Fermín

De Amiens a Laon. Aunque la mayoría de la población y muchos hoteles están en la ciudad baja junto a las carreteras, el interés de Laon radica en su ciudad alta.

Hoy pequeña ciudad de provinicas, tuvo un grandioso pasado. De aquí era San Remigio, que como obispo de Reims consiguió bautizar a Clodoveo y convertir así a los francos al catolicismo. Los obispos de Laon fueron pares de Francia. En el siglo IX fuer un gran centro intelectual que contaba con la presencia entre otros de Juan Escoto Eriugena.

Entramos en el interior de las murallas que rodean la ciudad alta a través de la puerta de Ardon.

432. Laon. Puerta de Ardon

Cualquier rincón de la ciudad merece que uno se detenga.

433. Laon

438. Laon

Antes de entrar en la catedral hicimos la visita del claustro.

440. Laon. Claustro

Que contiene detalles que llaman la atención como el siguiente capitel.

446. Laon. Claustro

 La catedral, no tan majestuosa como la de Amiens, tiene también tres portadas entre dos hermosas torres.

449. Laon. Catedral

El interior sorprende por su altura.

453. Laon. Catedral. Interior

Curiosaamnete la cabecera es plana, lo que no es excesivamente habitual.

460. Laon. Catedral. Coro

Las vidrieras de dicha cabecera son obras de excepción.

461. Laon. Catedral

Especialmente el denominado Rosetón del Apocalipsis.

464. Laon. Catedral

La vidriera del rosetón del transepto norte está dedicada a las Artes Liberales.

455. Laon. Catedral

456. Laon. Catedral

En la catedral hay un par de pilas bautismales románicas de las cuales una nos interesó en especial.

482. Laon. Catedral. Pila bautismal 2

En  las fachadas laterales destacan divertidas gárgolas.

484. Laon. Catedral. Gárgola

485. Laon. Catedral. Gárgola

Al norte de la catedral está el palacio de Justicia, antiguo Palacio Episcopal.

487. Laon. Palacio de Justicia

La ciudad alta se extiende en dirección oeste de forma estrecha y alargada. La atravesamos por completo siguiendo la calle principal pasando por sus principales edificios.

489. Laon

Hasta llegar a la iglesia gótica de San Martín

490. Laon. San Martín

De allí regresamos a buscar el coche disfrutando de bonitas panorámicas.

495. Laon

La cena ya la hicimos en el hotel, en la ciudad baja, pues ya no estábamos para paseos nocturnos.

El día siguiente el alto en el camino fue la ciudad de Sens. Ciudad de fácil, barato y sombreado aparcamiento.

501. Sens

Frente a frente se hallan el Mercado Cubierto y la catedral.

502. Sens

503. Sens. Catedral

La portada central de la fachada oeste tiene el tímpano dedicado al martirio de San Esteban y en el parteluz una estatua de San Esteban que se salvó de su destrucción durante la Revolución gracias a llevar un gorro frigio. En las jambas están las Vírgenes Necias y las Vírgenes Prudentes.

504. Sens. Catedral. Portada central

El portal norte está dedicado a la vida de San Juan Bautista.

505. Sens. Catedral. Portada norte

Y el portal sur a la Virgen.

506. Sens. Catedral. Portada sur

En el interior entre la nave central y las laterales se alza el triforio y más arriba una serie de ventanales altos. Los pilares fuertes y débiles alternan, característica propia del gótico primitivo y también del románico centroeuropeo.

508. Sens. Catedral. Interior

Hay vidrieras bellísimas aunque la mayoría son de época posterior a la construcción de la catedral.

518. Sens. Catedral

520. Sens. Catedral

Circunvalando la catedral se puede ver la portada de la fachada sur.

521. Sens. Catedral. Portada en fachada sur

Y la cabecera desde los bonitos y tranquilos jardines de la Orangeria.

523. Sens. Catedral

El tesoro y el museo adjuntos a la catedral cierran a mediodía, por consiguiente paramos a comer justo en una terracita frente a la catedral. Buen lugar y excelente cerveza la rubia de Sens.

Aún tuvimos tiempo de pasear hasta los edificios más antiguos de Sens. La llamada Casa de Abraham.

528. Sens. Casa de Abraham

Y la plaza del Mercado de los Cerdos.

529. Sens. Plaza del Mercado de Cerdos

El tesoro es uno de los más impresionntes de Francia, con magníficos vestidos medievales, orfebrería, tallas en madera y relicarios de todo tipo.

El peine de San Lupo del siglo VII es una de las obras más famosas.

550. Sens. Museo-tesoro del palacio synodal. peine de San Lupo

También el Santo Cáliz de la segunda mitad del XII.

534. Sens. Museo-tesoro del palacio synodal. Santa Caliz (2ª mitad del XII)

O esta arqueta-relicario con esmaltes, del XIII.

540. Sens. Museo-tesoro del palacio synodal. Caja relicario. XIII

O el cofre bizantino en márfil (XII) usado como relicario.

544. Sens. Museo-tesoro del palacio synodal. Cofre usado como relicario. Tal vez procede de Bizancio. XII

Pasando del tesoro al resto del museo hay unas buenas vistas sobre la Orangería.

562. Sens. La Orangería desde el Museo

Las antigüedades galorromanas merecen una detenida visita, pero el tiempo apremiaba. De todos modos las visitamos y pudimos ver mosaicos de calidad.

564. Sens. Museo-tesoro del palacio synodal. Mosaico del caballo del Sol

Y curiosidades como el denominado tesoro de Villethierry, conjunto de joyas de la Edad del Bronce.

567. Sens. Museo-tesoro del palacio synodal. El tesoro de Villethierry

La tarde ya avanzaba y emprendimos camino a St-Benoît-sur-Loire. En esta pequeña población sí que fue fácil aparcar, así como encontrar el hotel, por cierto más que recomendable.

568. St-Benoît-sur-Loire. Hotel

A escasa distancia se halla la abadía de Fleury. Aquí reposan los restos de San Benito, fundador de la orden benedictina, trasladados aquí desde  la de Monte Casino, años después de la destrucción de ésta por los lombardos. Italianos y franceses aún disputan por quien tiene más huesos con el ADN correcto, pero eso es cosa suya, que no menoscaba en absoluto el valor artístico de esta basílica.

La torre tiene su planta baja dividida en nueve cuadrados y los pilares que la sustentan muestran maravillosos capiteles.

591. St-Benoît-sur-Loire.

597. St-Benoît-sur-Loire

Según te mueves por dentro los colores y formas cambian, constituyendo un espectáculo único.

573. St-Benoît-sur-Loire. Porches bajo la torre

574. St-Benoît-sur-Loire. Porches bajo la torre

575. St-Benoît-sur-Loire. Porches bajo la torre

576. St-Benoît-sur-Loire. Porches bajo la torre

Asistimos después a los oficios de Vísperas y esperamos a que acabaran para visitar la iglesia.

602. St-Benoît-sur-Loire

Pero poco pudimos ver de ella porque iban a cerrar. De todos modos aún vimos la portada gótica del muro norte.

588. St-Benoît-sur-Loire.Portal norte 3

El día siguiente de buena mañana volvimos a la abadía al rezo de laudes. La torre mostraba una luz completamente distinta a la del atardecer.

P1160083

Ahora sí que cuando finalizaron los oficios la pudimos ver con tranquilidad.

582. St-Benoît-sur-Loire. Coro

Coro

Tras la portada norte se descubrió hace un tiempo un interesante friso románico inacabado.

583. St-Benoît-sur-Loire. Interior portada norte

El mosaico de mármol de origen tardorromano que pavimenta el coro es una preciosidad.

614. St-Benoît-sur-Loire. Mosaico coro

606. St-Benoît-sur-Loire. Mosaico coro

En la cripta se guarda la arqueta con los restos de San Benito.

610. St-Benoît-sur-Loire. Cripta

Arqueta

Muy cerca de Saint Benoît está la aún más pequeña población de Germigny-des-Prés. El interés para visitarla radica en que aquí se hizo construir Teodulfo su oratorio privado.

Teodulfo fue un noble de origen visigótico, que fue obispo y abad en St-Benoît y erudito importante en el denominado renacimiento carolingio, llegando a suceder a Alcuino de York como consejero teológico de Carlomagno.

614. Germigny-des-Prés

El oratorio que era originalmente de cruz griega se le añadió una nave en el siglo XV.

617. Germigny-des-Prés. Interior

En el siglo XIX la iglesia es restaurada, más bien reconstruida, modificando profundamente su aspecto original.

619. Germigny-des-Prés

El mayor tesoro que conserva es el espléndido mosaico carolingio que cubre la bóveda del ábside oriental. Estaba cubierto por estuco hasta que éste se empezó a desprender y el cura advirtió que estaba allí. Lo forman más de 130000 teselas.

635. Germigny-des-Prés. Brazo norte oratorio

La cabecera desde le exterior es quizás lo que más nos puede acercar a una idea de cómo fue, pese a haberse eliminado dos absidiolas que tuvo.

653. Germigny-des-Prés

654. Germigny-des-Prés

El actual ábside central es el que contiene en su bóveda el mosaico.

657. Germigny-des-Prés

El recorrido previsto inicialmente -y sus ampliaciones- se había agotado, por consiguiente vuelta a casa.

LAON (PICARDÍA). PILA BAUTISMAL DE LA CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA

Se trata de una pila de mármol negro de forma cilíndrica sostenida por cuatro patas y un gran cilindro central.

481. Laon. Catedral. Pila bautismal 2

Muestra  en dos lados bajorrelieves con decoración vegetal sin que falte en uno de ellos la rosa de seis pétalos.

P1150821

P1150829

A otro lado muestra un pájaro.

482. Laon. Catedral. Pila bautismal 2

 Y al otro un animal cuadrúpedo que bien podría ser un perro.

P1150845

En el borde, sobre cada una de las patas, hay esculpido un rostro que sobresale de la copa. Los cuatro rostros son similares. Uno de ellos está bastante deteriorado. La aparición de estos rostros no es rara en pilas bautismales si bien no he leído nunca una explicación razonable sobre su significado.

P1150836

En las bases de las columnas alternan toros y escocias y aparecen hojas decorativas.

P1150837

En la oficina de turismo me enseñaron un catálogo-inventario antiguo, que al parecer es prácticamente la única información de que disponen sobre esta pila. El catálogo le dedica unas pocas líneas afirmando que su procedencia es desconocida, aunque lo más probable es que sea local pues hay otras pilas similares en localidades cercanas. Ninguna descripción ni análisis estilístico aparecen en el catálogo.

Pese al arcaísmo de los bajorrelieves nadie considera estas pilas anteriores a la segunda mitad del siglo XII.

La iglesia contiene otra pila también de origen desconocido, fechada ya en el siglo XIII.

480. Laon. Catedral. Pila bautismal 1

479. Laon. Catedral. Pila bautismal 1

AMIENS (PICARDÍA). PILA BAUTISMAL DE LA CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA

La pila bautismal de la catedral de Amiens se encuentra en el transepto norte.

Se trata de un recipiente rectangular apoyado en cuatro patas en las esquinas y una gran pie octogonal en el centro. Lo cubre una tapa de madera, indudablemente de época mucho más reciente.

410. Amiens. Catedral. Recipiente para lavar a los muertos usado como pila bautismal

Ha servido de pila bautismal, pero era una fuente de abluciones o piedra para lavar los muertos, según Georges Durand, el gran investigador sobre la catedral de Amiens (Durand era quien decía que la catedral de Amiens era lo más grandioso, más perfecto y más completo que ha producido el arte gótico).

El recipiente está tallado en una piedra de grano muy fina, lisa, mientras que los pies son de un grano poroso.

Los soportes, están cubiertos con un adorno de cuatro hojas inscrito en bajo relieve. Todo está dispuesto sobre una base de materiales reutilizados, donde se puede observar algunas fragmentos de sillares pulidos y abrillantados.

412. Amiens. Catedral. Recipiente para lavar a los muertos usado como pila bautismal

En las cuatro esquinas están talladas cuatro figuras de profetas, dos de los cuales se identifican con los nombres grabados aún legibles: Joel y Zacarías.

411. Amiens. Catedral. Recipiente para lavar a los muertos usado como pila bautismal

Dataría de finales del siglo XII con las patas ya del XIII,  lo que probaría como muchas pilas antiguas han sido rehechas.

Hace pocos años el hermano R. Ferdinand Poswick, monje en la abadía de Maredsous (Bélgica), la presentó como modelo del paso del bautismo por inmersión al bautismo por aspersión en esta zona, considerando errónea la función de recipiente para lavar a los muertos que le adjudicaba Durand y remontando su origen en el tiempo a época anterior al románico.

BENABARRE. SANTA MARÍA DE CALADRONES

Santa María de Caladrones

En la parte más alta de la población. Sus coordenadas UTM son 31 T 0295336 y 4661140.

Iglesia parroquial muy cuidada. Se sigue celebrando en ella misa los días festivos.

La estructura exterior del edificio queda bastante oculta ya que encima del pórtico se construyó la casa-abadía, que, junto con otra casa, tapa toda la parte de poniente, y al norte otro edificio en ruinas también impide ver los muros.

Santa María 2

Es de una nave y un ábside semicircular, correspondiente todo a muy diferentes períodos constructivos.

El ábside se cubre con bóveda de cuarto de esfera y se abre a la nave mediante un arco presbiterial en gradación.

Presbiterio

Presbiterio

Tiene una ventana de doble derrame, formada con sillares bien tallados, tapiada. En el interior la ventana aloja un fragmento de una cruz de piedra procedente de Santa Justa.

Ventana del ábside. Interior

Ventana del ábside. Interior

El aparejo del ábside es de sillarejo colocado en hiladas regulares. Interiormente los sillares están reseguidos con cemento.

Ábside desde el norte

Ábside desde el norte

La nave se divide en cuatro tramos, cubiertos con bóvedas de crucería estrelladas. Las claves muestran decoración floral.

Interior

Interior

A cada lado de la nave se abren capillas, tres al norte y dos al sur. Las más cercanas a la cabecera se abren a la nave mediante arcos de medio punto y se cubren con bóvedas de lunetos, en la del lado sur se abre una ventana de medio punto, de construcción moderna.

Capilla nordeste

Capilla nordeste

Capilla sudeste

Capilla sudeste

En esta última capilla se conserva actualmente la pila bautismal de antiguo origen.

Pila bautismal

Pila bautismal

Las capillas siguientes son de arco de medio punto y bóveda de cañón, sobre la del lado sur se levanta el campanario. En la norte se nota debajo de la capa de pintura actual otra capa del siglo XVII o XVIII.

Capilla sudoeste

Capilla sudoeste

Capilla norte central

Capilla norte central

La tercera capilla del muro norte es de menor altura y tiene el techo plano ya que fue modificada cuando encima se construyó el coro y la casa-abadía. Esta última capilla contenía anteriormente la pila bautismal semiesférica de granito anteriormente citada.

Capilla noroeste

Capilla noroeste

Al coro se sube por una escalera situada paralela al muro oeste de la iglesia. La barandilla del coro es de madera. Desde el coro una puerta, al sur, conduce al campanario y otra, al norte, a la casa-abadía.

Al sur del presbiterio está la sacristía, iluminada mediante una ventana cuadrada que da al sur. Su pared exterior es redondeada hacia el este y recta al sur donde continúa la línea del muro de la nave y del campanario. Sobre la sacristía un óculo, cerrado actualmente con una vidriera coloreada, da luz a la nave. Enfrente de esta sacristía hay otra, usada como trastero.

A la derecha de la puerta está la pila de agua bendita de base prismática estriada y copa decorada.

Pila benditera

Pila benditera

Todo el interior está enyesado y pintado.

La portada, al sur, se cobija bajo un atrio. El techo del atrio es plano con las vigas vistas y el suelo de baldosas modernas. La portada está formada por una arquivolta dovelada, que arranca de impostas, y tiene el intradós moldurado en bocel. En la clave aparece la fecha de 1612. Otra arquivolta, a modo de guardapolvos, sigue externamente las dovelas. En el interior del pórtico los sillares de la fachada han sido restaurados. Las jambas y arquivoltas muestran restos de encalado y pintura.

Portada

Portada

El campanario, situado sobre la segunda capilla del lado sur, es de base cuadrangular y de dos cuerpos separados por una cornisa. En el cuerpo superior al sur tiene una ventana aspillera y en la parte superior una de medio punto en cada cara, la del sur y la del este con campanas. La cubierta es piramidal, de tejas, rematada por una veleta acabada en una cruz.

El mejor aparejo es el sillarejo del ábside. En el muro sur -único visible al exterior, pues del norte se ve muy poco- todo es mampostería y en el campanario de sillarejo con cantoneras. La cubierta es de tejas, colocada en la nave sobre una cornisa cerámica típicamente barroca. La parte superior de la nave y de todas las caras del campanario han sido rehechos en ladrillo.

Ábside

Ábside

Desde el sur

Desde el sur

Está documentada por primera vez en 1193.

Su construcción podría fecharse en el siglo XII (el ábside), siendo de época renacentista la portada (el 1612 de la clave), el campanario y la bóveda de la nave, pudiendo considerarse barrocas las capillas laterales y las cubiertas exteriores.

La iglesia ha sido restaurada no hace muchos años, reforzando con cemento la parte inferior de los muros.

En el montículo que domina el pueblo quedan escasos restos del castillo medieval, del que tal vez en principio fue ésta la capilla.

Restos de una torre cuadrada del castillo

Restos de una torre cuadrada del castillo

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 57-58.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 323-324.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo I, Prames, Zaragoza, 2003, p. 283.

BENABARRE. SAN MIGUEL DE CISCAR

San Miguel de Ciscar

En la parte más alta del pueblo, frente a la Casa del Señor. Sus coordenadas UTM son 31 T 0297326 y 4661376.

San Cristóbal y Casa Castell 1

La iglesia se compone de dos partes muy distintas: la original al este y los añadidos al oeste, fechables a partir del siglo XVI y acabados de alterar en las reformas de finales del siglo XX.

San Miguel desde el sur

San Miguel desde el sur

La parte original está constituida por una nave de grandes proporciones, cubierta con bóveda de cañón apuntada sostenida por un arco fajón, que parte de sencillos capiteles sostenidos por pilastras adosadas a los muros laterales. Los capiteles de las pilastras enlazan con la imposta biselada que sigue los muros laterales y de la cual arranca la bóveda. A partir del arco fajón la nave fue alargada hacia poniente, quizás sustituyendo una parte desaparecida o que no se llegó a construir.

El ábside es semicircular, precedido de un arco presbiterial, y se cubre con bóveda de cuarto de esfera. Está elevado dos peldaños respecto a la nave.

Presbiterio

Presbiterio

Está decorado exteriormente con un friso de sencillos canecillos que sostienen la cornisa biselada bajo el alero. En el centro tiene una ventana dovelada, con doble abocinado y doble derrame.

Ábside

Ábside

Junto al presbiterio se abren dos capillas laterales, una al norte y otra al sur, vaciadas en el muro y abiertas mediante un arco rebajado. La del sur iluminada por una ventana aspillera.

Capilla norte

Capilla norte

Capilla sur

Capilla sur

Al sudeste hay una sacristía cuadrangular añadida, accesible por una puerta desde el presbiterio.

A la derecha de la puerta está la pila de agua bendita.

Pila benditera

Pila benditera

Al norte del presbiterio hay una interesante pila bautismal.

Pila bautismal

Pila bautismal

Adosado al muro sur hay un sarcófago de piedra cubierto con una losa, en la que hay esculpidos tres escudos, uno con barras y los otros con una mano extendida.

sepulcro

sepulcro

En la parte añadida, al sur, está la portada de estrechas dovelas sobre imposta. Hay que subir cinco escalones para acceder a ella. Tras la puerta hay un pequeño pórtico.

Portada

Portada

En el muro de poniente hay otra puerta similar, tapiada, en cuya parte superior bajo el arco se ha abierto una ventana cuadrada.

Portada tabicada a poniente

Portada tabicada a poniente

Sobre la portada se levanta el campanario de espadaña-torre de dos ojos rectangulares, con sus campanas correspondientes, fechadas en 1782 y 1818. Es accesible mediante una escalera a la izquierda de la puerta. Su estructura actual es fruto de las últimas reformas, cuando sustituyó una construcción que se levantaba en el mismo sitio sobre la portada. Al mismo tiempo se eliminó la espadaña antigua, de tres ojos, situada sobre la nave.

Portada y campanario

Portada y campanario

El coro, con la barandilla decorada con celosías desapareció también durante las reformas, debido a su mal estado, quedando ahora el espacio que ocupaba al aire libre, separado de la iglesia por un tabique con una vidriera que da al exterior, bajo un arco apuntado que parte de dos grandes pilastras y está algo desviado respecto al arco fajón contiguo. Se ha conservado el espacio situado bajo el coro, cubierto por un cielo raso encalado, y en el que se pueden apreciar dos pilastras adosadas al muro oeste, lógicamente, tras la reforma, de corta altura.

Interior hacia los pies

Interior hacia los pies

Toda la nave y ábside fueron repicados en la última reforma para eliminar el enlucido que los cubría, viéndose todavía en los muros algunas pinturas murales en negro.

El aparejo es de grandes sillares bien cortados y colocados en hiladas regulares en el ábside y la parte primitiva de la nave, lo que junto al apuntamiento de la nave es propio de fines del período románico, del siglo XIII ya avanzado. En el muro sur y el ábside hay una hilera de agujeros de andamiaje. Se ven algunas marcas de cantero. La parte alargada a occidente es de sillares por lo general más grandes y obra posiblemente del siglo XVI. Ciertos fragmentos del muro oeste son de mampostería y reforzados con cemento, fruto de alguna reforma. La sacristía es de mampostería y de tiempos más recientes.

La cubierta actual, de tejas, es a dos vertientes.

El cementerio se extiende al norte de la iglesia.

Desde el norte

Desde el norte

Citada en 1091. Hacia 1140 fue donada por los obispos de Roda a la Orden del Hospital, de los que fue centro de la comanda de Ciscar desde 1157 y hasta ser unida a Susterris en 1425.

Como muestra de la convivencia de la religiosidad con las creencias populares hay una herradura junto a las campanas.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 59-62.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 325-327.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo II, Prames, Zaragoza, 2003, p. 88-93.

CAPELLA. SAN MARTÍN

San Martín de Capella

En la parte más alta del pueblo. Las coordenadas UTM de la iglesia son 31 T 285157 y 4675098.

Desde el sudoeste

Desde el sudoeste

Iglesia de una nave cubierta por una bóveda apuntada sostenida por tres arcos fajones, también apuntados, apoyados en semicolumnas y en pilastras, y que arranca de una imposta lisa.

Interior

Interior

El ábside semicircular está cubierto con bóveda de cuarto de esfera. Exteriormente está rematado por una cornisa sostenida por 23 ménsulas decoradas, de las que se han perdido tres y la muchas de las restantes son inidentificables. Aún se aprecian una cabeza humana, otra demoníaca, una rosa de seis puntas, un escudo y una cruz.

Ábside desde el sur

Ábside desde el sur

Ábside desde el norte

Ábside desde el norte

Canecillos. Detalle

Canecillos. Detalle

En el centro del ábside hay una ventana de medio punto dovelada de doble derrame, no visible interiormente por el retablo.

Ábside. Ventana

Ábside. Ventana

Al sur del ábside hay añadida la sacristía, de época posterior, iluminada por una ventana al este.

Desde el sudeste

Desde el sudeste

La portada, en el muro sur, está formada por tres arquivoltas que envuelven las dovelas interiores, arrancando de una imposta sostenida por capiteles que han perdido las columnas. Las dos primeras arquivoltas son lisas, la última tiene a modo de guardapolvo una moldura de puntas de diamante.

Portada

Portada

Los capiteles tienen todos la misma decoración: unas hojas de palma. La imposta que sostienen tiene gravados entrelazados vegetales.

Portada. Capiteles e imposta del lado occidental

Portada. Capiteles e imposta del lado occidental

El único elemento figurativo es un ángel en el intradós del montante derecho.

Portada. Ángel en el intradós oriental de la imposta

Portada. Ángel en el intradós oriental de la imposta

En el izquierdo hay un entrelazado vegetal que Iglesias interpreta como una serpiente.

Portada.

Portada. Intradós occidental

En el frontis, al oeste, hay una puerta tapiada que comunicaba con el cementerio, hoy sustituido por un jardín. Esta puerta es de arco de medio punto formado por dovelas y tiene un crismón trinitario en la clave.

Portada occidental

Portada occidental

Crismón

Crismón

En el muro norte, entre el frontis y la primera capilla, hay otra puerta de arco de medio punto, tapiada.

Puerta norte

Puerta norte

En el muro oeste hay también restos de un ojo de buey de época moderna, medio destruido al abrir el gran óculo que da luz al coro, y una ventana de medio punto tapiada, que tal vez pertenecía al campanario original, situado en el ángulo sudoeste.

Desde el noroeste

Desde el noroeste

Sobre el ábside se edificó en 1744 un campanario de torre mudéjar de ladrillo con azulejos en su último cuerpo. La base es de sillería. Tiene una ventana en cada cara, con campanas al sur, este y oeste. Las esquinas tienen forma de hornacinas, que debieron contener imágenes. Se accede al campanario desde el coro al otro extremo de la iglesia cruzando por encima de la actual bóveda.

Desde el nordeste

Desde el nordeste

Todo el interior está enyesado excepto el ábside.

En el lado sur se abren dos capillas cubiertas con bóveda de lunetos, comunicadas entre sí.

Capilla sudeste

Capilla sudeste

Capilla sudoeste

Capilla sudoeste

En el muro norte hay tres capillas. La más cercana al presbiterio es similar a las del lado sur.

Capilla nordeste

Capilla nordeste

La central cubierta por una cúpula que acaba con linterna al exterior. Entre ésta y la anterior se halla el púlpito.

Capilla central lado norte

Capilla central lado norte

La capilla norte situada más hacia los pies, dedicada a San Antonio Abad, muestra una sencilla bóveda de crucería.

Capilla noroeste

Capilla noroeste

Esta última capilla alberga una gran pila bautismal.

Pila bautismal

Pila bautismal

A la derecha de la puerta, sobre una pilastra, se levanta la pila de agua bendita, que por el tamaño más parece una pila bautismal reaprovechada.

Pila bautismal usada como benditera

Pila bautismal usada como benditera

A poniente se levanta el coro sobre arco rebajado al que se accede por una escalera en el muro sur.

Interior hacia los pies

Interior hacia los pies

El aparejo es cuidado, de sillares muy regulares, pulidos, dispuestos en hileras ordenadas, si bien es posible percibir alteraciones debido a las reformas sufridas. Los sillares más antiguos son de mejor calidad y muestran marcas de cantero (una cruz es la que se repite abundantemente). La parte superior de los muros laterales es mucho más rústica.

Marcas de cantero

Marcas de cantero

La cubierta es de tejas, que debió sustituir a la primitiva de losas cuando se sobreelevaron los muros laterales.

Los elementos arquitectónicos y escultóricos de la iglesia original (ábside, nave, portada) cabe fecharlos en el siglo XIII.

Debajo del coro hay otras tres pilas bautismales de origen altomedieval. La más alta procede de Torruella. Había otra, procedente de Bafaluy, que fue trasladada a Graus.

Pila bautismal 1

Pila bautismal 1

Pila bautismal 2

Pila bautismal 2

Pila bautismal 3

Pila bautismal 3

El altar mayor lo preside un retablo de dieciocho tablas de San Martín, de principios del XVI pintado por el portugués Pedro Núñes. Fue desmontado durante la guerra civil y montado de nuevo después en un nuevo armazón realizado a imitación del original. Por el contrato de 1527, que se conserva, se deduce que faltan algunas tablas, que podrían estar en la colección Muntredas de Barcelona. Ha sido restaurado recientemente.

Retablo

Retablo

Un retablo del siglo XV y otro del XVI dedicado a San Joaquín y Santa Ana fueron quemados en 1936.

Hay un frontal de altar de San Martín en el Museo Diocesano de Solsona que se cree pertenecía también a esta iglesia (antes se suponía que procedía de Binefar).

Capella fue reconquistada hacia 1080 por Sancho Ramírez. El primer señor fue Arnau Mir de Tost, pero pronto pasó a los Lierp y, a partir de 1174, a los Erill.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 272-274.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 352-355.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo II, Prames, Zaragoza, 2004, p. 16-22.

MIGUEL BALLESTÍN, Pascual y MORTE GARCÍA, Carmen: Retablo de Capella, Prames, Zaragoza, 2000.

GRAUS. SAN PEDRO DE TORREOBATO

San Pedro Mártir de Torre de Obato

En el pueblo. Coordenadas UTM: 31 T 0280891 y 4679367.

Desde el nordeste

De una nave, ancha y corta, cubierta con bóveda de cañón algo apuntada. El revocado no permite ver bien la estructura original.

Presbiterio

Presbiterio

El ábside es semicircular, abierto directamente a la nave y cubierto con bóveda de cuarto de esfera. En el centro del ábside hay una ventana monolítica, de doble derrame, con el arco perfectamente tallado en el dintel. Hace años fue restaurada la iglesia y se rehizo el ábside eliminando una ventana cuadrangular al sur del mismo y rejuntando con cemento los sillares.

Ábside

Ábside

En época barroca se añadieron dos capillas laterales a cada lado, una sacristía al norte del ábside, accesible desde la capilla nordeste, y un campanario de torre al oeste. La sacristía ha sido eliminada en unas obras recientes.

La iglesia hace unos años con la sacristía actualmente suprimida

La iglesia hace unos años con la sacristía actualmente suprimida

Las capillas más cercanas a la puerta son de bóveda de cañón y arco de entrada de medio punto. La capilla del lado norte guarda un retablo de madera de factura popular, centrado por una santa con hábito y con San Sebastián y San Antonio Abad en los laterales.

Capilla noroeste

Capilla noroeste

La del lado sur se ha cerrado con una puerta de madera y se ha transformado en sacristía desde que se eliminó ésta.

Las capillas situadas junto al presbiterio pertenecían a casa Carllán y casa Sopena, las casas más importantes de la localidad. Ambas se abren también con arcos de medio punto, que en este caso podemos ver que están formados por dovelas bien cortadas, ya que han sido repicados. La del lado sur se cubre con una cúpula muy sencilla, se ilumina a través de una ventana cuadrangular abierta al este y alberga una antigua pila bautismal semiesférica sobre un pie cilíndrico.

Capilla sudeste

Capilla sudeste

Pila bautismal

Pila bautismal

La del lado norte se cubre con cúpula sobre pechinas coronada por un cimborrio cilíndrico con linternas, rematado al exterior con una cruz metálica, y alberga una imagen en madera de San Pedro Mártir, titular de la parroquia.

Capilla nordeste

Capilla nordeste

A los pies de la nave está el coro, accesible por una escalera que hay a la derecha de la puerta. Tiene una barandilla de madera torneada. Se ilumina con ventanas de arco rebajado al sur y al oeste, ésta última tapiada.

Coro

Coro

Junto a la escalera que sube al coro está la pila de agua bendita, colocada sobre un pie prismático. Muestra la copa totalmente grabada con motivos vegetales y geométricos.

Pila benditera

Pila benditera

El interior está totalmente revocado, excepto el ábside y los ya citados arcos de entrada a las capillas laterales más cercanas al presbiterio que han sido repicados.

La planta baja del campanario forma un pórtico que resguarda la puerta de acceso, de grandes dovelas, que debió sustituir a la original y en cuya clave se lee: “SE TRABAJO I PINTO 1898”. En una de las jambas de la puerta hay grabadas dos cruces.

Portada

Portada

Este pórtico está abierto por arcos de medio punto al norte, por donde se accede subiendo tres escalones, y al sur, por donde se comunica con el cementerio. Un arco de medio punto, a modo de ventana, abre también el pórtico hacia poniente.

Pórtico desde el norte

Pórtico desde el norte

El campanario tiene ventanas de medio punto en todas las caras, más pequeña la del este, de las cuales sólo alberga campana la situada al sur. Las antiguas campanas fueron rotas durante la guerra civil. En la parte inferior hay una aspillera en la cara sur y otra al oeste. El campanario lo remata un chapitel piramidal de cinc con una veleta encima.

Campanario

Campanario

El aparejo es de sillares, perfectamente escodados y pulidos, la mayoría rectangulares y alargados, en el ábside. También es de sillares menos trabajados la capilla nordeste. En el resto, campanario incluido, el aparejo es de mampostería con cantoneras. Todas las cubiertas actuales son de tejas.

Cabecera

Cabecera

En el muro sur, cerca del pórtico, hay a media altura una piedra con grabados que representan un edificio.

El aparejo de las partes originales y el ábside me conducen a fechar la iglesia ya en el XIII, como muestra de un estilo románico muy tardío. Las modificaciones son fundamentalmente del siglo XVIII.

Entre las dos capillas situadas al norte hay una peana con una imagen de San Miguel, probablemente en recuerdo de alguna época en que la dedicación de la iglesia cambió por razones relacionadas con la dificultad de celebrar las fiestas antes de terminar la cosecha.

Al sur de la iglesia está situado el cementerio, ya en desuso. Algunos nichos están adosados a la estructura de la iglesia.

El pórtico era usado como esconjuradero y la gente mayor aún recuerda como una vez un rayo lesionó a varias personas resguardadas en él.

 

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. II, Cuencas del Ésera y Cinca, Librería General S.A., 2001, p. 49-51.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 525.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 226-229.

A %d blogueros les gusta esto: