Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Entradas etiquetadas como ‘puente romano’

CÓRDOBA

Unas Navidades más bien frescas nos animaron a ir a esperar los Reyes en un lugar algo más cálido. El lugar elegido Córdoba donde no estábamos desde hacía bastantes años.

El viaje desde Lérida a Córdoba en el AVE transcurre sin enterarse.

A mediodía ya habíamos dejado las maletas en el hotel y comíamos en pleno centro de Córdoba.

004-cordoba-hotel

Después de comer a callejear por una de las más bonitas ciudades de España.

A la altura de San Nicolás dejamos la Avenida Gran Capitán.

005-cordoba-san-nicolas

Para dirigirnos a la plaza de Las Tendillas, centro de la ciudad.

006-cordoba-plaza-de-las-tendillas

Y adentrarnos después por las callejuelas del casco antiguo.

010-cordoba-callejeando

Con rincones ciertamente encantadores.

011-cordoba-callejeando

Hasta hacer una breve parada en la plaza Jerónimo Páez donde se halla el Museo Arqueológico, cuya visita dejamos para hacerla con más calma.

015-cordoba-plaza-jeronimo-paez

016-cordoba-plaza-jeronimo-paez

Que Córdoba es una ciudad sobrada de restos arqueológicos es visible en cualquier esquina.

017-cordoba-calle-horrno-del-cristo

Palacetes, iglesias y casas señoriales también surgen por doquier.

020-cordoba-callejeando

En suave pendiente las calles -por cierto, muy limpias- iban descendiendo hacia el Guadalquivir.

021-cordoba-callejeando

Algunas casas albergan en su interior espacios sorprendentes como éste de la llamada Casa de las Cabezas, en la calle del mismo nombre.

21a-cordoba-casa-de-las-cabezas

Pasando por la mezquita,

024-cordoba-calle-cardenal-gonzalez

alcanzamos la plaza del Triunfo de San Rafael.

026-cordoba-plaza-del-triunfo

Presidida por la estatua del mismo nombre.

027-cordoba-triunfo-de-san-rafael

Enfrente teníamos el río y el puente romano.

028-cordoba-puente-romano

Otra pausa y, mientras ya se iban encendiendo las luces, a callejear de nuevo por la ciudad en sentido inverso.

031-cordoba-callejeando

Las calles muy tranquilas pues la gente estaba esperando la Cabalgata de Reyes.

032-cordoba-callejeando

Otra vez a la plaza de Las Tendillas.

034-cordoba-plaza-de-las-tendillas

Y a contemplar las iluminaciones navideñas antes de ir a cenar y a dormir.

039-cordoba-callejeando

El día siguiente, día de Reyes, a primera hora no se veía a casi nadie.

041-cordoba-avenida-de-la-libertad

El día era soleado y el paseo por la Judería una delicia.

044-cordoba-plaza-san-nicolas

045-cordoba-calle-san-felipe

Hasta en edificios modernos los patios proporcionan verdura y frescor.

048-cordoba

En pleno invierno se nota a faltar la policromía de las flores, pero las naranjas dan su toque de color.

050-cordoba-plaza-angel-de-torres

Del palacete del siglo XV denominado Casa del Indiano únicamente se conserva la fachada gótico-mudéjar.

052-cordoba-plaza-angel-de-torres-casa-del-indiano

Su interior fue derribado para construir casitas-apartamento y es conocido ahora como callejón del Indiano, que constituye un remanso de tranquilidad en pleno centro histórico de la ciudad.

056-cordoba-callejon-del-indiano

Poco después llegamos a la puerta de Almodóvar, un lugar lleno de sabor y ambiente. Esto último, como es natural, a otras horas.

058-cordoba-calle-puerta-de-almodovar

De la calle que conduce a la puerta parte la estrecha calle Judíos, donde se encuentran la sinagoga, el Zoco de Artesanos y un par de casas tradicionales visitables , la Andalusí y la de Sefarad.

059-cordoba-calle-judios

La calle Judíos finaliza en la plaza Maimónides, donde se halla la estatua del conocido pensador y médico judío cordobés del siglo XII.

061-cordoba-estatua-de-maimonides

Muy cerca está el Museo Taurino.

063-cordoba-museo-taurino

Y la iglesia de San Bartolomé con una interesante capilla mudéjar, pero que no pudimos visitar por estar cerrada hasta febrero.

064-cordoba-san-bartolome

Aún seguían las calles vacías.

066-cordoba-callejeando

Hasta hay una dedicada al popular salmorejo cordobés, en la cual una placa cerámica recuerda a los transeúntes su receta.

068-cordoba-callejeando-receta-del-salmorejo

Llegamos a los baños del Alcázar Califal. Alguna sala reconstruida recuerda su pasada grandeza.

072-cordoba-banos-del-alcazar-califal

Mantiene la estructura de los baños romanos con sus salas fría, templada y caliente, pero los escasos restos, las reformas efectuadas por almorávides y almohades que los reutilizaron y las restauraciones no permiten hacerse demasiado una idea de su estructura original.

076-cordoba-banos-del-alcazar-califal

080-cordoba-banos-del-alcazar-califal

081-cordoba-banos-del-alcazar-califal

En la plaza donde están los Baños decidimos reponer fuerzas.No en la botica, sino en el barecito contiguo.

086-cordoba-campo-santo-de-los-martires

Cruzamos la agradable plaza.

088-cordoba-campo-santo-de-los-martires

Y fuimos a visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos. Este palacio-fortalerza fue mandado construir por Alfonso XI de Castilla sobre construcciones musulmanas y anteriores romanas.

091-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Empezamos recorriendo los bellos jardines.

095-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

100-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

103-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Para entrar después en el Alcázar.

105-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Visitando las ruinas de los edificios anteriores.

108-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Entre ellos los restos de los baños de época islámica.

110-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Con sus bóvedas de arista y sus lucernarios en forma de estrella.

116-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Luego subimos a las torres.

132-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Desde donde hay magníficas vistas sobre Córdoba. De las Caballerizas reales.

120-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Del Guadalquivir y del puente romano.

122-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Y de los jardines del propia Alcázar y de la ciudad.

123-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Uno de los lugares más interesante es el Salón de los Mosaicos.

138-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos-salon-de-los-mosaicos

En él se exhibe una excelente colección de los mosalicos romanos hallados en  excavaciones realizadas en la ciudad. Como éste representando a Eros y Psique.

140-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos-salon-de-los-mosaicos-eros-y-psique

O éste en el que aparece un actor trágico.

143-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos-salon-de-los-mosaicos-actor-tragico

O éste del dios Océano.

145-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos-salon-de-los-mosaicos-el-dios-oceano

No acaban aquí los tesoros del Alcázar. Destaca tamnbién este maravilloso sarcófago romano del siglo III.

146-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos-sarcofago-siglo-iii

Dejamos el Alcázar para pasear a lo largo de las murallas.

151-cordoba-murallas

Junto a las murallas una estatua recuerda a Averroes, el otro gran pensador cordobés, en este caso musulmán, contemporáneo de Maiomónides y que como él tuvo que abandonar Córdoba a causa de la intransigencia fundamentalista de los almohades.

152-cordoba-murallas-monumento-a-averroes

155-cordoba-murallas

Tras las murallas seguimos por los jardines que rodean por el oeste la ciudad.

156-cordoba-jardines-de-la-agricultura

Comida y a seguir pateando las calles por la tarde. Pasamos por la ermita del Cristo del Pretorio.

159-cordoba-ermita-cristo-del-pretorio

De allí a la Torre de la Malmuerta, de principios del XV, que defendía el nordeste de la ciudad.

163-cordoba-torre-de-la-malmuerta

A la Diputación y la barroca iglesia de la Merced, restaurada tras el incendio provocado por un demente en  1978.

161-cordoba-diputacion-iglesia-de-la-merced

Un bonito rincón cordobés es la puerta del Rincón, una de las más antiguas de la ciudad.

165-cordoba-puerta-del-rincon

Poco más allá, otro de los lugares pintorescos, la Cuesta del Bailio.

167-cordoba-cuesta-del-bailio

Que conduce a la encantadora plazuela donde se encuentra el popular Cristo de los Faroles.

170-cordoba-cristo-de-los-faroles

Más callejuelas y de nuevo en la plaza de Las Tendillas.

179-cordoba-plaza-de-las-tendillas

Y en suave descenso por la calle Claudio Marcelo a las ruinas del que probablemente fue el templo más importante de la ciudad romana.

181-cordoba-templo-romano

La pasión de los gatos por las ruinas antiguas es general en todo el mundo. Aquí uno de ellos custodiaba un capitel corintio.

185-cordoba-templo-romano

Junto al templo se encuentra el Ayuntamiento cordobés.

186-cordoba-ayuntamiento

Y a unos pasos una de las iglesias fernandinas, que así se denominan las mandadas construir por el rey Fernando III tras la conquista de Córdoba en 1236, la de San Pablo.

187-cordoba-iglesia-de-san-pablo

Que a su entrada tiene una bonita capilla mudéjar.

190-cordoba-capilla-mudejar

A cenar bien, que el día había sido largo, y a descansar.

194-cordoba-hotel

Día siguiente. A madrugar también y a disfrutar de las tranquilas calles.

195-cordoba-calle-hermandades-del-trabajo

Pero un imprevisto interrumpió el paseo. Las gafas se me quedaron en las manos, no llevaba repuesto y tuve que hacerme unas. Mientras me las montaban aprovechamos el tiempo en un lugar donde la miopía no importaba demasiado y las cosas se podían ver de cerca, el Museo Arqueológico.

Muy bien estructurado e iluminado, sin amontonamientos de objetos, con una bien cuidada selección de los mismos expuesta, merece la visita.

Desde la prehistoria, tenemos referencias de todas las épocas. Falcatas y puntas de lanza ibéricas, de entre los siglos V y III a. C..

202-cordoba-museo-arqueologico-falcatas-y-puntas-de-lanza-ibericas-siglos-v-iii-a-c-necropolis-de-los-collados-almedrenilla

Exvotos de la misma época.

227-cordoba-museo-arqueologico-exvotos-ibericos-siglos-iii-ii-a-c-santuario-de-torreparedones-baena

Un león también ibérico de los que ejercían una función apotropaica en las tumbas. Procede de Nueva Carteya.

230-cordoba-museo-arqueologico-leon-iberico-siglo-iv-a-c-procede-de-nueva-carteya

También la cultura céltica tiene representación, como con estos torques y fíbulas de plata del siglo II a. C..

201-cordoba-museo-arqueologico-torques-y-fibulas-de-plata-celticos-siglo-ii-a-c-tesoro-de-los-almadenes-alcaracejos

La Corduba romana tiene un papel importantísimo. Fundada por Claudio Marcelo en la primera mitad del siglo II a. C., ejercía un papel importantísimo en la penetración hacia el interior de Hispania ya que se encontraba justamente en el punto hasta donde el río Betis (Guadalquivir) era navegable. En tiempo de Augusto se constituyó como Colonia Patricia, el más alto rango que podía ostentar una ciudad del Imperio.

Esta estatua de Afrodita en mármol del siglo II es copia de una obra de Doidalsas de Bitinia del 250 a. C.

204-cordoba-museo-arqueologico-afrodita-agachada-marmol-romana-siglo-ii-es-copia-de-una-obra-de-doidalsas-de-bitinia-del-ii-a-c

De la misma época es este mosaico representando a Pegaso.

219-cordoba-museo-arqueologico-mosaico-romano-representando-a-pegaso-siglo-ii

O esta espectacular escultura con Mitra sacrificando el toro.

221-cordoba-museo-arqueologico-mitra-sacrificando-al-toro-romano-siglo-ii-procede-de-villa-del-mitra-cabra

Ya del siglo III es este frontal de sarcófago con una curiosísima escena de recogida de la aceituna.

208-cordoba-museo-arqueologico-frente-de-sarcofago-con-escena-de-recogida-de-la-aceituna-marmol-romano-siglo-iii

De época paleocristiana (siglos IV-V) es este sarcófago.

228-cordoba-museo-arqueologico-sarcofago-paleocristiano-siglos-iv-v

Y este fragmento de otro con Daniel en el foso de los leones.

222-cordoba-museo-arqueologico-fragmento-de-sarcofago-con-daniel-en-el-foso-de-los-leones-principios-siglo-iv-procede-de-belalcazar

También esta representada la ciudad visigótica, como en este ladrillo con crismón.

197-cordoba-museo-arqueologico-ladrillo-visigotico-con-crismon-vi-vii-procede-de-puente-genil

En época musulmana llegó a ser Córdoba la mayor ciudad de Europa. Son numerosísimos los testimonios de esa época. Como este bellísimo capitel califal del siglo X.

211-cordoba-museo-arqueologico-capitel-califal-siglo-x

Contemporáneos suyos son estos biberones.

218-cordoba-museo-arqueologico-biberones-siglo-x

Incluso hay imágenes del siglo XII cuando bajo el dominio almohade las artes icónicas no eran nada bien vistas. Una muestra es este músico.

232-cordoba-museo-arqueologico-figura-de-musico-almohade-siglo-xii

En el subsuelo del museo se puede contemplar los restos del teatro romano.

233-cordoba-museo-arqueologico-restos-del-teatro-romano

Del museo a buscar las gafas y ya provisto de ellas a continuar. Hacia la popular plaza del Potro.

237-cordoba-plaza-del-potro

Es pintoresca la fuente renacentista (1577) coronada por un potro añadido un siglo más tarde. Aún se discute si la plaza se llama así por el potro de la fuente o el potro se realizó debido al nombre que ya tenía la plaza.

240-cordoba-plaza-del-potro

En la Posada del Potro se ubica el centro flamenco Fosforito.

242-cordoba-posada-del-potro-centro-flamenco-fosforito

También se hallan en la plaza el Museo de Bellas Artes y el que básicamente nos había llevado allí, el museo Julio Romero de Torres.

238-cordoba-plaza-del-potro-acceso-al-museo-julio-romero-de-torres

En su interior no se pueden tomar fotos, pero es imposible no reproducir de entre su contenido “La chiquita piconera”, probablemente la obra más conocida del pintor. La que más popularizó a su modelo predilecta, María Teresa López. La imagen está extraída del folleto que dan a la entrada del museo.

238b

Un fragmento de esta obra fue el motivo del sello de 5 ptas. de la serie dedicada por Correos al pintor en 1965.

238d

Seguimos por las entrañables callejuelas.

243-cordoba-callejeando

Hasta llegar a la plaza de la Corredera donde, aunque el ambiente fuese un poquito fresco, se estaban preparando migas al aire libre.

246-cordoba-plaza-de-la-corredera-preparando-migas

Pasamos de nuevo por el templo romano, ahora a la luz del día.

249-cordoba-templo-romano

Y muy cerquita comimos en un local tradicional. Buena comida y mejor trato.

250-cordoba-restaurante-la-gloria

Tras el tute de la mañana, la tarde la dedicamos a pasear por las calles comerciales y a aprovechar las animadas terrrazas cordobesas.

El domingo lo dedicamos a la visita a Medina Azahara o Madinat Al-Zahra. A través de los Jardines de la Agricultura nos dirigimos al lugar de salida del bus que conduce hasta allí.

253-cordoba-jardines-de-la-agricultura

Paramos en el mausoleo romano, otro de los múltiples restos de esa época que alberga la ciudad.

255-cordoba-mausoleo-romano

256-cordoba-mausoleo-romano

Pasamos ante el Mercado Victoria.

258-cordoba-mercado-victoria

Como aún faltaba rato para la salida del bus, desayunamos tranquilamente y nos dimos un paseo a lo largo de las murallas.

260-cordoba-murallas

Y aún entramos al barrio judío por la puerta de Almodóvar.

261-cordoba-murallas-puerta-de-almodovar

El bus te conduce hasta un amplio aparcamiento junto al museo y desde allí otro bus que funciona como lanzadera te lleva al sitio arqueológico.

315-medina-al-zahra-bus

Desde el aparcamiento se divisa Medina Azahara y el monasterio de San Jerónimo de Valparaíso.

265-medina-al-zahra-aparcamiento

Es patente como Abderramán III construyó la ciudad en la misma falda de las estribaciones de Sierra Morena.

314-medina-al-zahra

Desde el palacio califal situado en lo más alto se ven la zona destinada a altos funcionarios y edificos oficiales. Más abajo se ubicaría la población en general, en zona mayoritariamente aún no excavada.

268-medina-al-zahra

271-medina-al-zahra

272-medina-al-zahra

Lo poco original se encuentra en la zona inferior de los actuales muros, el resto es reconstrucción.

275-medina-al-zahra

279-medina-al-zahra

280-medina-al-zahra

Poco queda de los majestuosos arcos de herradura que daban acceso a las principales dependencias.

284-medina-al-zahra

285-medina-al-zahra

Pero en la restauración se ha intentado recolocar todos los restos hallados para evocar su pasado esplendor.

288-medina-al-zahra

Algunos edificios dedicados a servicios también muestran sus restos.

289-medina-al-zahra

La pintura rojo-granate que cubría el enyesado de los muros es aún visible en muchos lugares.

291-medina-al-zahra

Así como el embaldosado con losas.

292-medina-al-zahra

Que en otros lugares es con ladrillo como en el llamado edificio basilical superior.

296-medina-al-zahra

En este edificio se han recuperado todas las dovelas originales de alguno de sus arcos.

300-medina-al-zahra

Al este se abre el gran pórtico por donde embajadas de todo el mundo conocido entraban para ofrecer sus obsequios y transmitir sus propuestas al califa. Constaba de quince arcos escarzanos, excepto el central que es de herradura.

305-medina-al-zahra

306-medina-al-zahra

De regreso al aparcamiento para tomar el bus de regreso a Córdoba, aún nos dio tiempo a ver un video sobre la ciudad y contemplar algunas piezas que se exhiben en el pequeño museo.

Entre ellas este plato de cerámica vidriada.

307-medina-al-zahra-museo-ceramica-vidriada-2a-mitad-del-siglo-x

O el conocido cervatillo que servía de surtidor en una fuente.

309-medina-al-zahra-museo-cervatillo-de-bronce-surtidor-de-fuente-2a-mitad-del-siglo-x

Comimos ya en Córdoba y nos tomamos la tarde de descanso para al atardecer iniciar una visita nocturna.

Bajamos por las murallas.

319-cordoba-murallas

Hasta el Alcázar de los Reyes Cristianos.

321-cordoba-alcazar-de-los-reyes-cristianos

Pasamos por el Triunfo de San Rafael

322-cordoba-triunfo-de-san-rafael

Y nos dimos una vuelta completa a la mezquita, cuya decoración resalta bajo la iluminación nocturna.

323-cordoba-mezquita

Especialmente en sus puertas, como en la del Espíritu Santo.

326-cordoba-mezquita

El campanario con la luna detrás aparecía soberbio.

331-cordoba-mezquita

Y así las restantes fachadas.

333-cordoba-mezquita

También se aprecian muy bien de noche lugares tan especiales como la capilla del Amparo.

339-cordoba-capilla-del-amparo

La plaza del Potro, desierta, en contraste con el bullicio que muestra durante el día, ofrece también una perspectiva muy distinta.

340-cordoba-plaza-del-potro

Similar es el caso de la plaza de la Correderra, si bien en ésta aún quedaba alguien.

342-cordoba-plaza-corredera

El lunes están cerrados los museos y la mayoría de las atracciones turísticas de Córdoba. Por consiguiente reservamos ese día a la mezquita, que permanece abierta.

Nos fuimos acercando por el barrio judío.

344-cordoba-calle-deanes

Hasta que surgió sobre los tejados el campanario.

346-cordoba-calle-juderia

Como es habitual en España, la hora de apertura tardía. Por consiguiente a desayunar primero y a saborear el Patio de los Narajos, que la antecede, después.

349-cordoba-mezquita-patio-de-los-naranjos

352-cordoba-mezquita-patio-de-los-naranjos

Por encima de las palmeras y naranjos se levanta el antiguo alminar transformado en campanario.

353-cordoba-mezquita-patio-de-los-naranjos

En los muros exteriores vale la pena echar un vistazo a la Virgen de los Faroles.

357-cordoba-mezquita-altar-de-la-virgen-de-los-faroles

Y finalmente adentro. A quedar extasiados ante ese bosque de columnas y arcos entrecruzados que en cada punto te ofrecen una perspectiva distinta de formas, luces y colores.

361-cordoba-mezquita

La mezquita la fundó Abderramán I sobre la antigua basílica paleocristiana y visigótica de San Vicente.La superposición de arcos para elevar el techo será el detalle más característico, que perdurará siempre en la historia del edificio.

363-cordoba-mezquita

Abderramán II realizó la primera ampliación, siguiendo la misma estructura, pero suprimiendo las basas de las columnas.

368-cordoba-mezquita

369-cordoba-mezquita

371-cordoba-mezquita

372-cordoba-mezquita

En la ampliación de Alhakén II la mezquita gana en ornementación y suntuosidad. La cuidada restauración e iluminación deja imágenes espectaculares.

380-cordoba-mezquita

Más en el fastuoso mihrab, que curiosamente en Códoba no está orientado directamente a La Meca. El de Alhakén II sustituyó al anterior construido por Abderramán II.

En la decoración con mosaicos intervino un artista bizantino venido ex profeso para realizarlos.

393-cordoba-mezquita-mihrab

Resulta imponente su cúpula nervada.

394-cordoba-mezquita-mihrab

El centro del edificio lo ocupa la catedral propiamente dicha dividida entre el presbiterio y el coro. La capilla Mayor estaba en obras y no era visitable.

406-cordoba-mezquita-catedral-presbiterio

La zona este corresponde a la ampliación de Almanzor (991). Estas ocho naves contribuyen a una imagen más proporcionada y armónica de la mezquita. Sin embargo algunos detalles son de menor cualidad técnica como los arcos en los que el rojo está pintado y no fomado con ladrillos como en el resto.

385-cordoba-mezquita

387-cordoba-mezquita

La luz, según la hora del día, va modificando la visión de cada espacio.

403-cordoba-mezquita

405-cordoba-mezquita

Íbamos a salir, pero aún hicimos un nuevo recorrido por cada una de las naves, mientras los ojos iban captando a cada momento sensaciones nuevas.

409-cordoba-mezquita

410-cordoba-mezquita

417-cordoba-mezquita

419-cordoba-mezquita

420-cordoba-mezquita

De la mezquita a cruzar el puente.

425-cordoba-puerta-del-puente

Viendo el Guadalquivir bajo un cielo sin asomo de nubes.

429-cordoba-el-guadalquivir

Al otro lado del puente nos esperaba la torre de la Calahorra. Desde épòca musulmana esta torre ha defendido el acceso al puente desde la orilla izquierda.

430-cordoba-torre-de-la-calahorra

Las salas de su interior acogen el Museo Vivo de al-Andalus, sobre la supuesta convivencia entre las culturas judía, cristiana y musulmana.

De todos modos lo mejor de la torre son las vistas desde su terraza superior.

435-cordoba-torre-de-la-calahorra

437-cordoba-torre-de-la-calahorra

La tarde nos quedó para repetir calles y lugares de la encantadora ciudad.

443-cordoba-callejeando

El martes por la mañana a la estación del AVE.

446-cordoba-estacion-del-ave

Y al tren que en pocas horas nos acercaría de nuevo a casa.

448-cordoba-a-punto-de-marcha

ASTURIAS

Este setiembre de 2014 no parecía que anunciase el otoño sino que el calor se sentía más que en agosto. Tiempo ideal para dirigirse a Asturias.

Pasamos por Huesca y Ayerbe (¡Ay  esa autovía entre Huesca y Pamplona que no sé si veremos acabada algún día!).

A la hora de comer en Asturias. En Casa Poli, en Puertas de Vidiago, primer contacto con la mesa asturiana. No sólo nos repusimos del viaje sino que cogimos fuerzas para hacer varios más.

002. Vidiago. Casa Poli

La digestión ya en Llanes. Breve parada en el hotel y a ver la ciudad.

007. Llanes. Hotel

Hotel Don Paco

Empezamos por el paseo de San Pedro.

009. Llanes. Paseo de San Pedro

010. Llanes. Paseo de San Pedro

Bajamos  a la playa del Sablón.

012. Llanes. Playa del Sablón

016. Llanes

Y nos acercamos hasta los Cubos de la Memoria de Ibarrola, que aún no conocíamos.

014. Llanes. Cubos de la Memoria de Ibarrola
022. Llanes

Quizás quienes más los disfrutan sean las gaviotas que tienen  en ellos una buena plataforma de descanso y de despegue.

018. Llanes

Continuamos por el puerto.

024. Llanes

025. Llanes

Y el casco antiguo de Llanes con sus varias capillas

029. Llanes. Capilla de la Magdalena

Capilla de la Magdalena

031. Llanes. Capilla de Santa Ana

Capilla de Santa Ana

Y la iglesia parroquial de Santa María del Conceyu.

034. Llanes. Santa María del Conceyu

Pasamos por las murallas.

037. Llanes. Murallas

El torreón.

039. Llanes. TorreónY el antiguo palacio de los Duques de Estrada.

040. Llanes. Palacio de los duques de Estrada

Por delante del Ayuntamiento al hotel, a cenar y a dormir, que el día había sido largo.

041. Llanes. Ayuntamiento

Segundo día. De buena mañana a buscar San Antolín de Bedón. Pocas indicaciones, problema habitual en España, pero lo encontramos.

Está a pocos metros de la playa que lleva su nombre y muy cercano a la autopista, pero es un lugar donde se respira absoluta paz y tranquilidad, pese a la mala impresión que producen el abandono de las casas y dependencias que rodeaban la iglesia. Únicamente unos caballos merodean por allí.

044. San Antolín de Bedón

La iglesia San Antolín de Bedón es un buen ejemplo del románico tardío.

045. San Antolín de Bedón

048. San Antolín de Bedón

De San Antolín a la cercana Ribadesella. Intentamos a ver si se podía entrar en al Cueva de Tito Bustillo. Teníamos que esperar un par de días. Como ya la conocíamos decidimos proseguir ruta. Actualmente quien quiera ver cuevas con pinturas rupestres no tiene más remedio que concertarlo con antelación.

Sí se puede visitar tranquilamente el Centro de Arte Rupestre junto a la cueva.

052. Ribadesella.

Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo

Ya que estábamos cerca decidimos coger una carreterita sinuosa y muy estrecha que sube en pocos kilómetros a Nuestra Señora del Junco. El indicador “Xuncu” en un desvío nos despistó, pasamos de largo y tuvimos que volver atrás. ¡Somos el país más plurilíngüe del mundo!

La iglesia y el paraje en que está valen la pena. ¡Lástima que como es habitual estuviese cerrada y sin la más mínima indicación de cómo visitarla!

54. Santa María del Junco

58. Ribadesella desde Santa María del Junco

Ribadesella desde Santa María del Junco

De allí fuimos a Covadonga, no sin antes intentar ver la Cueva del Buxu, también sin éxito. Pocas indicaciones, cerrada en aquel momento sin nadie para atenderte y con un letrerito sobre los horarios y reservas.

Covadonga muy frecuentada, autocares y autocares con grupos la convierten en tal vez el principal atractivo turístico y devocional de Asturias.

61. Covadonga

64. Covadonga

La Cueva

69. Covadonga

La Santina

Probablemente Pelayo tuvo fácil lo de derrotar a los moros, que debieron quedar extasiados ante la belleza del lugar y se dejaron sorprender mientras contemplaban el panorama.

70. Covadonga

73. Covadonga

75. Covadonga

Esos montes, esos valles y a tan escasa altitud respecto al nivel del mar son desde luego impresionantes.

77. Covadonga

De Covadonga a Cangas de Onís, primera capital del reino asturiano.

La primera visita a la iglesia de la Santa Cruz, hecha construir en 734 por el rey Fávila (el del oso) para ser enterrado allí junto con su esposa Froiluba. Reconstruida en el siglo XVII y destruida por completo en 1936, siendo reedificada con posterioridad, no queda nada en ella de la iglesia primitiva. Albergó la cruz de madera que llevó Pelayo en Covadonga y que luego se convirtió en la Cruz de la Victoria.

83. Cangas de Onís. Santa Cruz

Pero sí queda en su interior el dolmen sobre el cual se edificó. Caso singular y muestra clara de como los cultos varían a lo largo de los tiempos pero los espacios sagrados siguen en el mismo sitio.

85. Cangas de Onís. Santa Cruz. Dolmen

¡Qué mejor hacer en Cangas que reponer fuerzas con una buena fabada! Y tras ella al puente.

El denominado Puente Romano de Cangas sobre el Sella es un puente de época medieval avanzada, pero que se construyó sobre puentes anteriores siendo más que posible que su origen haga honor al nombre y por él ya hubiesen circulado los romanos, pues por ahí pasaba una calzada romana que desde las cercanías de Oviedo se dirigía al actual Santander. Es uno de los emblemas de Asturias.

108. Cangas de Onís. Puente romano

El Parador Nacional de Cangas de Onís está instalado en lo que fue el antiguo monasterio de San Pedro de Villanueva. Parte de las dependencias como el claustro se hallan integradas en el Parador.

128. San Pedro de Villanueva. Interior. Ábside central

Pero se conserva la iglesia con la cabecera primitiva románica y la nave, obra barroca.

118. San Pedro de Villanueva. Interior

Al exterior la torre alberga una bellísima portada románica esculpida .

112. San Pedro de Villanueva

117. San Pedro de Villanueva. Portada

Es muy conocida la escena en que un caballero se despide besando a su esposa, que aparece en la imposta en el lado oeste de la portada. Los “expertos” dicen que se trata de Fávila y su esposa Froiluba. El ser muerto por un oso ha dado a Fávila un papel más relevante en el universo mítico asturiano que el hecho de ser rey o hijo de Pelayo.

Portada.Lado izquierdo 1

En el capitel que hay a continuación se repite el beso (ahora sin caballo) frente a un palacio, y en la otra cara la lucha de Fávila y el oso.

Portada.Lado izquierdo 2

Los ábsides también cuentan con decoración escultórica en sus capiteles, metopas y canecillos.

116. San Pedro de Villanueva. Ábsides

Entre los canecillos hay algunos divertidos y no siempre completamente púdicos, tal como es frecuente en el románico.

P1170214

A dormir nos fuimos a Artriondas. No tiene mucho que ver, pero es un pueblo tranquilo y con una calle de sidrerías donde el buen yantar es norma mientras se escancian y escancian botellas y botellas de sidra.

129. Arriondas

130. Arriondas

El Sella en Arriondas

A madrugar como siempre, desayuno y a proseguir recorriendo parajes formidables. Como la oficina de turismo aún estaba cerrada en Arriondas, paramos en Infiesto: no abren hasta las once. Seguimos a Nava, aparcamos cerca de turismo, vemos una chica que va a abrir. Vamos a tomar un café para darle tiempo a preparar las cosas. A los dos minutos volvemos y la oficina ya está cerrada. ¡Nos apañaremos con el GPS y la información que obtengamos por internet!

131. Nava

Nava

Primero queríamos ir a San Esteban de Aracil. Aracil no es ningún núcleo de población sino que es una parroquia formada por casas dispersas. Preguntando un par de veces conseguimos llegar a un letrero donde indicaba: “San Esteban de Aracil”, a los pocos metros una bifurcación sin indicadores. Seguimos por la carrerita que parecía algo más ancha!? Al final llegamos a una casa donde había unos hombres charlando. les preguntamos y nos habíamos equivocado en la bifurcación, cosa que al parecer es lo que le ocurre a todo el mundo. Nos indicaron amablemente una atajo y llegamos a la iglesia.

El lugar es idílico y la iglesia preciosa. Lógicamente imposible visitar el interior, pero vale la pena perderse para alcanzar un lugar así.

132. San Esteban de Aramil

Las portadas son muy interesantes.

136. San Esteban de Aramil. Portada oeste

Sobre la portada occidental hay incrustada una calavera, que en aquella soledad puede resultar inquietante para algunos visitantes.

138. San Esteban de Aramil. Calavera sobre la portada oeste

La portada sur está decorada con los denominados rollos zamoranos por su parecido a los de la portada sur de la catedral de Zamora y cabezas picudas. Estas últimas se consideran de influencia irlandesa o normanda y se supone que por mar debieron llegar sus constructores a esta zona. Ambos motivos abundan en las iglesias asturianas.

137. San Esteban de Aramil. Portada sur

Quisimos encontrar un atajo nosotros y nos costó encontrar la carretera por vericuetos entre prados y vacas.

El siguiente hito era Narzana. Aquí la pérdida fue peor. Nos habían indicado que la iglesia estaba en alto y la vimos mucho más abajo tras recorrer aldeas perdidas y pistas en las que si nos viene alguien de frente hubiésemos tenido que echar a suertes quien se tiraba al precipicio.

Los pueblecitos, sus hórreos y paneras, un encanto. En momentos parecía un regreso al pasado.

139. Hórreos en aldea cercana a Narzana

140. Hórreos en aldea cercana a Narzana

La iglesia de Santa María y su portada, también una preciosidad.

141. Santa María de Narzana

143. Santa María de Narzana

146. Santa María de Narzana

La tercera iglesia del grupo que habíamos decidido ver, Santiago de Sariego, a corta distancia de la carretera general y fácil de alcanzar. Sin embargo, menos atractiva que las anteriores por lo menos desde fuera .

151. Santiago de Sariegu

De todos modos conserva unas ventanas prerrománicas que nos empezaron a poner en contacto con todo lo de ese estilo que veríamos posteriormente en Asturias.

152. Santiago de Sariegu

El paisaje como siempre.

153. Sariegu

De allí, tras una breve parada en Pola de Siero, ya nos dirigimos a Oviedo. No sabíamos que eran fiestas y la ciudad estaba francamente animada. Ahora entendimos el porqué nos había costado hallar por internet hotel en el centro y además a precios  superiores  a los habituales.

El hotel era pequeñito pero correcto y en pleno centro. De propina, con nombre literario.

285. Oviedo. hotelDelante está el monasterio de Santa Clara.

179. Oviedo. Santa Clara

Muy cerca la calle Gascona con sus sidrerías. Allí comimos.

154. Oviedo

Al hotel a descansar un rato y  a pasear por el Oviedo en fiestas.

158. Oviedo

Ayuntamiento

159. Oviedo. Catedral

Catedral

La cabecera de San Tirso es de los lugares en que vale la pena detenerse.

161. Oviedo. San Tirso

También es interesante circunvalar la catedral.

163. Oviedo

Y ver la torre de la anterior catedral románica.

166. Oviedo

Alejada del ambiente festivo estaba la plaza denominada Corrada del Obispo.

167. Oviedo. corrda del Obispo

En esa plaza está la puerta de la Limosna por donde se accede al claustro de la catedral.

168. Oviedo. Puerta de la Limosna

Un poco más allá el Monasterio de San Pelayo.

171. Oviedo. Monasterio de San Pelayo

Algo más lejos del centro histórico se conserva la Foncalada. Fuente prerrománica que es considerada el monumento civil en uso continuado más antiguo de España.

174. Oviedo. Foncalada

Antes de la cena y luego, un nuevo paseo por la zona de más ambiente festivo.

176. Oviedo

177. Oviedo

El soleado y magnífico día que hacía en Oviedo presagiaba un buen aprovechamiento. Así fue. El objetivo del día los monumentos del Monte Naranco. Faltaba más de una hora para que abriesen y ya estábamos allí. Todo ese tiempo estuvieron Santa María y San Miguel con su entorno a nuestra exclusiva disposición. Era nuestra cuarta visita, cada vez mejor que las anteriores.

Viendo Santa María del Naranco a lo lejos es posible imaginar todo el conjunto palaciego que debió extenderse por los alrededores.

180. Sta. María del Naranco

Ramiro I al elegir el sitio no debió prescindir de las vistas.

183. Sta. María del Naranco

Santa María fue primero palacio lo que explicaría su dualidad de plantas.

Desde cualquier ángulo, espectacular.

184. Sta. María del Naranco

185. Sta. María del Naranco
187. Sta. María del Naranco

188. Sta. María del Naranco

Desde levante se admiran bien sus tribunas y las ventanas triforadas superiores que dan acceso a la cámara oculta, llamada por muchos “del tesoro”

189. Sta. María del Naranco

No solemos aparecer demasiado (más bien nunca) en las fotos, pero la amable guía se empeñó en hacernos antes de entrar un pequeño reportaje fotográfico y ahí estamos.

196. Sta. María del Naranco

Desde las tribunas en la primera planta las vistas a través de los arcos y sus columnas nos transportan a los placeres de la monarquía asturiana.

207. Sta. María del Naranco

208. Sta. María del Naranco

211. Sta. María del Naranco

Cien metros más arriba de Santa María del Naranco se halla San Miguel de Lillo. Pese a que sólo se conserva el nártex y la parte más occidental de sus naves (el resto se derrumbó) permite hacernos una idea de su majestuosidad.

213. San Miguel de Lillo

214. San Miguel de Lillo

215. San Miguel de Lillo

216. San Miguel de Lillo 218. San Miguel de Lillo

Quedan celosías de las ventanas originales, protegidas por un cristal.

217. San Miguel de Lillo

Desgraciadamente no permiten hacer fotos del interior y no podemos colocar aquí las maravillosas jambas de sus puertas de inspiración romana, ni las esculturas de basas y capiteles de sus columnas ni los restos de pinturas.

Al bajar del monte Naranco nos dirigimos a Trubia para buscar desde  allí San Pedro de la Nora. Está a la entrada de una pequeña aldea. Llamamos al teléfono que nos habían dado para rogar que nos la abriesen e inmediatamente avisaron a la señora Amalia, que enseguida vino a enseñárnosla. ¡Qué bien cuando en los pueblos hay alguien que está orgulloso de lo suyo y gusta de mostrárselo a los forasteros!

San Pedro de Nora, aunque muy transformada, sobre todo debido a las desperfectos que sufrió al ser incendiada en 1936, es considerada obra básica de la época de Alfonso II, primer período del prerrománico asturiano.

222. San Pedro de Nora

222aP1170520

En su nave central quedan algunos fragmentos casi irreconocibles de las pinturas sobre estuco que la decoraban.

225. San Pedro de Nora

De la Nora a Santo Adriano del Tuñón por bonita carretera, otro ejemplo prerrománico, pero ya de la época de Alfonso III.

228. Santo Adriano de Tuñón

Muy cerca de esta iglesia parten la ruta verde peatonal y cicloturística denominada “Del Oso” y el desfiladero de las Xanas (hadas). Ambas las dejamos para otra ocasión.

Desde Santo Adriano de Tuñón regresamos a Oviedo para dirigirnos al sur a ver Santa Cristina de Lena. En Pola de Lena paramos a comer. Mientras lo hacíamos cayó una tormenta con rayos, truenos y agua sin control. Se nos fue hasta la luz. De repente, a los postres, se acabó y empezó a salir el sol.

Nos esperaba Santa Cristina. A mí particularmente es el monumento prerrománico que más me gusta, tanto por él en sí como por el incomparable marco que lo rodea.

232. Sta. Cristina de Lena

Con Santa María y San Miguel de Lillo forma parte de las construcciones realizadas en la época de Ramiro I. Su estructura así como el gran número de contrafuertes la han hecho merecedora de ser conocida como “la iglesia de las esquinas”.

239. Sta. Cristina de Lena 241. Sta. Cristina de Lena

El iconostasio de separación de la nave con el presbiterio conserva muchos elementos reaprovechados de alguna construcción visigótica.

236. Sta. Cristina de Lena

Bajo el arco central del iconostasio hay un cancel formado por tres piezas muy decoradas y con inscripciones visigóticas.

237. Sta. Cristina de Lena

De la inmersión de Santa Cristina en el paisaje poco se puede decir. Hay que verlo.

246. Sta. Cristina de Lena

242. Sta. Cristina de Lena

Vuelta a Oviedo y a seguir callejeando en una ciudad que, incluso en fiestas, es modelo de limpieza y pulcritud.

250. Oviedo

251 Oviedo

252. Oviedo

La mañana siguiente para las últimas horas en Oviedo habíamos dejado la visita a la catedral.

Hasta las diez no abrían e hicimos tiempo paseando por las a esa hora tranquilas calles ovetenses.

257. Oviedo.

Mercado del Fontán

En la catedral fueron puntuales.

258. Oviedo. Catedral

La gente cuando le cobran en algún monumento, sobre todo si es religioso, suele protestar, pero la verdad es que se agradece poder visitar los sitios libremente, hacer fotos tranquilo y con una buena audio-guía como en este caso.

La catedral es una obra básicamente gótica que se levanta donde había habido un templo anterior románico, al que habían precedido otros edificios prerrománicos.

259. Catedral. Interior

262. Catedral. Altar Mayor

El retablo mayor es una obra del gótico tardío hispano-flamenco.

266. Catedral. Altar Mayor. Retablo

La talla del Salvador, del siglo XIII, procede probablemente de la anterior catedral románica.

264. Catedral. El Salvador

La joya de la catedral es la llamada Cámara Santa, obra prerrománica de la época de Alfonso II, que fue dinamitada durante la revolución asturiana de 1934 y reconstruida después de la guerra civil intentando ser fieles al original.

282. Catedral. Cámara Santa

Consta de dos plantas. La inferior con finalidades funerarias es denominada cripta de Santa Leocadia.

279. Cámara Santa. Cripta de Sta. Leocadia

La planta superior ha sido siempre famosa por sus reliquias. Muchas piezas sufrieron graves daños en la voladura de 1934. No fue la única desgracia. En 1977 un ladrón se llevó las piezas principales y las desmontó para vender las joyas y el oro. Cuando al cabo de unos años se recuperaron no estaban completas y tuvieron que reconstruirse de nuevo a partir de lo que quedaba.

La planta superior es una capilla con su presbiterio donde están ahora las reliquias y la nave. Aquí las fotografías de algunas de las obras tomadas a través de la reja y el cristal, que ahora las protegen debidamente.

273. Catedral. Cámara Santa. Arca de las reliquias

Arca de las reliquias

274. Catedral. Cámara Santa. Cruz de los Ángeles

Cruz de los Ángeles

275. Catedral. Cámara Santa. Cruz de la Victoria

Cruz de la Victoria

276. Catedral. Cámara Santa.Caja de las Ágatas

Caja de las Ágatas

La nave es conocida universalmente por las seis estatuas-columna con una pareja de apóstoles en cada una adosadas a sus muros. Son obra románica tardía cuyo autor hace años se pretendía relacionar con el Maestro Mateo del Pórtico de la Gloria en Santiago. Actualmente se habla del Maestro de la Cámara Santa.

272. Catedral. Cámara Santa

Apóstoles Tomás y Bartolomé

El claustro de la catedral es plenamente gótico.

278. Catedral. Claustro

 

El Museo de la Iglesia completa la visita a la catedral. Su contenido es francamente interesante. Es la única zona donde no se permiten fotografías, pero una pieza me impresionó tanto que la fotografié. Es el díptico románico llamado de Gundisalvo, del siglo XII.

270. Catedral. Museo. Díptico románico

 

Era lunes, pero en Oviedo tanto la catedral como San Julián de los Prados cierran los domingos. Así pues después de la catedral un paseo hacia San Julián de los Prados.

Esta iglesia situada algo apartada del centro de Oviedo es conocida popularmente como “Santullano”. Es obra prerrománica de la época de Alfonso II. Sus tres naves cubiertas con madera, su cabecera plana de tres ábsides cubiertos con bóveda de cañón, su aparejo de mampostería con cantoneras, sus arcos de medio punto realizados en ladrillos, el pórtico a los pies y la ventana triforada de acceso a la llamada “cámara del tesoro”, son características típicas de este período.

286. Oviedo. San Julián de los Prados

288. Oviedo. San Julián de los Prados

289. Oviedo. San Julián de los Prados

Las pinturas son las mejor conservadas del prerrománico asturiano, pero no se permite fotografiarlas.

Dejamos Oviedo para ir a Bendones, a muy escasa distancia de la ciudad pero en pleno campo. La iglesia de Santa María está situada en una pequeña aldea donde no se percibía el menor movimiento. No pudimos entrar. Al parecer sólo se puede hacer a la hora de la misa, que únicamente hay los festivos y no todos.

La iglesia es de la misma época y tiene muchas similitudes con San Julián de los Prados.

301. Santa María de Bendones

294. Santa María de Bendones

 

En 1936 fue incendiada y se derrumbó en parte. La reconstrucción se hizo a partir de los restos. entre ellos unos muros en ángulo parecían indicar un campanario y como tal se reconstruyó éste. Único caso de campanario en el prerrománico asturiano pues el que hay en San Pedro de la Nora es un completo invento de los restauradores.

295. Santa María de Bendones

299. Santa María de Bendones

El paisaje es fomidable y apacible, apenas a dos kilómetros de todo la vorágine de la capital.

297. Desde Santa María de Bendones

298. Santa María de Bendones

De Bendones, pasando otra vez por Oviedo hacia occidente. La próxima parada en Grado a comer ya a las tantas.
302. Grado

De Grado a San Román de Candamo a ver si era posible ver la cueva con las muestras de arte rupestre paleolítico más occidental de Europa. En el pueblo, en un antiguo palacio se ha habilitado el Centro de Interpretación de la Caverna de Candamo. El centro cerrado y sin ninguna indicación. decidimos pues subir hasta la cueva. Lógicamente, cerrada.

304. San Román de Candamos

Sin embargo, el caminito de acceso y las vistas justificaron la subida.

305. San Román de Candamos

306. San Román de Candamos

307. San Román de Candamos

De San Román a  Santianes de Pravia, a otra iglesia prerrománica, la de San Juan. Cerca hay el Museo del Prerrománico. En el teléfono que indicaban para llamar no contestaba nadie. Como al regreso pasaríamos cerca decidí probar teléfónicamente los siguientes días, pero ni en ese teléfono ni en el que me habían dado en Oviedo como de la oficina de turismo no me contestó nadie pese a probarlo en todas las horas posibles.

308. Pravia. San Juan de Santaines

Por carreteras secundarias nos dirigimos a Tineo. Allí nos alojamos en un hotelito nuevo, céntrico y con magníficas vistas.

310. Tineo. hotel

Pasear por el pueblo no ofrece mucho excepto ver sus construcciones tradicionales.

313. Tineo

314. Tineo. Hórreo

Y eso sí, todo es un excelente mirador hacia el valle.

318. Tineo. Iglesia parroquial

320. Tineo

De buena mañana partimos hacia Obona. El antiguo monasterio de Santa María la Real de Obona está en deplorable estado de abandono.

337. Monasterio de Obona

326. Monasterio de Obona

328. Monasterio de Obona

329. Monasterio de Obona

En el claustro hallamos restos de rituales satánicos. A esos descerebrados les debe atraer ese lugar pues las ruinas producen una inquietante y misteriosa sensación.

341. Monasterio de Obona

La iglesia está bien y se halla cerrada. Aquí la culpa de no poder entrar fue nuestra pues en el bar del pueblo dejan la llave, pero llegamos a hora demasiado temprana.  Nos perdimos un Cristo románico que guarda y que conozco por fotos.

322. Monasterio de Obona

323. Monasterio de Obona

324. Monasterio de Obona

Cerca de Obona esta Bárcena del Monasterio, que fue también sede de un antiguo cenobio. Conserva la iglesia.

345. Bárcena del Monasterio

346. Bárcena del Monasterio

De Bárcena  a Naraval. Nuestra intención era visitar el museo dedicado al Mundo de los Vaqueiros, pues siempre me han parecido muy interesantes esos grupos étnico-culturales que han sufrido hasta épocas bien cercanas discriminaciones varias. Un buen letrero en el pueblo señalizando el camino. Un senderito estrecho asfaltado por donde apenas pasaba el coche nos condujo al museo. Allí todo cerrado, ni un alma, al lado una pequeña posada-bar, pero también desierto y cerrado a cal y canto. Ningún cartel, ningún aviso, ningún horario. Nada. La organización turística en Asturias no es que sea ninguna maravilla.

Desde Naraval curvas y curvas para subir al alto de Aristébano, pero el paisaje de lujo.

347. Cercanías de Aristébano

348. Cercanías de Aristébano

Por fin llegamos a Luarca, pocos kilómetros, pero de los que se hacen largos.

No paramos en Luarca e iniciamos el regreso hacia el este. Un alto en la Playa del Silencio, cerca de la localidad de Castañeras. Recóndita, bellísima y de no fácil acceso. nos conformamos con unas fotos sin acabar de llegar abajo.

350. Playa del Silencio en Castañeras

352. Playa del Silencio en Castañeras

356. Playa del Silencio en Castañeras

Siempre entre estampas bucólicas, hacia Cudillero.

359. Playa del Silencio en Castañeras

En el hotel al que íbamos, situado en la zona que llaman en Cudillero El Pito, nos habían informado de que se comía muy bien. ¡Se quedaron cortos! Más que bien, de maravilla.

360. Cudillero. Hotel

Tras esa comida no hubo más remedio que echar una siesta antes de bajar hacia Cudillero.

La bajada por un camino entre densa vegetación, a tramos con escalones, es muy agradable.

362. Cudillero

Cudillero con sus casas coloreadas y colgadas a diferentes niveles sobre el mar es único.

369. Cudillero

371. Cudillero

372. Cudillero

373. Cudillero

La cuestión era subir hacia el Pito. Como la bajada había sido facilona no podíamos imaginar como sería la subida. La verdad es que fue suficiente para coger hambre para cenar y para desear urgentemente una ducha y la cama. Al llegar a una capilla llamada del Auxilio estábamos para pedírselo a quien fuese que estuviese dedicada.

378. Cudillero. Capilla del Auxilio

Capilla del Auxilio

Afortunadamente nos quedaba muy poquito. Merecido teníamos ese día el descanso.

Salida a hora temprana (lo habitual) en dirección a Villaviciosa. Pasamos de largo para ir a uno de mis lugares asturianos predilectos: Valdediós. Pero antes de llegar un desvío nos indicaba San Andrés de Valdebárcena y hacia allí nos desviamos.

En un paraje de esos que en Asturias son habituales se levanta esta interesante iglesia románica.

380. San Andrés de Valdebárcena

Tiene dos portadas. Preciosa la del oeste

P1170930

Portada oeste

Sobre ella hay un friso encantador por su sencillez y primitivismo. Tal vez provenga de una construcción anterior.

P1170908

También llaman la atención alguno de sus canecillos como éste con Adán y Eva.

P1170927

Enfrente de la iglesia, un hórreo.

384. San Andrés de Valdebárcena

Al llegar a Valdediós nos recibe un sólido crucero.

385. Valdediós. Crucero

El nombre del valle es bien significativo de la belleza del lugar. Y sólo en un sitio como éste pueden convivir tan cercanas dos maravillas del arte medieval: la prerrománica capilla de San Salvador y el monasterio de Santa María con su iglesia románica. Iniciamos la visita por éste último.

399. Valdediós. Santa María.

392. Valdediós. Santa María

Claustro

395. Valdediós. Santa María

Nave principal de la iglesia

San Salvador, popularmente conocida como “El Conventín”, es la principal muestra del prerrománico postramirense, de la época de Alfonso III. Mi prerrománica preferida tras Santa Cristina de Lena.

386. Valdediós. San Salvador

P1180043

401. Valdediós. San Salvador

Curiosamente aquí la ventana triforada da luz al ábside central y la ventana de la “cámara del tesoro” es bifora.

P1180034. Cabecera

 En el interior se conservan bastantes pinturas con cruces de consagración y crismones.

P1180006. Ábside central

 De Valdediós a Amandi. San Juan es otra joya única.

405. Amandi. San Juan

406. Amandi. San Juan

407. Amandi. San Juan

A corta distancia se ve Villaviciosa entre el verdor que se extiende hasta la ría al fondo.

408. Desde San Juan de Amandi

Aún antes de comer nos acercamos a Viñón donde nos habían dicho que quizás estaba abierta la iglesia de San Julián. No fue así, pero seguimos disfrutando del entorno.

410. San Julián de Viñón

Y de los hórreos.

409. Viñón

412. Viñón

Fuimos ya a Villaviciosa, primero a comer y luego a dejar las maletas en el hotel. Estaban en fiestas con lo cual la animación en las calles era importante.

Por la tarde aún nos dimos un paseo por los alrededores. Primero a Fuentes con su iglesia de San Salvador.

414. San Salvador de Fuentes

Rebaños de cabras la rodean y custodian.

417. San Salvador de Fuentes

Y luego al espectacular y mágico Santuario de Nuestra Señora de Lugás de gran devoción en la comarca y más allá.

418. Nuestra Señora de Lugás

419. Nuestra Señora de Lugás

420. Nuestra Señora de Lugás

423. Nuestra Señora de Lugás

424. Nuestra Señora de Lugás

Las fiestas aún seguían en Villaviciosa.

427. Villaviciosa

Aunque fuera del centro donde esperaban el desfile de carrozas todo estaba tranquilo.

428. Villaviciosa

429. Villaviciosa

La visita a Santa María de la Oliva fue la última del día.

430. Villaviciosa

Aunque comenzada a finales del XIII, muestra una cabecera plana en el más tradicional estilo asturiano

431. Villaviciosa. Santa María de la Oliva

La portada sur que sigue plenamente fiel a los modelos románicos.

432. Villaviciosa. Santa María de la Oliva

La portada del muro occidental es gótica, pero la mayor parte de sus esculturas pueden seguir siendo calificadas de románicas.

P1180209

Llegó nuestro último día asturiano (por esta vez). Nos quedaban por el camino dos iglesias prerrománicas. Primero fuimos a San Salvador de Priesca. En la casa de enfrente tienen la llave, pero no parecen muy dispuestos a prestarla o a acompañar al visitante.

Es una iglesia de tres naves y triple cabecera plana con todas las características de las obras de su época.

435. San Salvador de Priesca

436. San Salvador de Priesca

437. San Salvador de Priesca

De Priesca a Santiago de Gobiendes en el municipio de Colunga.

451. Santiago de Gobiendes

Allí se halla el Centro de Interpretación de la Sierra de Sueves. Hay que ir al centro para poder visitar la iglesia, pero esa visita sólo es posible  a las dos del mediodía. Cuando llegamos eran las nueve y media, el centro aún no estaba abierto. Pensando en dormir en casa el mismo día no podíamos estar varias horas esperando para ver la iglesia. Nos conformamos pues con el exterior.

438. Santiago de Gobiendes

439. Santiago de Gobiendes

440. Santiago de Gobiendes

Como en tantos otros lugares hay también un altar exento, fuera de la iglesia.

441. Santiago de Gobiendes

Lo que sí hicimos antes de irnos fue deleitarnos con el paisaje. A un lado el mar.

442. Santiago de Gobiendes

443. Santiago de Gobiendes

Al otro las montañas.


452. Santiago de Gobiendes

455. Santiago de Gobiendes

Y adiós a Asturias. El viaje se ha hecho corto. ¡Volveremos!

A %d blogueros les gusta esto: