Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Entradas etiquetadas como ‘ritual mágico’

O GROVE. NUESTRA SEÑORA DE LA LANZADA

Nuestra Señora de La Lanzada.

Esta ermita, de entre los siglos XII y XIII, se levanta en una pequeña península rodeada por dos playas espectaculares.

Consta de una sola nave encabezada por un ábside semicircular litúrgicamente orientado.

El ábside muestra cuatro columnas adosadas. 

Su alero está decorado con canecillos, típicamente románicos.

Algunos bastante desgastados.

Tiene en el centro una ventana de medio punto cerrada con un arco monolítico.

También están decorados con canecillos los aleros de los muros laterales. En estos hay también ventanas similares a la del ábside con derrame al interior.

Muro norte

Muro sur

Se accede a la ermita través de la estrecha portada de medio punto dovelada situada en el muro sur.

El muro oeste muestra otra portada y un rosetón de época posterior.

Esta portada tiene un falso arco de descarga encima.

La nave se cubre con bóveda apuntada y se halla dividida en tres tramos por dos gruesos arcos notoriamente apuntados, uno cercano a los pies y otro en el centro. Este último está sobre un muro que divide la iglesia comunicándose las dos parte mediante una especie de gran portada de arco también apuntado. Otro arco similar abre la entrada al presbiterio.

En el corto tramo occidental se instaló en época moderna un coro de madera.

El ábside se cubre con bóveda de cuarto de esfera y queda muy enmascarado por el retablo barroco en el cual está la imagen de la Virgen.

Las columnas que sostienen los fajones, la portada entre las dos partes y el arco presbiterial muestran capiteles esculpidos muy desgastados, aunque en algunos son reconocibles representaciones geométricas, vegetales y animales.

En el presbiterio, en el muro norte, un pilar octogonal sostiene lo que parece una pila cuadrada, que bien pudo ser un capitel pues la decoración recuerda los anteriores.

El aparejo es todo de sillares de granito de distintos tamaños, bien alineados. La cubierta de tejas es de construcción reciente.

Este lugar fue utilizado desde la antigüedad conservándose restos de un castro céltico, de instalaciones romanas y de fortificaciones medievales protectoras frente a las incursiones de vikingos o sarracenos. Quedando como testimonios, además de la ermita, parte de un torreón y restos aparecidos en excavaciones arqueológicas.

La ermita es objeto de rituales ancestrales. La noche del último sábado de agosto acuden las parejas que desean acabar con su infertilidad y para ello las mujeres deben someterse al baño de las nueve olas en la playa, a los pies de la ermita. Para acabar con el mal de ojo y otros hechizos aún hay otro ritual en esta ermita que es barrer tres veces por detrás del altar. Hay escobas para ello y una advertencia de que para que sea efectivo hay que depositar tres monedas, lo que no especifican es el tamaño de estas.

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: