ISÁBENA. PUENTE DE SANTIAGO EN RODA

Puente de Santiago

Antes de llegar al desvío de Roda de Isábena viniendo de Graus hay un gran espacio a la derecha para aparcar. Un letrero señaliza el puente y un camino en fuerte pendiente desciende hacia él. Forma parte del sendero GR 18.1. Las coordenadas UTM del puente son 31 T 0297005 y 4684311.

Ha sido reformado en 2008, consolidando los pretiles y empedrando toda la calzada, que sólo conservaba el empedrado en la parte oriental.

Calzada en 2012

Calzada en 2012

Calzada en 2006

Calzada en 2006

Puente de un solo arco. El arco es apuntado y formado a ambos lados por piedras bien trabajadas, las de la parte superior estrechas a modo de dovelas.

Puente Santiago desde SE2

El resto del puente, incluidas la bóveda y los pretiles, muy bajos, es de piedras irregulares de distintos tamaños, excepto en el inicio de los pretiles de la orilla derecha donde hay sillares punteados.

En su parte inferior, a cada lado, se ven tres hileras con cuatro, cuatro y tres agujeros respectivamente que eran para sostener las cintras. Conservan maderas incrustadas.

Puente de Santiago desde el NW. 2012

En el muro oeste, al norte, casi en la base, hay un agujero que posiblemente llegue al otro lado, cosa que la vegetación no deja apreciar.

La antigüedad del puente que ha llegado a nosotros no creo que supere el siglo XV, pese a que algunos lo consideren románico, debido a que aparece citado ya en el siglo XII (1131). La conservación de maderas en los agujeros para las cintras incluso llevaría la datación, al menos de su reforma, a épocas mucho más cercanas. Sin embargo debió existir un puente anterior, citado en el siglo XII, que comunicaba Roda con la otra orilla del Isábena.

Un indicio (por cierto, desparecido tras la reciente reforma) para determinar su antigüedad –o la del puente que precedió al actual- sería el último sillar del pretil del lado norte de la orilla izquierda. Este sillar presentaba grabados muy desgastados que sugerían escudos de estilo gótico-renacentista.

Puente Santiago.Sillar3

Sillar que se hallaba al inicio del puente en el margen izquierdo

Corriente abajo, por el margen derecho del Isábena, un antiguo camino empedrado y bordeado de muros continúa hacia el sur.

Bibliografía:

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 382-383.

POR LOS ALREDEDORES DE RODA

1 de noviembre de 2012.

Esta mañana con un tiempo muy agradable hemos decidido andar un poco por las cercanías de Roda de Isábena.

Dejamos el coche junto al pilaret de San Juan.

Pilaret de San Juan Bautista

Desde allí nos hemos encaminado a la ermita de San Salvador, situada a 1000 metros de altitud. Las vistas por el camino hacia San Esteban del Mall y Coll de Vent, espléndidas.

Hacia el otro lado el Morrón de Gúel y la sierra de Esdolomada tampoco desmerecen.

La ermita es una reconstrucción imitando modelos ¿románicos? A veces no se acaba de entender porqué hay que deshacer lo que nos han legado nuestros antepasados para inventar algo intentando ser fiel a supuestos modelos que quizás sólo responden a una perspectiva muy particular.

San Salvador. Fachada oeste.

Si no fuese por el cemento de juntas y cubiertas tal vez a alguien le recordaría el románico.

San Salvador desde el sudeste

El interior también intenta tener aires de romanicidad.

San Salvador. Interior

La advocación a San Salvador, tan habitual en lugares tan elevados, me hace pensar en una cristianización de cultos más antiguos. El lugar también es totalmente adecuado para haber albergado alguna fortificación o torre de vigilancia.

Las vistas hacia el norte con el Valle de Carrasquero a los pies y el Turbón al fondo no son el atractivo menor del lugar.

Desde San Salvador hemos regresado hacia atrás en dirección sur hasta encontrar el PR HU 48 para volver a girar hacia el norte y seguirlo hasta donde se inicia el descenso hacia el valle. Justamente allí están los restos del pilaret de San Antonio, derribado hace algunos años.

Pilaret de San Antonio. Restos

De vuelta a donde hemos dejado el coche nos hemos dirigido al mas de Santa Creu, en proceso de rehabilitación, para visitar y fotografiar la capilla de San Mamés.

San Mamés

El atractivo principal de la capilla es el bonito pavimento de cantos rodados que conserva.

San Mamés. Pavimento

Para acabar de hacer tiempo (y hambre) para comer nos hemos trasladado hasta Pardinella donde, tras dejar el coche pasadas las últimas casas, hemos emprendido la subida hacia Nuestra Señora del Poial.

Esta pequeña ermita, románica para algunos (no en mi opinión), se halla situada en un bosquecillo de robles, que da al lugar un halo de misterio.

Nuestra Señora del Poial

Nuestra Señora del Poial. Cabecera

Aquí hemos dado por finalizado nuestro recorrido de hoy y nos hemos dirigido a Casa Peix de Serraduy a reponer fuerzas.