Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Entradas etiquetadas como ‘románico asturiano’

SANTA MARÍA DE NARZANA. SARIEGO

Santa María de Narzana

 Todos hablan de ella como emplazada en un alto lo que la hace visible desde lejos. Yo también la vi de lejos, pero abajo, ya que me perdí por esas aldeas y fue una auténtica odisea llegar a ella por caminos intransitables. Hay que ir desde Vega. Si os pasáis, puede ocurriros como a mí.

141. Santa María de Narzana

Es de una sola nave rectangular finalizando en un ábside semicircular.

143. Santa María de Narzana

La impresionante portada, protegida por un pórtico añadido en el siglo XVIII, se abre al oeste. Consta de tres arquivoltas y un guardapolvo semicirculares con decoración floral y dientes de sierra.

146. Santa María de Narzana

Las arquivoltas se apoyan en dos columnas con capiteles. En los capiteles, tanto a izquierda como a derecha, alternan grifos y vegetales.

P1170280

P1170281

P1170282

P1170283

En la imposta que hay sobre los capiteles del lado izquierdo se representa una escena con la caza de un jabalí.

Escena de caza 2

Un tejadillo con metopas y canecillos, coronado por un friso con círculos conteniendo palmetas la protege. En las metopas y canecillos es posible distinguir animales, personas y escenas.

P1170285

P1170286

P1170287

Se reconoce bien una escena de lucha.

Escena de lucha

Un arquero.

Arquero

Y un personaje (probablemente Daniel) entre leones.

Daniel

Tres estrechas ventanas se abren en cada uno de los muros laterales.

142. Santa María de Narzana

El ábside se levanta sobre un zócalo.

147. Santa María de Narzana

Posee una pequeña ventana románica decorada con columnas con capiteles con volutas.

145. Santa María de Narzana

A media altura recorre el ábside un friso con una línea ondulada con bolas en su interior.

Bajo el alero del ábside hay una cornisa ajedrezada y bajo ella canecillos y metopas. Las metopas muestran flores de cuatro pétalos en el interior de círculos. En los canecillos los hay con bolas, con rollos, zoomórficos (serpientes) y antropomórficos (monjes con un libro).

P1170265

P1170267 P1170268

P1170270

Saqueada e incendiada en 1936. Fue reconstruida por Luis Menéndez Pidal en 1960. En 2006 tuvo lugar la última restauración. Desde 1965 es Monumento Nacional

Original del siglo XII.

SAN ESTEBAN DE ARAMIL. SIERO

San Esteban de Aramil

Su nombre completo es San Esteban de los Caballeros.

133. San Esteban de Aramil

La encontré gracias a la amabilidad de los lugareños pues con los indicadores oficiales lo más fácil es perderse.

Aislada en medio de los campos, la naturaleza, el paisaje, la soledad  y el silencio, pese a la proximidad de la autovía, hacen de ella un lugar óptimo para pasar un buen rato.

132. San Esteban de Aramil

Es una pequeña iglesia de una nave encabezada por un ábside semicircular.

Tiene portadas al sur y al oeste.

La del oeste tiene dos arquivoltas y guardapolvo, que descansa sobre dos columnas que a su vez se apoyan en basas decoradas con flores de lis. La arquivolta exterior está decorada con dientes de sierra. El guardapolvo es ajedrezado.

136. San Esteban de Aramil. Portada oeste

La imposta está formada por semicírculos (muy frecuentes en iglesias románicas asturianas). Los capiteles de la izquierda muestran entrelazos y una cabeza mordiendo una palmeta (¿el famoso “hombre verde”?. Los de la derecha son vegetales.

P1170231

P1170232

Sobre la portada hay incrustada una inquietante calavera en piedra, que fue traída del cementerio tras la restauración.

138. San Esteban de Aramil. Calavera sobre la portada oeste

La portada sur, más pequeña, tiene  la arquivolta interior lobulada y la exterior formada por cabezas picudas, que se suponen de origen normando. La unión de ese tipo de lóbulos denominados rollos zamoranos y las cabezas picudas se da en diferentes iglesias asturianas. El guardapolvo está decorado floralmente.

137. San Esteban de Aramil. Portada sur

Portada sur 2

El ábside se levanta sobre un zócalo y presenta cornisa con decoración geométrica, que sostienen canecillos, muchos de ellos figurados, entre los cuales hay metopas con decoración floral.

135. San Esteban de Aramil

Tiene una ventana en el centro decorada con dientes de sierra similares a los de la portada oeste y columnas con capiteles vegetales.

P1170239

A la altura de la ventana recorre el ábside un friso ajedrezado.

Algunos de los canecillos muestran rollos y otras representaciones decorativas y geométricas.

P1170243

P1170242

Pero muchos otros son figurativos.

P1170241

La pareja abrazada es frecuente en iglesias de la zona.

P1170250

También el hombre con tonel.

P1170241a

Resulta curioso este rostro de larga barba.

P1170252

O este monje agachado.

P1170237a

También hay canecillos zoomórficos.

P1170251

El aparejo de la iglesia es de mampostería excepto en las cantoneras y alrededor de puertas y ventana donde es de buenos sillares.

P1170234

Se considera de principios del XIII y fue restaurada a finales de los años cincuenta del siglo pasado.

Entre que es conocida con el nombre de “Los Caballeros”,  la calavera (ahí ven a Bafomet), el hombre verde, las flores de lis y los supuestos símbolos solares de las metopas esta iglesia es una delicia para los amigos del esoterismo templario.

SAN PEDRO DE VILLANUEVA. CANGAS DE ONÍS

San Pedro de Villanueva. 

 Este monasterio está situado en el municipio de Cangas de Onís.

112. San Pedro de Villanueva

La iglesia consta como fundada en tiempos de Alfonso I (siglo VIII), pero nada queda de esa época. Según la leyenda se levantó sobre lo que había sido el palacio de Fávila, hijo de Pelayo y segundo rey de Asturias que murió despedazado por un oso. Alfonso I, cuñado y sucesor de Fávila, levantó la iglesia como homenaje a Fávila y para que sirviera también de panteón real.

113. San Pedro de Villanueva

El monasterio originario del siglo XII perduró hasta la desamortización. época en que el monasterio fue abandonado y su iglesia se convirtió en la parroquial del lugar.

A finales del siglo XX fueron transformados los restos del monasterio en Parador de Turismo.

La iglesia era de tres naves y tres ábsides, pero en el siglo XVIII las tres naves fueron sustituidas por una nave única barroca. El siglo anterior ya había sido sustituido también el claustro primitivo por el actual integrado ahora por completo en el Parador de Turismo. Por consiguiente sólo quedan de época románica la cabecera con los tres ábsides y la portada.

La portada, al sur, está integrada en una torre de fines del XVII. Es de arco de medio punto formado por cuatro arquivoltas esculpidas resguardadas por un guardapolvo.

117. San Pedro de Villanueva. Portada

El friso y los capiteles que sostienen las arquivoltas es lo más interesante y conocido de este lugar. En el lado izquierdo (oeste) se suceden una serie de escenas que  la tradición ha identificado con la historia de Fávila.

En la primera escena empezando por la izquierda  Fávila va de cacería con un halcón y besa a su esposa Froiluba al despedirse.

P1170152

Luego, en un capitel que ha perdido su columna, se repite el beso con un palacio al fondo y en la otra cara se representa la lucha con el oso.

P1170153

En el siguiente Froiluba aparece al lado del palacio mientras un caballero (¿Fávila?) se va.

Portada.Lado izquierdo 3b

A continuación unos ángeles luchan para salvar el ánima de Fávila amenazada por el demonio en forma de dragón.

P1170155

En el último capitel aparecen aves.

P1170156

En los del lado derecho la decoración es vegetal.

P1170157

En los tres ábsides es también notable la escultura.

116. San Pedro de Villanueva. Ábsides

El central está decorado con dos columnas con capiteles y tiene una ventana con capiteles esculpidos.

Ábside central. ventana

Los otros dos ábsides sólo se iluminan con pequeñas aspilleras.

El ábside central tiene los canecillos bajo un friso ajedrezado separados por metopas con decoración floral y geomátrica y alguna figura humana.

Ábside central 2

Ábside central 3

Ábside central 4

Los capiteles también están primorosamente tallados.

Ábside central 7

En los canecillos predominan los seres humanos habiendo también geométricos y zoomórficos. Algunos parecen romper el decoro del lugar y presentan lo explícito y la imaginable.

P1170215

P1170216

Ábside central 8

Ábside central 9

En los ábsides laterales la escultura se limita a los canecillos.

Ábside norte 1

En ellos se suceden máscaras, monstruos y motivos de difícil interpretación.

Ábside norte. Canecillo en ángulo con la nave

Ábside sur 2

Ábside sur 3

Y en otros se repiten los motivos exhibicionistas.

P1170214

Ábside norte. Canecillo 2b

P1170220

El interior la iglesia, como ya he dicho, sólo conserva románico los ábsides y aún éstos decorados con pinturas barrocas.

122. San Pedro de Villanueva. Interior. Cabecera

El ábside central es mucho más amplio.

124. San Pedro de Villanueva. Interior. Ábside central

Los tres se cubren con bóvedas de cuarto de esfera, se abren mediante arcos de medio punto y los capiteles de sus columnas están esculpidos.

Ábside sur

Ábside sur

126. San Pedro de Villanueva. Interior. Ábside norte

Ábside norte

En los capiteles de los ábsides hay escenas de caza y de lucha con monstruos.

Capiteles interior 6

Capiteles interior 1c

Capiteles interior 2a

Capiteles interior 7

Personajes grotescos comiendo frutos

Capiteles interior 4

Otros no se sabe si devorando o vomitando tijas vegetales

Capiteles interior 5

O tal vez serpientes.

Capiteles interior 8

Y aves dándose la espalda.Capiteles interior 9

Fuera ya de la iglesia propiamente dicha se conservan los tres arcos románicos a través de los que se accedía al panteón real o capilla de San Miguel.

127. San Pedro de Villanueva. Capilla de San Miguel

La pila bautismal de esta iglesia se halla en el Museo Arqueológico Nacional.

SANTA MARÍA DEL JUNCO. RIBADESELLA

Santa María del Junco.

Es una iglesia muy cercana a Ribadesella a la que se llega por estrechitas carreteras.

53. Santa María del Junco

Es un ejemplo del románico tardío (principios del XIII), de nave única y ábside semicircular.

55. Santa María del Junco

La portada es de arco de medio punto: las dovelas se sostienen sobre una moldura en bocel y se protegen por un guardapolvo. Las dovelas y las jambas están decoradas con una doble fila de semicírculos.

56. Santa María del Junco. Portada

Sobre la portada aparece un escudo del siglo XVI de la familia Junco.

56. Santa María del Junco. Blasón sobre la portada

En el centro del ábside se abre una ventana alargada con un arco similar al de la portada. Entre la moldura en bocel y el guardapolvo hay una sola fila de semicírculos. Los capiteles están esculpidos mostrando aves.

Ventana ábside

Otra decoración escultórica está también en el ábside, en los canecillos que sostienen el alero. La mayoría están esculpidos.

P1170053

P1170062

Algunos muestran decoraciones geometrizantes.

P1170048

P1170054

P1170055

En otros animales.

P1170050

P1170057

E incluso un ser humano.

P1170060

En la última restauración se revocaron los muros y sólo se ven los sillares en los ángulos y alrededor de la portada.

54. Santa María del Junco

Es Bien de Interés Cultural desde 1967.

Las vistas sobre Ribadesella y la ría desde este lugar son espectaculares.

58. Ribadesella desde Santa María del Junco

SAN ANTOLÍN DE BEDÓN. LLANES

San Antolín de Bedón. Parroquia de Naves. Municipio de Llanes

Junto a la playa que toma el nombre del monasterio.

La carretera pasa muy cerca. Hoy sólo es frecuentada por quienes van a la playa o por algún paseante. La circulación va  por la autovía.

La iglesia se levanta entre prados y algunos edificios derruidos, que debieron pertenecer al monasterio desaparecido.

048. San Antolín de Bedón

La leyenda habla de la fundación del monasterio en el siglo X, pero parece que las noticias más fiables retrasan su nacimiento hasta el XII. A caballo de los siglos XII y XIII nació la iglesia.

En el siglo XVI el monasterio estaba en clara decadencia y la iglesia acabó transformándose en la parroquial del entorno. Tras la desamortización estuvo a punto de ser derribada, pero intervenciones oficiales -algunas veces son positivas- consiguieron salvarla.

En los años cincuenta fue restaurada como tantas otras iglesias asturianas por Luís Menéndez Pidal. La portada occidental fue prácticamente reconstruida por completo y sus canecillos son obra del escultor Agustín Menéndez colaborador habitual de Menéndez Pidal.

Recientes restauraciones le han dado un nuevo aspecto, destacando el revocado de los muros, que se ha hecho con color claro cubriendo toda la mampostería y dejando sólo al descubierto las partes realizadas con sillares.

045. San Antolín de Bedón

Es una iglesia de tres naves y tres ábsides con escasa decoración, con transepto elevado.

El ábside central tiene tres ventanas y una cada uno de los laterales.

046. San Antolín de Bedón

En cada muro lateral se abren también tres ventanas. En el muro norte la más occidental oculta por una construcción añadida.

P1170035

En el transepto hay otra estrecha ventana a cada lado.

Muestra dos portadas, la ya citada en el muro oeste y otra en el muro sur. Ambas forman parte de cuerpos salientes, protegidos por un tejadillo.

Ésta con su decoración original es lo más destacado de la iglesia. Es muy abocinada y está formada por seis arquivoltas, que han perdido las columnas -si es que algún día las tuvieron-, y un guardapolvo. La quinta arquivolta, contando desde el interior, es la más decorada con semicírculos enlazados.

Portada sur

Bajo el alero del tejado hay esculpidos diez canecillos, en los que se ven: un ave picoteando algo, músicos, decoración de entrelazos, fieras y escenas de caza.

Canecillos portada sur 1

Canecillos portada sur 2

Canecillos portada sur 3

Canecillos portada sur 4

Canecillos portada sur 5

Canecillos portada sur 6

Al estar cerrada no me fue posible el acceso al interior.

Hay un estudio en profundidad de este monasterio, de María Pilar García Cuertos, “El monasterio de San Antolín de Bedón, Llanes”, disponible en internet. El enlace:

dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/134101.pdf

A %d blogueros les gusta esto: