Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Entradas etiquetadas como ‘Románico’

FLORENCIA. SANTOS APÓSTOLES

La iglesia de los Santos Apóstoles, situada en una tranquila plazoleta del centro de Florencia, es uno de los principales monumentos románicos de la ciudad.

1067. Santos Apóstoles

Está situada en la plaza del Limbo, llamada así porque en este lugar estaba el cementerio de los niños que morían sin haber sido bautizados.

Fue construida en el siglo XI, aunque una placa sobre una de las puertas laterales nos quiera convencer de que fue fundada por el mismo Carlomagno y su paladín Roldán.

P1020588a

La fachada de ladrillo también es del siglo XI, pero la portada en mármol blanco y gris es de 1512, obra de Benedetto da Rovezzano

Poratda

El interior es de tres naves separadas por columnas de mármol verde de Prato. El techo de madera es del siglo XIV y el pavimento fue restaurado en el XVI y ahora alberga muchas tumbas de ciudadanos ilustres.

1069. Santos Apóstoles

1075. Santos Apóstoles

Los capiteles son diferentes y algunos de ellos se supone proceden de las antiguas termas romanas situadas en las cercanías.

P1020595

Sólo tiene un ábside semicircular.

1072. Santos Apóstoles

Las naves laterales acaban planas.

Nave de la epístola

Nave sur

Nave del evangelio

Nave norte

El ábside es visible exteriormente desde un callejón lateral.

1078. Santos Apóstoles

Al igual que el campanario, construido por Baccio d’Agnolo en el siglo XVI.

1079. Santos Apóstoles

Como cualquier iglesia florentina contiene importantes obras de arte, sobre todo de época renacentista, como el tabérnaculo de cerámica vidriada, obra de Giovanni della Robbia, que preside la capilla de la cabecera de la nave norte.

1074. Santos Apóstoles. altar de Andrea della Robbia

O Esta pintura de la Ascensión, de Vasari, situada en una capilla de la nave sur.

1070. Santos Apóstoles. Inmaculada Concepción. Vasari

 

LA PUEBLA DE FANTOVA (GRAUS). NECRÓPOLIS MEDIEVAL

Ribagorza es una fuente continua de sorpresas. Aquí tenemos una cista funeraria o tumba de lajas.

Necrópolis 1

Las cistas son un modo de enterramiento, muy usual desde la más remota antigüedad y que se ha relacionado mucho con el fenómeno del megalitismo.

En España, más tarde, este modo de enterramiento fue usual tanto en época tardoromana como medieval. Las tumbas de lajas son muy difíciles de fechar y más sin una exploración arqueológica.

Ésta pertenece a una necrópolis, que yo me atrevería a considerar como medieval sin más precisiones, en la que son visibles a simple vista entre la vegetación otras cinco tumbas similares. Probablemente hayan bastantes más.

Todas ellas son muy parecidas y están orientadas este-oeste. Algunas muestran señales de haber sido abiertas pues hay esparcidas por el suelo lajas de las que las cubrían y no se ven restos óseos.

Necrópolis 2

Dado que el lugar en que se hallan tuvo que estar relacionado con la ciudad romana de Labitolosa por razones de proximidad confirmadas por la toponimia, podrían corresponder al período tardorromano anterior a la invasión musulmana. Pero como la documentación medieval señala la importancia de la civitas de Fantova y esta necrópolis se halla en el territorio bajo su influencia podríamos pensar en fechas más avanzadas pues estos enterramientos volvieron a ser comunes entre los siglos IX y y XII.

Necrópolis 9

Curiosamente no hay ninguna construcción religiosa en la proximidad. Esto pasa en otros lugares. Se puede especular con que si la cristianización en las zonas rurales en la alta Edad Media era muy superficial o simplemente se prefería enterrar en lugares cercanos a caminos o fuentes, donde siempre sería fácil rendir culto a los difuntos. Un antiguo camino medieval pasa muy cerca.

No aporto más datos para evitar expoliadores, que piensan encontrar tesoros por todas partes y no hacen más que destruir el patrimonio. Más vale aguardar a que algún día alguien se interese por estos restos y se inicie una adecuada investigación académica.

SAINT-SATURNIN. NOTRE-DAME

En la localidad auvernesa de Saint-Saturnin la iglesia de Notre-Dame se sitúa en el punto más elevado y es visible desde todo el pueblo.

335. Saint Saturnin

Se accede a ella a través de calles de auténtico sabor medieval. Algunas con nombres tan significativos como este callejón del Infierno.

338. Saint Saturnin

La iglesia tiene aspecto de fortaleza vista desde el oeste.

373. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Desde el noroeste

El deambulatorio que rodea el ábside muestra la particularidad entre los santuarios mayores de Auvernia de no tener capillas radiales. La decoración juega con los distintos colores de la piedra formando una faja de rosas estrelladas bajo la cornisa del ábside.

El campanario es el único que puede ser considerado original de todo el grupo y ha servido de modelo para la reconstrucción de otros como el de Saint-Nectaire.

345. Saint Saturnin. Ntra. Sra.

Entre los canecillos predominan los habituales de rollos.

Modillons a copeaux

La portada, a poniente, es muy austera, dovelada con una sola arcuación.

349. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Portada

El interior es proporcionado y armonioso, presentando alguna particularidad como los agujeros que comunican con la cripta y permitían ver las luces que iluminaban las reliquias.

351. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Nave central

Las naves laterales se cubren con bóvedas de arista.

369. Saint Saturnin. Ntra. Sra. nave sur

En el coro, el altar procede del vecino castillo.

367. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Coro

En la iglesia hay una talla románica de la Virgen, de finales del XII, muy restaurada y modificada en el siglo XVIII.

353. Saint Saturnin. Virgen

355. Saint Saturnin. Virgen

Los capiteles muestran casi todos decoración vegatal, aunque hay alguno historiado como éste con grifos bebiendo, tema muy auvernés.

370. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Capitel. Grifos bebiendo en copa.JPG

O éste con rostros entre el follaje.

Capitel. Máscaras y motivos vegetales

La cripta reproduce la planta del coro y está sostenida por robustas columnas y capiteles sin decoración.

360. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Cripta

Una Piedad de finales del siglo XIV la preside.

364. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Cripta. Piedad. Fines del XV.

A título de curiosidad la iglesia recuerda el culto a San Verny, patrón de vendimiadores, enólogos y, por extensión, amantes del vino en general.

371. Saint Saturnin. Ntra. Sra. Saint Verny. Patrón de los vinateros

Tras el ábside se levantan los restos de la capilla de Santa Magdalena, muy anterior a Notre-Dame.

340. Saint Saturnin. Sainte Madeleine

ORCIVAL. NOTRE-DAME-DES-FERS

En un paisaje espectacular se esconde Orcival y su iglesia dedicada a la Virgen.

253. Orcival

Vale la pena dejar el coche en la carretera y descender hacia el pueblo y la iglesia a pie.

Para construir la iglesia donde está tuvieron que desviar el río y cortar la montaña, pero así, según la leyenda, lo quiso la Virgen, que pidió: “allí donde caiga el martillo lanzado por un albañil, allí se edificará mi iglesia”. En el siglo XII pasaban estas cosas.

254. Orcival

Una serie de volúmnes superpuestos formados por el coro y las capillas radiales, que engloban también la cripta, se elevan hasta el campanario acabado en dos cuerpos octogonales en los cuales se abren ventanas geminadas.

256. Orcival

La decoración es escasa y repetitiva. Los habituales canecillos de rollos sostienen todos los aleros.

P1130543

Se accede al interior por la portada abierta en el transepto sur. Junto a ella cuelgan del muro cadenas y grilletes, ofrendas de cautivos a la Virgen por su liberación (los “Fers” que dan nombre a la Virgen).

260. Orcival

La puerta, al igual que la otra, situada en el mismo muro hacia los pies, conserva los herrajes de época románica.

293. Orcival. Puerta al sur

En el interior llama la atención la desnudez de la arquitectura como en el resto de iglesias del mismo grupo.

289. Orcival. Nave central

La mirada se dirige hacia el coro inundado de luz.

267. Orcival. Coro

292. Orcival. Coro

Sobre el crucero se eleva una cúpula sobre trompas.

291. Orcival. Cúpula sobre trompas

En el deambulatorio las capillas radiales forman un conjunto absolutamente armónico.

288. Orcival. Capilla radial

Hay capiteles esculpidos. De tipo vegetal.

Capitel vegetal

Con temas mitológicos. Centauros.

Capitel. Centauros

De luchas.

Capitel. Demonio luchando con soldados

O con los motivos auverneses. Grifos bebiendo en una copa.

Capitel. Grfos bebiendo en la copa

O portadores de corderos.

Capitel. Portador de cordero 2

De todos modos el mayor atractivo de la iglesia es la talla de la Virgen, situada tras el altar mayor. Excepto en cara y manos está recubierta de plata y plata dorada.

Se saca la Virgen en procesión el jueves de la Ascensión (no se celebra el 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen, para no coincidir con los festejos de Le-Puy-en-Velay). Al acontecimiento acuden miles de pergrinos.

282. Orcival. Virgen

La cripta reproduce la planta de la iglesia superior. Goza de una claridad no habitual.

275. Orcival. Cripta.JPG

El altar es una obra en plomo dorado del escultor Kaeppelin, fallecido hace pocos años.

269. Orcival. Cripta

ENNEZAT. SAN VÍCTOR Y SANTA CORONA

La antigua colegiata de San Víctor y Santa Corona recibe a veces el nombre de la catedral del “marais”, debido a su tamaño y a su situación en una antigua zona pantanosa. Fue fundada en el siglo XI por Guillermo VI de Aquitania, conde de Auvernia

204. Ennezat. San Víctor y Santa Corona

La iglesia llama la atención por estar compuesta por dos mitades completamente diferentes, una románica, del siglo XII, y una gótica, del XIII. No sólo diferentes en su estructura arquitectónica sino también por la piedra utilizada en cada parte.

La zona románica, al oeste, está realizada con arcosa (una arenisca de color claro), y la zona gótica, al este, con lava (andesita o piedra de Volvic).

En la fachada oeste se halla la portada principal de arco de medio punto, decorada con mosaicos. En toda la fachada se juega con tonalidades distintas de la arcosa, aunque la mayor parte se deba a la restauración decimonónica.

205. Ennezat. San Víctor y Santa Corona. Fachada oeste

La nave central, pese a sus no excesivas dimensiones, da una gran sensación de monumentalidad. Su bóveda es de cañón.

209. Ennezat. San Víctor y Santa Corona. Nave principal

Las estrechas naves laterales se cubren con bóvedas de arista.

212. Ennezat. San Víctor y Santa Corona. Nave sur

Nave lateral sur

Sobre el crucero se alza una cúpula sobre trompas.

224. Ennezat. San Víctor y Santa Corona. Cúpula sobre trompas

La cual sirve de base al campanario, medio tapado por la cabecera gótica.

207. Ennezat. San Víctor y Santa Corona

Triforio y tribunas coronan la nave central románica.

223. Ennezat. San Víctor y Santa Corona

221. Ennezat. San Víctor y Santa Corona. Nave central hacia los pies desde el presbiterio

El programa decorativo de la parte románica destaca por sus capiteles. El más conocido es el del avaro o usurero, tema constante en el románico auvernés. Con la bolsa al cuello y una olla llena de monedas a sus pies (símbolos de su pecado) es sostenido por dos demonios.

215. Ennezat. San Víctor y Santa Corona. Capitel del avaro

Hay otros capiteles historiados como éste con hombres recogiendo frutos.

Capitel. Personajes y frutos

O éste con sirenas.

Capitel. Sirenas

También hay varios con decoración vegetal.

Capitel de la nave 3

Los muros del coro gótico son mucho más oscuros debido a la lava. El coro tiene  deambulatorio con cinco capillas radiales.

222. Ennezat. San Víctor y Santa Corona. Presbiterio

En el primer tramo de la nave lateral sur un fresco de 1405 representa el Juicio Final.

227. Ennezat. San Víctor y Santa Corona. Fresco del Juicio Final. 1405

Otro fresco (éste de 1420) representa el encuentro entre tres vivos y tres muertos.

226. Ennezat. San Víctor y Santa Corona. Fresco con el reencuentro de vivos y muertos. Siglo XV

En el exterior de la cabecera gótica resalta aún más el color negro de la lava.

228. Ennezat. San Víctor y Santa Corona

 

 

 

BIOZAT. SAN SINFORIANO

Biozat es una pequeña población de Auvernia situada en el curso de la antigua vía romana que iba de Vichy a Clermont.

Tiene una iglesia románica del siglo XII construida sobre una mota artificial.

203. Biozat. San Sinforiano

Su construcción data de 1140.

Es de tres naves encabezadas por tres ábsides semicirculares con un transepto que apenas sobresale de los muros laterales.

183. Biozat. San Sinforiano

Sobre el crucero se alza un campanario octogonal.

184. Biozat. San Sinforiano

La portada de arco de medio punto abre en el muro oeste.

185. Biozat. San Sinforiano

186. Biozat. San Sinforiano

En el interior destaca el blanqueado de los muros, que combina con algunas columnas y capiteles pintados al estilo decimonónico de San Austrimonio de Issoire.

188. Biozat. San Sinforiano. Interior

En el acceso al coro se levanta la tribuna.

199. Biozat. San Sinforiano. Tribuna

Las naves laterales, al igual que la principal se cubren con bóvedas de cañón.

189. Biozat. San Sinforiano. nave sur

Nave lateral sur

190. Biozat. San Sinforiano. Nave norte

Nave lateral norte

En el coro hay varios capiteles esculpidos con temas de los más usuales en Auvernia.

El mono ensogado, símbolo del dominio sobre el mal y la naturaleza salvaje.

Capitel con el mono ensogado 2

Los portadores de corderos.

196. Biozat. San Sinforiano. Capitel con portadores de corderos

Los dos grifos bebiendo de la misma copa.

Capitel con grifos bebiendo en la copa

Y los hombres montando machos cabríos.

Capitel con hombres montando machos cabríos

En el siglo XIX bajo el revoco de los muros aparecieron pinturas murales del siglo XV como las que adornan el ábside central.

192. Biozat. San Sinforiano. Presbiterio

Donde ocupa la bóveda un Pantocrátor con un Tetramorfos muy particular.

198. Biozat. San Sinforiano. Pinturas de la cabecera

A ambos lados de la iglesia desfiguran la estructura original sendas capillas funerarias pertenecientes a familias notables de la localidad.

201. Biozat. San Sinforiano. Desde el norte

En el jardín que rodea la iglesia un miliario dedicado al emperador Adriano recuerda la antigua vía romana.

181. Biozat. Miliario romano dedicado al emperador Adriano

 

CLERMONT-FERRAND. NOTRE-DAME-DU-PORT

Es una de las cinco grandes iglesias románicas de Auvernia. Debe su nombre a su situación en el barrio del Port (antiguo mercado). Fue fundada, según la tradición pòr San Avit en el siglo VI. Incendiada por los normandos, fue reconstruida en los siglos XI y XII.

Está construida en arcosa (un tipo de roca arenisca) rosada. Hace unos años se limpió todo el aparejo, se renovaron las cubiertas y se pintó el interior con el color claro que tenía en el siglo XIX.

La fachada oeste es sobria. Sobre ella se levanta un campanario cuadrado que se construyó en el siglo XIX para sustituir el original hundido por un terremoto en el XV. La puerta abierta en ella queda escondida por un pórtico del siglo XVI con añadidos modernos.

No es posible rodear la iglesia por el norte debido a diversas construcciones que tiene a ese lado. Por el lado sur sí se obtiene una buena visión. Cinco grandes arcos sostenidos por pilastras corresponden a los cinco tramos de las naves. Por encima, los vanos que dan luz al triforio.

En este lado se abre la portada románica, datada a finales del XII. Muy mutilada durante la Revolución, aún conserva buena parte de su decoración. Cierra la portada un dintel triangular bajo el tímpano. Está rodeada por esculturas, probablemente descontextualizadas, algunas de las cuales han recuperado algo de la policromía dieciochesca. Arriba a la izquierda La Anunciación, a la derecha la Natividad. Debajo a la izquierda Isaías, a la derecha San Juan Bautista.

En el tímpano aparece el Pantocrátor entre dos serafines. A sus pies  el león de San Marcos y el toro de San Lucas; los otros dos evangelistas debieron ser destruidos. Y en el dintel, de izquierda a derecha, la Adoración de los Magos, la Presentación en el Templo y el Bautismo de Jesús.

En el transepto sur destaca un capitel con el sacrificio de Isaac.

La cabecera es un ejemplo típico del románico auvernés. El cierre semicircular del coro se eleva por encima de las capillas radiales. Muestra bellos mosaicos, realizados con piedras de colores, formando flores y estrellas bajo el alero sostenido por canecillos de rollos.

Tres vanos de medio punto se abren en cada capilla radial. Cierran con decoración de billetes. Sobre ellos hay también mosaicos.

También están esculpidos los capiteles que culminan las columnas entre las ventanas.

Los ábsides del transepto añaden armonía y proporcionalidad a la cabecera, siendo su decoración parecida a la de las capillas radiales.

Los edificios cercanos impiden una completa visión de conjunto de la cabecera. Hace unos años se habilitó un mirador, pero actualmente está cerrado.

El campanario que se levanta sobre la cúpula es una reconstrucción del siglo XIX.

Se accede al interior, bien desde el portal oeste o bien desde una puerta gótica abierta en la fachada sur.

La planta de la iglesia es de tres naves con transepto encabezada por un coro semicircular con deambulatorio. La armonía de conjunto resalta tan pronto se entra. La proporción aúrea está detrás de toda la obra.

La nave principal se cubre con bóveda de cañón

Las naves laterales con bóvedas de aristas.

Cierra el crucero una cúpula sobre trompas.

Tribunas altas como en muchas iglesias auvernesas rodean la nave principal.

El coro es sobreelevado y al deambulatorio se abren cuatro capillas radiales.

A las capillas se las ha dotado de una policromía muy subida respecto a las tonalidades del resto de la iglesia.

Los capiteles, en las naves y en el coro, son esculpidos. Abundan los historiados. Destacan los del coro y deambulatorio. Entre ellos uno con un tema muy repetido en la zona: el castigo del avaro.

Alguno más original. Un donante laico ofrece un capitel a la iglesia.

Otros con temas conocidos pero presentados de forma novedosa. El ángel apareciéndose a José en el sueño.

O el castigo de Dios a Adán, que no quiere asumir la culpa solo y arrastra a Eva.

Muy auversiano es también el tema del ladrón de ocas.

En la nave hay otros capiteles de interés. Éste con dos evangelistas (en ningún otro se ven los dos que faltan).

También de temática muy de la zona, el mono ensogado

O las tentaciones en el desierto.

Incluso los capiteles con decoración vegetal denotan buenos escultores.

Bajo el coro se halla la cripta que reproduce la planta de la cabecera.

En ella se distingue el brocal de un pozo del siglo XVI, pero el pozo es anterior a la fundación de la iglesia.

Sobre el altar de la cripta hay una Virgen Negra del siglo XVIII, que sustituyó un icono bizantino del siglo XIII. La devoción a esta Virgen subsiste aún hoy en día. El domingo siguiente al 15 de mayo acuden multitudes a venerarla.

A %d blogueros les gusta esto: