Relatos de viajes, excursiones, románico y más.

Entradas etiquetadas como ‘Sopeira’

SOPEIRA. IGLESIA PARROQUIAL DE SANTORENS

San Orencio o Sant Orenç

Es la iglesia parroquial de Santorens. Coordenadas UTM: 31 T 0311912 y 4691405.

Iglesia de una nave con capillas laterales orientada al este y encabezada por un ábside semicircular románico.

IP 2

El ábside fue restaurado hace unos años y en él se abre una ventana cuadrangular no original muy rústica.

Ábside

Ábside

La puerta de acceso está al oeste.

También al oeste se levanta el campanario-torre, que muestra ventanas de medio punto en cada cara, todas ellas con campana.

IP 1

El aparejo primitivo es de sillares apenas desbastados, dispuestos en hiladas.

Citado Santorens en el siglo X, es natural suponer a su iglesia antiguos orígenes, pero el aparejo del ábside induce a fecharlo en el siglo XII. el resto de la iglesia sería fruto de diversas remodelaciones, mayoritáriamente del siglo XVIII.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 168-169.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 481.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 80-82.

SOPEIRA. SAN PEDRO DE ISCLES

San Pedro de Iscles

Al norte de Santorens por un camino bien señalizado que parte a la derecha de la pista a las Bordas en dirección al collado de Santa Bárbara. Recorrido poco más de un kilómetro desde la pista hay que desviar a la derecha en dirección sudeste hacia la ermita que ya se ve arriba. Coordenadas UTM 31 T: 0312456 y 4692599.

San Pedro de Iscles 1

San Pedro de Iscles 7

Iglesia de una nave con bóveda de cañón algo apuntada, encabezada por un ábside poligonal orientado al este.

Ábside

Ábside

El ábside casi no es visible al interior pues un tabique al que está adosado el altar lo cierra.

Interior

Interior

La portada se abre al sur. Es dovelada con dintel interior.

Portada

Portada

Tiene una ventana con el arco vaciado en el sillar que hace de dintel en el muro sur y otra similar en el muro oeste, ambas con derrame al interior.

Ventana muro oeste

Ventana muro oeste

Ventana muro sur

Ventana muro sur

El aparejo es de sillares bien escodados, de diferentes medidas, mayores los de los ángulos del ábside. La cubierta es de tejas.

San Pedro de Iscles 9b

Ha sido restaurada por un grupo de franceses los últimos años. Han limpiado el entorno, han puesto una puerta, han rehecho la cubierta, han situado una pequeña espadaña a poniente, han encalado todo el interior y han colocado una talla moderna representando a San Pedro sobre el altar. Al parecer tienen también la intención de acabar de embaldosar el suelo.

San Pedro de Iscles. Imagen

Talla sobre el altar

Del antiguo pueblo, desaparecido hace siglos, no quedan restos identificables. La iglesia está documentada desde 1123. Esto podría servir para fechar la obra en el siglo XII, época a la que podría corresponder el aparejo de los muros laterales y la bóveda, pero el ábside poligonal es indudablemente mucho más tardío. Y no sólo el ábside, porque los sillares más grandes de los ángulos del ábside son similares a los de los ángulos del muro oeste, lo cual haría este muro –o por lo menos su reforma- de la época del ábside, posiblemente de los siglos XIV o XV.

Muro norte

Muro norte

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 168-170.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 483.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 86-87.

SOPEIRA. SAN PEDRO DE PALLEROL

San Pedro o San Ramón de Pallerol

Un desvío a la izquierda de la carretera a Betesa baja a atravesar el barranco de Aulet y luego asciende hasta Pallerol en dos kilómetros. Las coordenadas UTM de la iglesia son: 31 T 0311032 y 4689988.

Iglesia parroquial aceptablemente conservada.

SPedro05

Pequeña nave cubierta con bóveda de cañón, muy alterada por el revocado que cubre todos los muros interiores y el sobrealzamiento de toda la iglesia. Ábside semicircular cubierto con bóveda de cuarto de esfera, también sobreelevado, con ventana central tapiada interiormente y una aspillera al sur.

SPedro07

La puerta original estaba al sur, Actualmente está tapiada y en su lugar hay en el interior una amplia hornacina en la que se abre una ventana.

La puerta actual está al norte en un cuerpo añadido a la nave cubierto con bóveda de cañón.

SPedro03

La sensación que da la iglesia interiormente es de un cierto agobio, pues a la izquierda de la entrada ya se inicia el presbiterio, dos peldaños elevado, y a la derecha queda inmediatamente el coro, accesible por una escalera adosada al muro sur. El coro resulta muy curioso en una iglesia tan pequeña.

Coro

Coro

Bajo el coro hay un depósito con tapa para aceites.

Depósito para aceites

Depósito para aceites

El pavimento es en parte de losas y en parte de baldosas cerámicas.

Todo el interior está enyesado y el ábside decorado con sencillas pinturas de tipo geométrico.

Una estrecha repisa recorre el interior del ábside.

Presbiterio

Presbiterio

A poniente se levanta el campanario de espadaña de un ojo, de moderna construcción, con campana. Debajo tiene una ventana aspillerada de tosca con derrame interior, que da al coro.

El aparejo es de sillarejo, sobre una gruesa capa de mortero, formando hiladas muy irregulares. La cubierta original de losas ha estado sustituida casi por completo por tejas.

SPedro01

El cementerio, en estado de abandono, rodea la fachada sur.

Es difícil situar el origen en el tiempo de esta iglesia como ocurre con todas aquellas que pueden considerarse dentro del románico popular. Tanto podría ser del siglo XI como del XII, con modificaciones como los sobrealzamientos y la actual cubierta o el pórtico de acceso, la puerta y el coro, todo ello del siglo XVI en adelante. El campanario es aún más reciente, pero debió sustituir a otro que se hundió, situado en el mismo lugar.

Pallerol aparece citado en 989.

Algunas obras denominan a esta iglesia San Pedro, pero la gente del país la conoce como San Ramón Nonato y es la imagen de este santo la que está en el altar, acompañada de un Sagrado Corazón, una Piedad y una pequeña Virgen con el Niño. Por ningún sitio se ve a San Pedro, que sin embargo debió ser el nombre original pues la advocación a San Ramón no puede ser anterior al siglo XVII.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 158-160.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 482-483.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 204-206.

SOPEIRA. SAN PEDRO DELS MOLINS

San Pedro dels Molins o del Carlá

Yendo a Pallerol, a ochocientos metros del cruce que desvía de la carretera a Betesa, hay que dejar el coche y descender campo a traviesa unos doscientos metros hasta unos edificios en ruinas. La iglesia se halla al este del conjunto, en el punto más bajo. Las coordenadas UTM son 31 T  0311612 y 4690338.

Iglesia en ruinas. Sólo quedan los muros laterales, muy cubiertos por la vegetación.

San Pedro del Carlá.Interior hacia cabecera

Interior hacia la cabecera

Es de una nave con cabecera plana y bóveda desaparecida. Por el arranque, visible en ambos muros laterales, es de suponer que era de cañón.

Interior hacia los pies

Interior hacia los pies

La portada se sitúa en el muro sur y de ella han desaparecido las jambas y dovelas que debían formarla, siendo ahora un simple agujero en el muro.

Restos de la puerta

Restos de la puerta

De la cabecera prácticamente no queda casi nada. Tampoco se aprecian restos del ábside semicircular, que seguramente tuvo.

Cabecera

Cabecera

En el muro sur queda una ventana aspillera con derrame interior.

Ventana en muro sur

Ventana en muro sur

En el muro oeste, en el lado sur, se ve un arco de acceso a lo que pudo ser alguna pequeña dependencia de época incierta.

Muro oeste. Interior

Muro oeste. Interior

En el muro norte hay una hornacina y lo que parece un arcosolio, cerca de los pies.

Hornacina en muro norte

Hornacina en muro norte

Arcosolio

Arcosolio

El aparejo es de sillares más o menos bien escuadrados y sin pulimentar. En algunas zonas son de peor calidad fruto de diversas reformas.

San Pedro del Carlá desde el noroeste

San Pedro del Carlá desde el noroeste

Puede situarse su construcción en pleno siglo XII, cuando debió sustituir a otro edificio anterior. Más tarde sufrió diversas reformas.

Su primera consagración tuvo lugar en 974 y la segunda, después de una destrucción, en 987, de la que se conserva el acta de consagración.

Perteneció a Alaón hasta la desamortización.

Los vecinos de la zona identifican estos edificios y los diversos molinos que hay junto al río con las propiedades del Carlá, castellano del lugar, residente en Pallerol.

 

Bibliografía:

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 317-318.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 207.

SOPEIRA. NUESTRA SEÑORA DE ROCAMORA

Nuestra Señora de Rocamora

Pasado el Km 114 de la carretera del Valle de Arán, antes del primer túnel parte a la derecha, en descenso, una pista que pronto se hace sendero y que en cien metros  conduce a la ermita. Las coordenadas UTM son 31 T 0314325 y 4690912.

NªSraRocamora1

Iglesia de una nave con bóveda de cañón notoriamente apuntada, sobre un arco fajón apuntado que arranca de ménsulas empotradas en los muros laterales.

Interior

Interior

El ábside semicircular se cubre con bóveda de cuarto de esfera y no muestra decoración alguna, excepto la cornisa biselada de tosca bajo el alero. Va precedido de un arco triunfal apuntado. Tiene en el centro una ventana aspillera con derrame al interior. En el hastial que hay sobre su articulación con la nave se abre un óculo.

Cabecera

Al sur está la portada, dovelada al exterior y adintelada interiormente. Un peldaño de mármol negro, muy abundante en la zona, hace de umbral.

Portada

Portada

A ambos lados de la nave hay adosados sendos bancos de piedra. En el muro del evangelio hay una gran hornacina vaciada en el muro.

Una aspillera recta se abre en el muro sur, junto al presbiterio.

Muro sur

Muro sur

A poniente hay una puerta que daba entrada al coro, hundido y actualmente desaparecido, al que se accedía por unas escaleras adosadas al muro norte, que era de construcción reciente y se utilizó como depósito para la dinamita usada en obras de los alrededores. La puerta está ahora tapiada y se abre en ella un óculo, formado con dovelas de tosca, que permite ver el interior.

El aparejo es de sillares, bastante regular, colocados en hiladas, mejores en la zona del ábside, ligados con grueso mortero de cal. En los muros norte y oeste hay alguna gran piedra sin desbastar. Los muros laterales terminan, como el ábside, con una cornisa biselada de tosca, más sencilla. El tejado es de losas modernas, que sustituyeron durante la restauración las losas antiguas recubiertas con tejas.

Fachada oeste

Fachada oeste

La iglesia aprovecha la misma roca en el muro norte. Para compensar el desnivel se levantó un muro que deja una pequeña terraza frente a la portada en el muro sur.

NªSraRocamora3

Las bóvedas indican una datación tardía, ya del siglo XIII.

La ermita fue restaurada en 1997, y entronizada la nueva imagen de la Virgen, situada sobre una columna a la izquierda del presbiterio, que sustituye a la imagen  destruida en 1936. También se limpió y arregló algo el entorno, y se colocó frente a la puerta un altar para celebrar misa en el exterior.

Desde el sur de la iglesia un antiguo camino desciende en dirección al río. A ambos lados de este camino quedan restos de construcciones de época indeterminada, que indican que debió ser algún lugar de poblamiento, lo que quedaría confirmado por la existencia de otro camino antiguo al otro lado de la peña sobre la que se asienta el lado norte de la iglesia.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 157-158.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 484-485.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo I, Prames, Zaragoza, 2003, p. 156-159.

SOPEIRA. SANTA JUSTA DE AULET

Santa Justa o San Clemente de Aulet

Pasados los túneles de Escales, poco antes de llegar a Aulet una corta pista a la derecha conduce a las ruinas de los edificios construidos para albergar a los trabajadores de la presa. La ermita está situada sobre el embalse, en el punto más alto. Las coordenadas UTM son 31 T 0313861 y 4689818.StaJusta2

Pequeña iglesia cubierta con bóveda de cañón y encabezada por un ábside semicircular cubierto con bóveda de cuarto de esfera.

Prácticamente sólo queda de la obra original el ábside y un corto tramo de la nave. El resto de la nave es un añadido posterior muy burdo.

En el ábside se ha vaciado parte del muro a cada lado posiblemente para ampliar el espacio para el culto. En el fondo muestra un nicho cuadrangular.

Interior del ábside

Interior del ábside

En la parte añadida se abre la puerta adintelada a poniente. Otra puerta, actualmente tabicada, de arco de medio punto se abría también en este tramo en la cara norte.

Cabecera y muro norte

Cabecera y muro norte

Quedan restos de muro en el lado sur más hacia poniente lo que hace suponer que la nave era mucho más larga. Fue acortada casi hasta el ábside y luego se levantó el tramo occidental actual.

El aparejo es de mampostería muy irregular ligado con barro y muestra restos del revocado que lo cubría. La cubierta es de tejas.

StaJustadesdeSE

Este edificio aparece como románico en muchas obras. Su orientación, la estructura interior del ábside y el encaje con la nave pueden sugerirlo, pero la rusticidad del aparejo hace pensar en una obra de época incierta construida según el modelo tradicional. La parte añadida a poniente es indudablemente mucho más reciente. El hecho de que Aulet ya aparezca citado en el siglo IX induce a dar antigüedad a este edificio.

Unos metros al noroeste de la iglesia, en la época de las obras hidroeléctricas, se levantó un campanario en forma de imán.

StaJustacampanario

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 154-155.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 482.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo I, Prames, Zaragoza, 2003, p. 160-161.

SOPEIRA. SAN SERNI DE AULET

San Serni de Aulet

Sobre el cruce de la carretera al Valle de Arán y el desvío que va a Betesa y Santorens. Es accesible en cinco minutos por una senda medio perdida que sale de la carretera al Valle de Arán unos metros más allá del cruce indicado o también por una senda similar, que antes de llegar se transforma en camino, en el mismo tiempo. Desde la carretera a Betesa es visible entre la vegetación. Las coordenadas UTM son 31 T 0313022 y 4690276.

Iglesia de una nave encabezada por un extraño ábside semicircular.

Este ábside es ultrapasado y era introducido por un largo arco presbiterial, que se hundió juntamente con la bóveda del ábside, que era mayoritariamente de tosca.

Ábside. Interior

Resulta curioso que por el exterior sea plano por el centro y por el sur, dando la sensación de poligonal. Por el contrario la parte norte y el interior –de manera extraña en el muro sur- siguen la curvatura que les es propia. Creo que en época muy temprana el ábside y su bóveda se abrieron, desviándose la parte sur hacia el eje central de la iglesia. Al reconstruirse la bóveda se debieron reunir los fragmentos de muro que quedaban, reforzándose con mortero exteriormente, dando la actual sensación de lados de un polígono.

Ábside. Exterior

La parte occidental de la nave conserva su encaballada de madera sosteniendo las tejas revestida interiormente con yeso, aguantando milagrosamente la viga del eje central.

Interior hacia los pies

Los muros laterales de la nave muestran varias capas de revocado bajo el enyesado actual. Recorren los muros laterales sendos bancos de piedra adosados, casi cubiertos por los escombros.

Interior de la nave

Puerta a poniente de arco rebajado, que estaba protegida por una cubierta de madera, de la que sólo quedan hincadas en el muro las dos vigas que la sostenían. Por el interior el arco de la puerta es apuntado y cae perpendicularmente al sur y en curva por el norte.

La puerta de madera sostiene fragmentos de cemento y algún sillar que amenazan desplomarse cuando se abra. La entrada al interior es mucho más fácil por el lado norte del ábside, cuyos restos quedan a nivel del suelo exterior, ya que la iglesia se construyó con un importante desnivel estando al norte el terreno más elevado.

En el muro sur hay una ventana aspillerada, con forma cuadrada y derrame en el interior.

Todos los muros muestran restos de revocado, sobre todo los muros sur y oeste

El aparejo es de sillares escodados pero sin pulir. La cubierta es de tejas sobre el envigado.

Citada en 926 y varias veces más a lo largo del siglo X, quienes la han estudiado suelen remontar su origen a esa época. La existencia del amplio arco presbiterial acercaría la fecha. Creo que ambas hipótesis son compatibles: la iglesia dataría del siglo X, pero el primitivo hundimiento del ábside que he mencionado conduciría a una reconstrucción ya del siglo XI. El resto de la nave no creo que sea original, más bien fruto de alguna reforma de época indeterminada en la que se habrían aprovechado los sillares de la primera iglesia.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 155-157.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 481-482.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo I, Prames, Zaragoza, 2003, p. 162-163.

A %d blogueros les gusta esto: